Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Marcha en España contra el ajuste: “Así no salimos de la crisis”

| + |
marcha en españa contra la crisis

Marcha hoy en Madrid. Foto: Twitter

Los principales sindicatos españoles, la Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, convocaron a miles de personas para reclamar empleos dignos y un cambio en las políticas de ajuste neoliberales.

Los sindicatos pusieron de relieve que los datos de crecimiento económico de España, que en el primer trimestre fue del 0,9 por ciento, no se están traduciendo en mejores empleos y reducción de desigualdad sino todo lo contrario, mientras el desempleo ronda el 24 por ciento.

La marcha central, que tuvo lugar en Madrid, transcurrió en un ambiente festivo entre cánticos de rechazo a la reforma laboral neoliberal que abarató el despido y las continuas políticas de ajuste del gobierno del derechista Partido Popular (PP) del presidente Mariano Rajoy.

No faltaron alusiones al último escándalo de corrupción que sacude al PP, el supuesto caso de blanqueo en el que está involucrado el ex vicepresidente económico del PP y ex director del FMI, Rodrigo Rato, quien fue escarchado en pancartas con el mensaje “Hay dinero para Rato”. También fueron protagonistas los trabajadores de Coca-Cola, que con sus chalecos rojos reclamaron su readmisión y la apertura de la planta de Fuenlabrada, después de que la Justicia española anulara sus despidos tras un proceso que duró dos años.

Los discursos de cierre de la manifestación estuvieron centrados en las críticas al Ejecutivo, pero también en reclamos concretos como “una renta mínima garantizada” para las personas que no tienen ingresos y llamados a votar a favor de un cambio profundo. “Es evidente que necesitamos cambios políticos, de actores, pero necesitamos cambios de políticas y no van a cambiar si la sociedad española no está movilizada reclamando la restauración de los derechos perdidos, la calidad de nuestro modelo social, la educación, salud, servicios sociales”, dijo Ignacio Fernández Toxo, líder de CC.OO.

“Es cierto que así no salimos de la crisis, diga lo que diga el presidente del gobierno, que afirma que España va a ser el campeón del mundo de crecimiento. La expectativa es que en 2018 vamos a tener una tasa de paro (desempleo) del 15 por ciento”, prosiguió Toxo. “¿Todo lo que puede ofrecer es una reducción estadística y además tan raquítica?”, se preguntó, al tiempo que subrayó que “de la crisis vamos a salir cuando la gente recuerde los estándares de empleo, se recupere la educación, la sanidad y los servicios sociales”.

“Llevamos siete años de efectos demoledores de las política desarrolladas en la Unión europea e impuestas en España, y que llevaron este país a la crisis más prolongada de la historia reciente. ¿Y tiene la desfachatez de decir que sus políticas están sacando de la crisis? , añadió el líder sindical.

En la misma línea, Cándido Méndez, líder de UGT, criticó el optimismo de Rajoy cuando habla de la recuperación económica de España. ¿De qué empleos habla el gobierno? Son “empleos volátiles, de escasa calidad, que no generan cotizaciones y con salarios insignificantes”, sostuvo. “Tenemos que exigir un cambio en profundidad. Este tiene que ser el año de cambio”, aseguró Méndez, quien reclamo el derecho a “un empleo digno que a la vez genere más derechos”.

Barcelona fue otro de los epicentros de la movilización del 1° de mayo. Allí, los sindicatos cifraron la participación en 60.000 personas, mientras la Guardia Urbana rebajó el número a 10.000. Con el lema “Precariedad es explotación. Trabajo y salarios dignos. Más protección social”, los manifestantes también marcharon con la mente puesta en las elecciones municipales del 24 de mayo reclamando el fin del ajuste y un cambio en las políticas neoliberales.

El líder de UGT en Cataluña, Josep María Álvareza, destacó que la marcha debía servir para “exigir un cambio político” y para que el nuevo gobierno que salga de las urnas “derogue la reforma laboral”. Al margen de los grandes sindicatos, también se movilizaron la Confederación General del Trabajo (CGT) y la CNT anarco-sindicalista, así como otras plataformas sociales.

Por su parte, el líder del partido izquiedista Podemos, Pablo Iglesias, participó de una concentración que tuvo lugar frente a la sede de Telefónica en apoyo a los técnicos subcontratados por esa empresa. “Telefónica es un ejemplo de este tipo de gestión empresarial que cercena los derechos de los trabajadores y, sin embargo, admite en sus Consejos de Administración a personas de dudosa reputación como Rodrigo Rato, Iñaki Urdangarín o Eduardo Zaplana”, remarcó.

Mientras los trabajadores y desempleados españoles tomaron la calles, Rajoy, aseguró que “hay mucha gente” que “todavía no tiene empleo”, pero “las cosas van mejor”. Lo hizo al otorgarle la Medalla de Oro al Mérito en el Trabajo al tenista Rafael Nadal, considerado uno de los mejores deportistas de la historia.

(Con información de Página 12, Argentina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también