Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Poniatowska, primera mexicana en presentar libro en una red social

| + |
Elena Poniatowska vuelve a hacer historia, ahora con la difusión de su libro más reciente, desde la red social Periscope, en vivo. En la imagen, la colaboradora de La Jornada, desde un teléfono móvil. Foto: Alfredo Domínguez

Elena Poniatowska vuelve a hacer historia, ahora con la difusión de su libro más reciente, desde la red social Periscope, en vivo. En la imagen, la colaboradora de La Jornada, desde un teléfono móvil. Foto: Alfredo Domínguez

Hace muchos años, cuando impartía clases en una universidad estadunidense, la periodista Elena Poniatowska aprendió a usar la computadora, que ahora utiliza para transcribir todo lo que escribió en miles de libretitas.

También recurre a esa herramienta para manejar sus cuentas de Twitter y Facebook, donde tiene miles de seguidores y el martes por la noche hizo historia de nuevo: es la primera escritora mexicana en presentar un libro en una red social: Periscope, de reciente creación, que transmite video en vivo.

La premio Cervantes de Literatura y colaboradora de La Jornada leyó el primer capítulo de su nueva novela Dos veces única ante un grupo de libreros que acudió a la presentación de las novedades editoriales de Grupo Planeta para el segundo semestre del año.

Dos veces única es parte de esas novedades y se publicará en septiembre por el sello Seix Barral, perteneciente a ese consorcio editorial.

Conocer y amar a México

Es un libro que nos emociona, dijo la directora de Planeta, Nubia Macías, antes de dar la palabra a Elena Poniatowska.

Estoy muy contenta, muy agradecida con ustedes y azorada de estar aquí, porque cuando me dijeron libreros pensé que eran puros viejitos, porque así me tocaba a mí en las librerías; gente muy linda, muy cálida pero que parecían como mi papá. Ustedes todos parecen mis hijos o mis nietos, así que es una sorpresa muy agradable, dijo la narradora y periodista, quien explicó el origen de la nueva novela.

“Como saben, vine a México en un barco, El Marqués de Comillas, a los 10 años. Nací en 1932, ahorita tengo 83 años, y vine muy asombrada de descubrir un país en el que vi en un mapa que había muchas zonas por documentar, muchos lugares pintados de amarillo, desconocidos; en Francia como en Japón había hasta pasitos en los rieles, porque no hay espacio, casi no hay tierra. Aquí lo que sobra es tierra y una de las cosas que quizá inconscientemente me propuse fue conocer más a México, amar más a México y documentar a México.

“Entonces –prosiguió la escritoraeste libro es parte de eso. Entrevisté a una fiera (Lupe Marín), parecía una pantera, tenía ojos verdes de sulfato de cobre; era una mujer tapatía, muy mexicana, muy extraordinaria, que se la tragó totalmente Frida Kahlo, quien fue la segunda mujer de Diego Rivera (a quien Lupe) le dio dos hijas. Pensé que sería bueno darla a conocer porque tuvo su chiste, ustedes lo descubrirán en la novela.”

Y comenzó a leerGuadalupe viene hacia él. Sus labios de gajos rojos se caen de tan llenos, sus manos sobre su vientre se abren y Diego la abarca entera. Alta como él, voraz como él, mientras en la zona de chat quienes se unieron a la transmisión comenzaron a enviar mensajes: Saludos Elena desde Irlanda¿Cómo se llama el libro?¡Grande Elenita!Felicidades, “Hasta ahora me gusta Dos veces única”,Excelente ElenaSuena delicioso, ya lo quiero, y otros pedían que ya no se escribiera nada en el chat, porque los mensajes los distraían de la lectura.

Elena Poniatowska terminó de leer el capítulo prometido y poco después se cortó la transmisión en Periscope.

Fue un gusto enorme hacer así la presentación, dijo ya este miércoles en entrevista con La Jornada, y recordó que desde hace varios años entró en las redes sociales Twitter y Facebook, cuentas que ella maneja y donde se ha dado una relación muy bonita, en general, muy cariñosa con los usuariosAlgunos, claro, me mientan la madre, pero en general la mayoría es de mucho cariño.

Respeto a las computadoras

Poniatowska utiliza la computadora desde hace varios años. “Aprendí incluso a usar una computadora con mucho miedo, en Estados Unidos, cuando fui a dar clase a la Universidad de California en Davis. Me enseñó un señor de pelo blanco, muy amable, pero me dijo que yo era una de las personas más incapaces que él había conocido para aprender, porque yo trataba la computadora como si fuera una hostia, un cáliz; no la quería ni mover. Me aterré porque la trataba con enorme respeto.

A fuerza tenía que usar la computadora porque las calificaciones de los estudiantes entran a una central y yo no podía calificar como en los años de María Canica, que pones la calificación con lápiz rojo al lado, corriges, aconsejas y dices ‘muy bien’, ‘usted es buenísimo’, ‘haga la lucha, va a ver que sí lo logra’. En la computadora nada más tenías que poner un número. Tengo muchísimo respeto a las computadoras, también a mi gato Monsiváis, que está aquí al lado.”

Y acerca de Dos veces única explicó que comenzó a escribirla después de su libro Leonora, “para no deprimirme. No me deprimí y en la investigación me ayudó Sonia Peña, especialista en José Revueltas.”

Ahora prepara un nuevo libro para Ediciones Era, con entrevistas que ya se han publicadopero que necesitan revisarse para que sean útiles. Mezclo entrevistas del pasado, para que no sean puros muertos, con entrevistas con gente joven y personajes actuales.

–¿Elena Poniatowska escribe en computadora, a mano o con máquina de escribir?

–Escribo en miles de libretas que tengo aquí. Escribo a mano, después escribo ya en la computadora. Máquina de escribir, ya ni por equivocación.

(Tomado de La Jornada)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también