Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Ex Secretario de Comercio de EEUU a favor de la nueva política hacia Cuba

| 39 |
Carlos Gutierrez. Foto: Archivo

Carlos Gutierrez. Foto: Archivo

Los republicanos y la comunidad empresarial deben abrazar el nuevo enfoque del gobierno estadounidense hacia Cu­ba, señaló este martes un artículo publicado por el diario The New York Times.

Carlos M. Gutiérrez, exdirector ejecutivo de la empresa Kellogg y exsecretario de Comercio durante la administración del presidente George W. Bush, indicó en un artículo de opinión que los miembros de esa agrupación política deben dejar a un lado posiciones del pasado y unirse a los pasos que da la Casa Blanca hacia la mayor de las Antillas.

Ahora es el momento, opinó Gu­tiérrez, quien también es copresidente del grupo Albright Stone­bridge.

Han pasado seis meses desde que el presidente Barack Obama anunció el cambio de política y am­bos gobiernos confirmaron sus planes de abrir embajadas, y las negociaciones abarcan una variedad de temas, señaló, refiere PL.

Casi todas las semanas una nue­va delegación del Congreso aterriza en La Habana y nunca esperé que las negociaciones llegaran has­ta don­de están ahora, subrayó el ex­fun­cio­nario.

Al igual que muchos colegas republicanos y los cubanoamericanos, yo era crítico cuando Obama anunció en diciembre del 2014 que su gobierno comenzaría a normalizar las relaciones entre Estados Uni­dos y Cuba, precisó.

Sin embargo, Gutiérrez se mostró cautelosamente optimista de que las negociaciones puedan avanzar, algo que contrasta con planes de algunos congresistas republicanos de entorpecer el acercamiento, incluso cortando los fondos para que el De­partamento de Estado abra la em­bajada estadounidense en La Ha­bana.

Mi carrera de 30 años en la Com­pañía Kellogg me enseñó que, en su mejor momento, el negocio puede tener un impacto transformador y edificante en las comunidades y sociedades enteras, argumentó.

El articulista ponderó los pasos dados por algunas empresas, como las compañías de tarjetas de crédito estadounidenses autorizadas para manejar las transacciones en Cuba y algunos intercambios en el sector deportivo.

En relación con las críticas de algunos candidatos presidenciales, en­tre ellos los senadores cubanoamericanos Mar­­­co Rubio y Ted Cruz, sobre si Obama avanzó mucho en las negociaciones con La Habana, Gu­tiérrez precisó que los cambios hasta el momento son paulatinos y que este será un proceso largo y gradual.

Asimismo señaló que contrariamente a la creencia popular, las ac­ciones ejecutivas del presidente Obama no permiten el comercio libre y abierto con Cuba, ni se abren las puertas para que los estadounidenses visiten el archipiélago como turistas, una prohibición que solo se da con la Isla.

Según el ex secretario de Comer­cio estadounidense, la comunidad de negocios y sus colegas cubanoamericanos y los republicanos no deben ignorar las posibilidades que brinda la actual política.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • R.A.M. dijo:

    Si ahora, y porque no dijo nada cuando era secretario de comercio?, a veces creo que muchos hablan ahora según como sopla en viento.

    • robertomc dijo:

      ….si, siempre es un ex…

    • Tito23 dijo:

      De acuerdo con RAM. Habrás nacido en Cuba y puedes decir todo lo que quieras, pero cabrón bastante veces que nos apretaste la tuerca cuando fuiste Secretario de Bush, o es que tú ahora vas a venir con arrepentimientos. Por qué no lo hiciste cuando estabas en el Hit Parade, o es que también temías a que te quitaran el carro, el móvil y la secretaria. Hay cada noticias que asquean, esta es una.

  • Socialismo o Muerte dijo:

    Artículo publicado por el ex secretario de Comercio del gobierno de George W. Bush, el empresario cubanoamericano Carlos M. Gutiérrez, en la página de opiniones del diario The New York Times, el 23 de junio de 2015.

    Por Carlos M. Gutiérrez

    WASHINGTON – Nací en La Habana en noviembre de 1953, unos seis años antes de que Fidel Castro encabezara una revolución en Cuba. En julio de 1960, mi familia huyó a Estados Unidos en busca de libertad. Como muchos cubanos que dejaron atrás parientes cercanos, una empresa, sus propiedades y recuerdos. Perdimos todo.
    La decisión de mis padres a buscar exilio en Estados Unidos ha sido el acontecimiento más importante de mi vida. Gracias a su visión, y la seguridad y las oportunidades de este país, he alcanzado el éxito personal y profesional más allá de lo que podría haber imaginado a los siete años como refugiado en Miami. Me convertí en un ciudadano, abracé a mi vida como un nuevo americano y me convert’í en un amante de los Yankees de Nueva York.

    Al igual que muchos colegas republicanos y cubanoamericanos, yo critiqué al presidente Obama cuando en diciembre 2014 anunció que su gobierno comenzaría a normalizar las relaciones entre Estados Unidos y Cuba. Después de años de hostilidad e intentos fallidos de distensión, me pregunté: ¿Acaso el gobierno cubano realmente quiere mejores vínculos con Estados Unidos, o era esto simplemente otro movimiento de ajedrez en un juego agotado? Después de todo, Obama no es el primer presidente que intenta cambiar la relación con Cuba -la revolución de Castro ha sobrevivido a 10 administraciones norteamericanas.

    Hoy soy cautelosamente optimista por primera vez en 56 años. Veo un rayo de esperanza en el hecho de que, al permitir Cuba incluso una pequeña cantidad de la iniciativa empresarial y con muchas empresas estadounidenses deseosas de penetrar un nuevo mercado, podamos en realidad ayudar al pueblo cubano.

    Mi carrera de 30 años en la Compañía Kellogg me enseñó que, en su mejor momento, el negocio puede tener un impacto transformador y edificante en las comunidades y sociedades enteras. Gracias a esa creencia, siempre he estado orgulloso de decir que soy un republicano.

    Como secretario de Comercio en la administración de George W. Bush, fui la voz de las empresas estadounidenses en el extranjero y vi de primera mano que nuestro sector privado podría ser el mejor embajador de los valores estadounidenses, así como el poder de la libre empresa puede elevar los niveles de vida y la importancia ser libre para trabajar donde uno elige.

    Creo que ahora es el momento para los republicanos y un amplio sector de la comunidad empresarial estadounidense de dejar atrás las miradas al pasado y abrazar un nuevo enfoque sobre Cuba.

    Han pasado seis meses desde que se anunció el cambio de política de Obama. Ambos gobiernos han confirmado sus planes de abrir embajadas, y las negociaciones han abarcado una variedad de temas, incluyendo la extradición de fugitivos estadounidenses que huyeron a Cuba. Casi todas las semanas una nueva delegación del Congreso aterriza en La Habana. Desde una perspectiva de gobierno a gobierno, no ha habido tanta comunicación entre Estados Unidos y Cuba en 50 años. Nunca esperé negociaciones para llegar a este punto.

    En el lado empresarial, los estadounidenses han comenzado a viajar a Cuba bajo licencias ampliadas. Las compañías de tarjetas de crédito estadounidenses han sido autorizadas para manejar las transacciones en Cuba. Algunas de las empresas más innovadoras del mundo, como Airbnb y Netflix, han comenzado a ofrecer sus servicios en Cuba. El equipo de fútbol Cosmos de Nueva York ha jugado un partido de exhibición en la isla, y la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA) ha patrocinado un taller en La Habana.

    Algunos candidatos presidenciales, entre ellos los senadores cubanoamericanos Marco Rubio y Ted Cruz, han argumentado que Obama ha concedido demasiado. Lo cierto es que los cambios hasta el momento se han incrementado, y este será un proceso largo y gradual.

    Contrariamente a la creencia popular, las acciones ejecutivas del presidente Obama no permiten el comercio libre y abierto con Cuba, ni se abren las puertas para el turismo estadounidense a la isla; la Ley Helms-Burton de 1996 codificó el embargo que prohíbe a las compañías estadounidenses de realizar transacciones con Cuba, y los viajes siguen siendo restringidos. Más bien, las reformas han permitido que algunas empresas e individuos estadounidenses participen en limitadas actividades adicionales en Cuba.

    Tal vez lo más crítico entre estas actividades ha sido concederle a los estadounidenses el derecho de apoyar a una nueva generación de empresarios de origen cubano y cubanos administrar pequeñas empresas. Este movimiento es una respuesta lógica a un cambio permitido por el régimen de Castro en los últimos años. Estos propietarios de pequeñas empresas y sus empleados necesitarán herramientas, equipos, materiales de construcción, y formación en contabilidad, logística y otras áreas. Las nuevas reformas permiten a los ciudadanos y empresas estadounidenses hacer frente a esas necesidades, y tengo la esperanza de que el gobierno cubano les permitirá a sus ciudadanos sacar el máximo provecho de su asistencia.

    Los cubanos anhelan no solo para estas interacciones, sino también de un momento en el que puedan disfrutar de oportunidades para trazar su propio camino en la vida, sin tener que salir de su patria, como tuve que hacerlo yo hace 55 años.

    Hay quienes siempre añoran el pasado, ya sea de la era pre-Castro en Cuba o los días previos al acercamiento actual. Algunos de mis compatriotas cubanoamericanos insisten en que la persistencia en la política de exprimir económicamente a Cuba ayudará al pueblo cubano, porque va a conducir a la democracia. Me pregunto si los cubanos que tienen que hacer cola para las necesidades más básicas a la hora en que el sol calienta La Habana creen que este enfoque es útil para ellos.

    Estados Unidos debe, en cambio, mirar hacia el futuro y aprovechar esta oportunidad para ayudar a los cubanos en la construcción de una nueva economía. Hay mucho trabajo por hacer y el progreso será lento. Sin embargo, la comunidad de negocios y mis colegas cubanoamericanos y republicanos no deben ignorar las posibilidades por delante. El pueblo de Cuba necesita y merece nuestra ayuda.

    *Carlos M. Gutiérrez, ex director ejecutivo de Kellogg y ex secretario de Comercio (2005-2009). Actualmente es copresidente del Grupo Albright Stonebridge.

    • Ce moi dijo:

      Señor Gutierrez.
      Estoy muy de acuerdo con usted en su comentario con respecto a la nuueva política del Sr presidente de USA, Obama.
      Solo quiero hacerle dos observaciones:
      .- Siempre habrán, por los motivos que fuesen, tanto en EE.UU como en Cuba, detractores del acercamiento entre los dos paises por iniciativa de los presidentes de ámbas naciones, sin tener presente el beneficio muto que representan dichas relaciones.
      .- No importa el Partido político a que pertenezcan aquellos que si estan de acuerdo en que las relaciones Cuba- USA se desarrollen, Republicanos, Demócratas o Comunistas, en este aspecto, debo decir que, si todos trabajamos juntos, pertenezcamos al Partido que sea, solo habrá un solO resultado: EL BENEFICIO PARA LOS PUEBLOS.
      Muchas gracias

    • PLB dijo:

      Empieza Carlos Gutierrez “Nací en La Habana en noviembre de 1953, unos seis años antes de que Fidel Castro encabezara una revolución en Cuba. En julio de 1960, mi familia huyó a Estados Unidos en busca de libertad. Como muchos cubanos que dejaron atrás parientes cercanos, una empresa, sus propiedades y recuerdos. Perdimos todo”. y Termino yo: Nací en septiembre de 1950 en un monte en Las Villas, piso de tierra, techo de guano, sin luz ni agua, 9 años antes de que Fidel Castro encabezara una revolución en Cuba. En 1854 mi familia huyó para la capital en busca de la sobrevivencia, como muchos guajiros muertos de hambre y analfabetos explotados por gente como lustedes. Con la revolución ganamos todos, y lo fundamentar fue, es y seguirá siendo la dignidad. Gracias Fidel y demás heroes y martires. Apoyo las relaciones Cuba-Estados Unidos y agradezco a todo el haga algo por viabilizarla. Pero, sin menoscabo de nuestro mayor tesoro. LA DIGNIDAD PLENA DEL HOMBRE. Vivan los muertos de mi felicidad.

      • MIGUEL dijo:

        lo felicito PLB. por su respuesta correcta y patriótica, esos cubanologos piensan que con mejorar las relaciones entre EEUU y Cuba ellos van a tener las oportunidades divinas para hacer lo que quieran en cuba, están equivocado, nosotros estamos preparados para enfrentarlos y según el bloqueo no nos ha podido derrotar, menos lo harán cambiando su política, todos conocemos los beneficios que tendrá nuestro pueblo al quitar el bloqueo económico comercial de EEUU. y también el pueblo Norteamericano que ha estado bloqueado en este periodo de la misma forma. por tal motivo apoyo todas las acciones de nuestro gobierno al respecto.

      • Leandro dijo:

        PLB:
        Tengo un origen similar al suyo.
        Mis padres no tuvieron que emigrar en busca de libertad, como lo hicieron los padres del Sr. Gutiérrez, porque fue la Revolución la que les aseguró la libertad. Mis padres no perdieron propiedad alguna, porque solo tenían el bohío donde yo nací en tierras que no le pertenecían y que recibió solo después del triunfo de la Revolución.
        No obstante, pienso que el cambio en la política del gobierno de los EE.UU. hacia Cuba debemos verlo los cubanos como una oportunidad para aprovechar las posibilidades económicas, comerciales y financieras que nos podría facilitar, sin concesión alguna en el tema de nuestra independencia, autodeterminación y seguridad nacional para avanzar más en la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, garantizando la continuidad e irreversibilidad del Socialismo, el desarrollo económico del país y la elevación del nivel de vida de la población de conjunto con la formación y consolidación de valores éticos y políticos de nuestro ciudadanos.
        Quizás lo más importante sea que este cambio es síntoma de que los Estados Unidos, obligados por factores coyunturales, están cambiando y se debe aprovechar ese cambio en función de los intereses del pueblo cubano y de los pueblos de “Nuestra América”
        Ello no quiere decir que los EE.UU. estén renunciando a sus pretensiones imperiales; por el contrario, ante la evidente pérdida de hegemonía están reacomodando su política para su renovación y debemos aprovechar inteligentemente ese reacomodo, comprendiendo que no van a renunciar ni a su objetivo estratégico principal de dominar el mundo, ni al de derrocar a la Revolución cubana y subordinar a nuestro país a sus interés. Al propio tiempo, todo cambio tiene resistencia y en los EE.UU. aún hay poderosas fuerzas que pujan por entorpecer el cambio. Tampoco faltan en Cuba, a veces por razones totalmente opuestas, quienes se oponen al cambio.
        El propio hecho de restablecer relaciones diplomáticas entre ambos países significa que el gobierno de los EE.UU. está reconociendo la legitimidad del gobierno cubano, y a Cuba como un país independiente y soberano, pues de eso se trata cuando se restablecen relaciones diplomáticas: ambos gobiernos constituyen actores legítimos e iguales en términos del derecho internacional, para acordar de conjunto acciones concretas. Ello abre la posibilidad de un diálogo directo entre ambas partes sobre los más diversos temas.
        Por tanto, considero que es importante que el Sr. Gutiérrez se pronuncie por un mejoramiento de las relaciones con Cuba, aunque lo haga como tantos otros, después que es un Ex, nada menos que de uno de los gobiernos más hostiles contra nuestro país. Creo que el gran mérito de Obama es que no esperó a ser un Ex para decir, sino que aprovechó el cargo y el momento para actuar.
        Pero creo que sería bueno que el Sr. Gutiérrez, cuya familia huyó en busca de la libertad y otros que aquí emiten determinados comentarios leyeran a J.F. Kennedy cuando en 1960 dijo: “Creo que no hay país en el mundo, incluyendo las regiones africanas, incluyendo cualquiera y todos los países bajo dominación colonial, donde la colonización económica, la humillación y la explotación fuera peor que en Cuba, en parte debido a las políticas de mi país durante el régimen de Batista…En 1953 la familia cubana tenía un ingreso de seis pesos a la semana. Del 15 al 20 por ciento de la fuerza de trabajo estaba crónicamente desempleada. Solo un tercio de las casas de la Isla tenían agua corriente y en los últimos años que precedieron a la Revolución de Castro este abismal nivel de vida bajó aún más al crecer la población, que no participaba del crecimiento económico. Solo a 90 millas estaban los Estados Unidos -su buen vecino- la nación más rica de la Tierra, con sus radios, sus periódicos y películas divulgando la historia de la riqueza material de los Estados Unidos y sus excedentes agrícolas. Pero en vez de extenderle una mano amiga al desesperado pueblo de Cuba, casi toda nuestra ayuda fue en forma de asistencia en armamentos, asistencia que no contribuyó al crecimiento económico para el bienestar del pueblo cubano…De una manera que antagonizaba al pueblo de Cuba usamos la influencia con el Gobierno para beneficiar los intereses y aumentar las utilidades de las compañías privadas norteamericanas que dominaban la economía de la Isla. Al principio de 1959 las empresas norteamericanas poseían cerca del 40 por ciento de las tierras azucareras, casi todas las fincas de ganado, el 90 por ciento de las minas y concesiones minerales, el 80 por ciento de los servicios y prácticamente toda la industria del petróleo y suministraba dos tercios de las importaciones de Cuba…Quizás el más desastroso de nuestros errores fue la decisión de encumbrar y darle respaldo a una de las dictaduras más sangrientas y represivas de la larga historia de la represión latinoamericana. Fulgencio Batista asesinó a 20 000 cubanos en siete años, una proporción de la población de Cuba mayor que la de los norteamericanos que murieron en las dos grandes guerras mundiales (…) Voceros de la Administración elogiaban a Batista, lo exaltaban como un aliado confiable y un buen amigo, en momentos en que Batista asesinaba a miles de ciudadanos, destruía los últimos vestigios de libertad y robaba cientos de millones de dólares al pueblo cubano…Aumentamos una constante corriente de armas y municiones a Batista justificándola en nombre de la defensa hemisférica cuando en realidad su único uso era aplacar la oposición al Dictador”.
        Creo que no es necesario ser muy avezado, para comprender las intenciones del Sr. Gutierrez cundo dice: “Veo un rayo de esperanza en el hecho de que, al permitir Cuba incluso una pequeña cantidad de la iniciativa empresarial y con muchas empresas estadounidenses deseosas de penetrar un nuevo mercado, podamos en realidad ayudar al pueblo cubano.
        Mi carrera de 30 años en la Compañía Kellogg me enseñó que, en su mejor momento, el negocio puede tener un impacto transformador y edificante en las comunidades y sociedades enteras.
        Como secretario de Comercio en la administración de George W. Bush, fui la voz de las empresas estadounidenses en el extranjero y vi de primera mano que nuestro sector privado podría ser el mejor embajador de los valores estadounidenses…”
        Sin duda que tanto énfasis en el sector privado obedece a sus pretensiones de fortalecer la base material que favorezca la creación de estructuras sociales y manifestaciones ideológicas ajenas al socialismo, pues no ignoran que la actividad económica privada crea condiciones para el surgimiento de relaciones, valores e ideas diferentes a los de la actividad económica colectiva, pudiendo convertirse en una amenaza para el sistema social socialista.
        Pero los cubanos tampoco lo ignoramos, por lo que en cumplimiento de lo dispuesto en los Lineamientos se mantiene la propiedad social sobre los medios de producción fundamentales que resultan determinantes para el desarrollo del país constituyendo la empresa estatal socialista la piedra angular del sistema económico cubano; a la vez que se establece un riguroso control sobre las formas no estatales de gestión, a las cuales se les imponen límites en su capacidad de acumulación, impidiendo en estas la concentración de la propiedad (lineamiento 03) e implantando un sistema tributario que impone cargas tributarias diferenciadas para las personas que obtienen ingresos diferentes, protegiendo a aquellas de más bajos ingresos con el fin de evitar el enriquecimiento desmedido de unas personas sobre otras (Ley No. 113 del Sistema Tributario. Artículo 2).

  • Ivan HL dijo:

    Político realista, interpreta de forma pragmática el nuevo contexto en el escenario US-Cuba. En cuanto a los políticos de origen cubano en el congreso de ese país, la reacción en contra es totalmente lógica y expresa los temores de una desaparición de esa entidd. La sobrerrepresentación de ese sector en el congreso responde a una realidad en fase de desaparición, por lo que desaparecerían en el nuevo contexto que se gesta y entonces se termina el $$$ fácil, ¿OK?

  • cubano-cubano dijo:

    el imperio con otras tacticas se acerca con el objetivo de destruir a la revolucion.ahora sus canticos de sirena y su pretendida colonizacion cultural ideologica sigue mellandonos.ABAJO EL IMPERIALISMO

    • vamos dijo:

      Abajo el extremismo radical.

      • gilberto dijo:

        la vida demuestra que los dos extremos de la soga siempre se encuentran….
        la practica como criterio de verdad: fundamentalistas y extremistas de derecha o izquierda terminan en el mismo banquito

    • Objetivo dijo:

      ¿Alguien cree que los dirigentes van a crear mecanismos para ser cuestionados?
      Nuestro sistema judicial, contraloría y nuestro parlamento es juez y parte, por tanto, estamos obligados a confiar en los dirigentes que tenemos, aunque se equivoquen y perdamos millones por su equivocación.

      • arturo dijo:

        no solo perdamos millones, sino soportemos verlos como los más corruptos del mundo, por que son los nuestros…

  • eduardo dijo:

    Qué lástima que cuando ejercía el cargo no declaró lo mismo!!! Ahora es fácil.

    • gilberto dijo:

      Anja brother, but it is so “American”

  • Jose R. Oro dijo:

    En este artículo publicado en el New York Times se observa como CARLOS M. GUTIERREZ, ex- presidente de Kellogg, una gran empresa del sector de la alimentación y exsecretario de Comercio de los EE.UU, (actualmente co-presidente de Stonebridge Albright y una persona muy influyente en varias importantes empresas como United Technologies, Occidental Petroleum, la bancaria Citigroup, entre otros), opina positivamente acerca de las relaciones diplomáticas primero y después la normalización de relaciones entre Cuba y los EE.UU. Él es una voz muy importante dentro de los Republicanos, Gutiérrez fue Secretario de Comercio del presidente George Bush y uno de los proponentes de legislaciones contra el gobierno cubano. El que el promueva la normalización de las relaciones entre ambos países en el New York Times, crea la primera importante brecha acerca de la política hacia Cuba dentro de las filas republicanas. Este es el primer cubano- americano que siendo un Republicano de muy alto nivel (tanto político como empresarial) rompe una supuesta unidad contra la política del presidente Obama hacia Cuba. Para los políticos Republicanos era muy difícil ignorar una opinión que parecía ser unánime, de los congresistas y otros líderes cubano-americanos contra Cuba. La expresión pública en el periódico de mayor circulación de los EE.UU. , de una personalidad como Gutiérrez defienda el mejoramiento y ulterior normalización de las relaciones entre ambos países (dando marcha atrás valientemente a sus pasadas posiciones), demuestra al Partido Republicano que las opiniones de la extrema derecha no representan al electorado cubano-americano de ese partido. Sobre todo viniendo de una persona que fue miembro del gabinete del expresidente Bush, precisamente el hermano del candidato presidencial Republicano en la actualidad. La opiniones de Gutiérrez son de mucho peso y respetadas al más alto nivel político y empresarial del Partido Republicano, y estas son las cosas que darán al traste con las excusas y obstáculos de aquellos que se oponen a que ambas naciones vecinas vivan en Paz. Creo que es un importante paso para obtener que una parte significativa del Congreso Republicano vote a favor de la libertad para viajar a Cuba, del levantamiento del Embargo, de eliminar las restricciones para el tráfico marítimo y aéreo y muchas otras cosas de importancia.

    • Papo dijo:

      Que Gracia me da, sus expresiones altisonantes:
      …¨opiniones de Gutiérrez son de mucho peso y respetadas AL MAS ALTO NIVEL político y empresarial del Partido Republcano…¨…¨una persona que fue miembro del gabinete del expresidente Bush …¨

      De la noche a la mañana, este personaje cambia su discurso, de manera radical … no huele bien.
      Aquí diría Don Quijote:
      …¨Los perros NO ladran Sancho, es señal que NO cabalgamos¨.
      Y yo le diría: A OTRO PERRO CON ESE HUESO… mi amigo.

      • arturo dijo:

        Prueba a escribir algo mejor y más inteligente tú.
        Y de paso, que te lo publique el New York Times.
        “El aguila no caza moscas”.

      • Papo dijo:

        …sé de Truanes y Bandidos a los que les publican artículos en grandes periódicos… …también sé de moscas que se imaginan ser águilas. Yo soy un anónimo que hace “anónimos” comentarios…..Inocente pobre amigo. Un Beso.

  • vamos dijo:

    Por favor apúrense y vengan, para que estos falsos doctores no sigan experimentando con nosotros y nuestra economía, enséñenles que el estado no puede ser el único administrador de los recursos y cuáles son las consecuencias de esto,(aunque somos el ejemplo de lo que sucede), ellos no quieren verlo…..no les importa recaudar dinero en peso cubano…..esa es la principal consecuencia de que se está haciendo todo mal económicamente.

    • ATILA dijo:

      ¿Quien es el extremista radical? ¿Que quiere decir “apurense y vengan”? Me imagino que sea como turistas porque como conquistadores han fracasado.

      • Objetivo dijo:

        No eres buen entendedor

  • Viva Cuba dijo:

    Ahora cunado no eres nadie vienes a decir eso estamos cansado de sus palabras Imperialistas (Viva Fidel y Raul)

    • Jose R. Oro dijo:

      Me gusta su nombre Viva Cuba. Por eso con el mayor respeto le quiero comentar que su expresión ” Ahora cunado (pienso que usted quiso decir “cuando”) no eres nadie vienes a decir eso estamos cansado de sus palabras Imperialistas”, no es correcta, Carlos M. Gutiérrez es una persona muy, pero muy importante hoy. Le quería insinuar la idea que a las personas que “no son nadie”, como usted escribió, no les publican editoriales en el New York Times. El impacto de una persona como Gutiérrez apoye la política del presidente Obama hacia Cuba es muy grande, porque está rompiendo un círculo vicioso de mala información y odio hacia el pueblo cubano dentro del Partido Republicano que controla en congreso de los EE.UU. No me refiero a usted, pero le convido a que pensemos juntos si algunas expresiones de súper-revolucionarios y los de la ultra-derecha cubano-americana no tienen bastante en común. Como sabemos los extremos se tocan.
      Para mí lo más importante es que el pueblo cubano viva mejor, que Cuba se desarrolle aceleradamente, que hayan más viviendas, más comida (y más barata), mejor transporte, es decir que el cubano medio incremente su nivel de vida, y para ello hago todo lo que humildemente puedo por que se abran las embajadas, porque se levante el Embargo absurdo y anacrónico, porque convivan la Empresa Estatal Socialista con las formas no-estatales de producción y servicios; sin sacrificar un ápice en la Educación, en la Salud Publica, sin “terapias de choque”, y en encontrar todas las formas posible de dignificar a mis compatriotas.
      Creo que Gutiérrez le ha dado una tremenda bofetada a la ultra-derecha cubano-americana (sabiendo que ellos trataran de vengarse de él, por eso digo que es valiente). De nuevo, me gusta su nombre Viva Cuba y le convoco muy comedidamente a cerrar filas con otros cubanos que aunque no piensen como usted en otras cosas, también llevan su nombre (Viva Cuba) como credo y vocación.

      • elmano dijo:

        Espectacular y a la vez medida respuesta a los ladridos furiosos

    • Ce moi dijo:

      Que el señor Gutierrez……. NO ES NADIE?

      Todo indica que no leiste bien el artículo del mismo y no supiste interiorizar el contenido.
      Saludos

    • arturo dijo:

      Los múltiples rostros de la IGNORANCIA.

      • Papo dijo:

        …”habemus”.
        Podriamos decir: ” IGNORANTIAM “.
        … Oro malum…

        …Te lo dejo de tarea.

  • Preocupado dijo:

    Yo opino que se marcha muy lento y OJO, basta de decir que hay que hacerlo así para no sacrificar al pueblo cubano, precisamente somos los cubanos los que más hemos padecido en la resistencia, está bueno ya, que los que hablan de la necesidad de la lentitud tienen todos sus problemas resueltos y no digo más para ver si me publican. Gracias por la oportunidad.

  • @lin@ dijo:

    No queda otra que confiar en las autoridades nuestras y que los encargados de los asuntos no conviertan la sociedad cubana en una mas de las sociedades de consumo (de todo) lo cual avizoro venir con las nuevas relaciones que se pretenden establecer y que necesarias?; no creo que alguien se engañe del beneficio real que nos traerá a corto y peor a largo plazo?. Lo que pudiera interpretarse como correcto pudiera ser la solución para nuestros problemas nacionales, los cubanos debemos arreglárnoslas trabajando con disciplina día a día y entregándonos a nuestro país (entrega que si existe pongo en duda pues la mira esta irremediablemente puesta a pesar de los que nos oponemos al norte revuelto y brutal) sin esperar que nadie nos venga a resolver nuestros problemas, solo trabajando para nosotros, cosa que preferimos al parecer hacer fuera de nuestras fronteras que dentro de ellas; al menos eso es mi impresión que dicho sea de paso puedo estar equivocada!?.
    En política exterior dudo que dentro de los cambios que pudieran tenerse en cuenta y haciendo alusión al concepto de revolución del Comandante Fidel, estos deberá ser con cautela, de todas maneras las nuevas generaciones tendrán la ultima palabra; yo apenas me obligo a pensar y a no perder la esperanza de que efectivamente un mundo mejor es posible y siempre poniendo en dudas que tiene que ser contando con el Imperio. Dc al pueblo de Cuba!.
    Hace falta una carga para matar bribones para acabar la obra de las revoluciones, para vengar los muertos que padecen ultraje, dijo Ruben Martinez Villena. Siempre tengamos presente esta frase, y en algun sentido seguiremos siendo fieles a los que cayeron por una Cuba camino al Socialismo; y digo Socialismo pues aun sigue siendo la sociedad Comunista una meta muy alta por alcanzar, debemos concentrarnos en superar esta aun.

  • gilberto dijo:

    si ta’bien,
    que facil es tirarse con la guagua andando cuando se es “EX”
    pero cuando estaba “in house” no movio un pelo ni expreso una idea

  • Malo dijo:

    Carlos Gutierrez nacio en Cuba

  • Sahira dijo:

    No debemos ser desmemoriados… Carlos Gutierrez y Condolessa Rice dirigieron en 2006 la elaboración del nuevo Plan Bush, que incluía la ocupación norteamericana de Cuba, y hasta fue designado un procónsul… El documento contenía incluso un anexo secreto.. Ah, Carlos G. está también vinculado a los fondos buitres que intentan aplastar a Argentina.
    http://www.voltairenet.org/article143213.html, http://www.lajiribilla.cu/2006/n271_07/planbush/10.html

  • rolando dijo:

    A lo mejor lo que esta defendiendo el ex y de los POP CORN sera el “ABRAZO DE LA MUERTE”
    EL SEÑOR APOYA A OBAMA EN FINANCIAR Y DESARROLLAR LOS MAS PUROS DESEOS DE RIQUEZAS PARA VOLVERNOS AL CARRO DEL CAPITAL
    si alguien no entendio eso en las palabras y del señor Obama y del señor de la Hojuelas de Maiz
    nada nos convoca junto a la jauria congresional al ABRAZO DE LA MUERTE

  • franklin dijo:

    este señor sea con buenas intenciones o malas intenciones ,no somos adivinos para decifrar cuales son sus ideas respecto a cuba ,lo que si se que ha sido valiente para decirles a los mas reaccionarios de los republicanos que deberian cambiar su mentalidad con respecto a la isla,creo que el hace un llamado a mejorarle la vida al pueblo cubano que es el que mas lo necesita,claro no podemos estar dormidos ,siempre habra que estar en la viva,pero siempre pensemos que despues que se cayo el campo socialista ,el cubano mejoro muy poco,pensemos en esto.

  • Blas Oscar Miranda dijo:

    He leído todos los comentarios acerca del señor Gutiérrez, no tengo los conocimientos económicos ni políticos necesarios para aventurarme a dar determinada opinión, sugiero que todos debemos ver la mesa redonda que trata sobre el burocratismo en general y más en nuestra sociedad, quizás nos permita pensar más sobre nuestra propia realidad.
    Nuestros “verdaderos dirigentes” sabrán conducir estas negociaciones, por suerte para nosotros aún vive el líder histórico de la revolución: Fidel Castro y su hermano, El Presidente Raúl Castro. Pienso es bueno haya espacios como estos, donde se den criterios acertados o errados.

  • Blas Oscar Miranda dijo:

    No debemos olvidar jamás las palabras del “Che” (si mal no recuerdo:):— a los imperialistas no se les puede dar ni un tantico asi— Este señor Guierrez ….

  • Manuel dijo:

    Vamos a crerle sobre lo que dice, lo que hace falta que al final sea verdad lo que el plantea, hay que tener cuidado con la emociones, si queremosa triunfar tenemos que ser racional, pido exito para las relaciones de Cuva y Estados Unidos, como cubano y hombre humilde de este pueblo digno.

Se han publicado 39 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también