Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Hemingway, otro puente entre Cuba y Estados Unidos

| +

HemingwayEl Consejo Nacional de Patrimonio Cultural de Cuba y la Fundación Finca Vigía de Estados Unidos unirán esfuerzos otra vez para proteger el legado de Ernest Hemingway en la Isla, con la construcción de un espacio para restaurar y conservar las pertenencias del escritor en la Finca Vigía, donde residió.

En declaraciones a la Agencia Cubana de Noticias (ACN), la directora ejecutiva de la organización norteamericana, Mary Jo Adams, explicó que el inmueble servirá para la reconstrucción de piezas y su almacenamiento.

Creada en 2002 por Jenny, nieta de Max Perkins –editor y amigo de Hemingway-, su esposo Frank Phillips y el congresista James P. McGovern, la Fundación colaboró con el gobierno cubano en la restauración de la casa y los terrenos que rodean a la mítica vivienda del novelista en San Francisco de Paula.

El trabajo conjunto incluyó la preservación de miles de documentos, entre cartas, anotaciones, programas de mano, libros, revistas y otros, por lo cual es muy importante que una vez rescatados se conserven para la posteridad, agregó Adams.

Durante el XV Coloquio Internacional dedicado a la figura del autor de El Viejo y el Mar, que concluye hoy en La Habana, la directiva precisó que aunque la construcción la realizarán arquitectos e ingenieros cubanos, sus homólogos de EE.UU. ayudaron en la planificación.

En tanto, el proyecto Cartas de Hemingway, a cargo de un grupo de investigadores norteamericanos liderados por Sandra Spanier, publicará en octubre próximo su tercer volumen que recoge la correspondencia del Premio Nobel de Literatura desde 1926 a 1929.

Iniciada a principios de 2000, la compilación incluye seis mil misivas, entre ellas las halladas en la colección de tres mil documentos pertenecientes al patrimonio del museo ubicado en Finca Vigía, hogar cubano del autor de El Viejo y el Mar por 20 años, anunció Spanier.

Todo comenzó a partir de la idea de uno de los hijos de Hemingway -que quiso que las cartas de su padre fueran reunidas de una manera más académica-, comentó la también profesora de la Universidad del Estado de Pennsylvania, de visita en La Habana para asistir al XV Coloquio Internacional dedicado al novelista norteamericano.

Ha sido una tarea difícil, pero muy gratificante, porque nunca antes se había podido leer de manera cronológica esta correspondencia, significó Spanier, quien adelantó que serán en total unos 15 tomos.

Explicó que aunque no ha habido grandes sorpresas ni descubrimientos trascendentales, ha sido a través de pequeños detalles que se han esclarecido momentos en la vida de Hemingway, hasta ese momento difusos.

Por ejemplo, ha sido a través de este trabajo paciente de preservación e investigación que se conoce ahora el proceso de escritura de una obra tan famosa como Adiós a las Armas, porque él contaba a sus amigos cuántas páginas había avanzado o si tal parte le había costado trabajo, precisó.

Podemos ver a un Hemingway más relajado, con errores tipográficos, que inventa palabras, y establece una relación personal con su interlocutor y eso es lo valioso, insistió la especialista, quien habló en el Coloquio sobre la relación entre el autor y su tercera esposa, Martha Gellhorn.

(Tomado de agencias)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también