Imprimir
Inicio » Noticias, Historia  »

Un “italianito” que muere en Girón (+ video)

| 9

Después de los bombardeos del día 15, un grupo de policías salió rumbo al Vedado para participar, en los funerales de los caídos. La mayoría asistió al sepelio de las víctimas en 23 y 12 el día 16, pero algunos tuvieron que retirarse a mediados del acto porque debían reincorporarse a su Batallón.

El discurso de Fidel lo escucharon por la radio, camino a la unidad:
“Lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es que estemos aquí, lo que no pueden perdonarnos los imperialistas es la dignidad, la entereza, el valor, la firmeza ideológica, el espíritu de sacrificio y el espíritu revolucionario del pueblo de Cuba… y que hayamos hecho una revolución socialista en las propias narices de los Estados Unidos… y que esa revolución socialista la defendemos con esos fusiles, y que esa revolución socialista la defendemos con el valor con que ayer nuestros artilleros antiaéreos acribillaron a balazos a los aviones agresores. Y esa revolución no la defendemos con mercenarios, la defendemos con los hombres y las mujeres del pueblo”.

El Batallón sale desde el Esperón hacia la Motorizada, actual Unidad Provincial de Patrulla. Carini, quien desde el día 15 estaba acuartelado en espera de la inminente invasión, sale a todo correr hacia la Motorizada.

Llega en el momento exacto en que uno de los camiones se dispone a salir. A pesar de su destacada trayectoria, no aparece entre los compañeros seleccionados para integrar el batallón de combate. La mayoría de los escogidos tienen la experiencia acumulada del Ejército Rebelde en la Sierra Maestra o fueron miembros del Batallón durante las acciones del Escambray.

Carini sube de un salto mientras los combatientes se acomodan para el largo viaje. El jefe del vehículo le ordena que baje. El joven soldado es irreverente, no acata la orden y como no hay tiempo para discusiones, lo dejan continuar.

Rafael Ángel Carini Millán. Foto: Archivo Juventud Rebelde

Rafael Ángel Carini Millán. Foto: Archivo Juventud Rebelde

Su nombre completo es Rafael Ángel Carini Millán, pero todos lo conocen como “El italianito” o “Garibaldi”. Había nacido el 14 de diciembre de 1940 y estudiado, primero en el colegio “San Agustín”, y después en el “Hermanos Maristas”, en la Víbora.

Luego de dos cursos tuvo que abandonar las aulas por las actividades clandestinas que realizaba como parte del Movimiento “26 de julio”, en contra de la dictadura batistiana.

El 20 de septiembre de 1957, aproximadamente a las nueve de la noche, 18 policías armados con ametralladoras irrumpen en su domicilio con la intención de detenerlo y registrar su casa. Al no encontrarlo, los esbirros destrozan todo lo que pueden, a la vez que amenazan e insultan a sus padres Rolando y Liliam, quienes se mantienen firmes y serenos a pesar del miedo que sienten por el peligro que corre su hijo.

Los policías no encuentran nada sospechoso, ni siquiera un revólver que Carini guardaba en una caja dentro del escaparate. Antes de retirarse y como un acto de impotencia y cobardía, torturan y asesinan al joven Ramón Valdivia, en la escalera que conduce al domicilio de Carini. Después de estos sucesos, un grupo de agentes del Buró Represivo de Actividades Comunistas (BRAC) mantiene una constante vigilancia sobre la casa de Carini, situación que lo obliga a permanecer en la clandestinidad por algún tiempo.

En las primeras horas del 1ro de enero de 1959 Carini formó parte del grupo de combatientes que tomó la Primera Estación de Policía en Zulueta y Dragones, en la Habana Vieja para, con las armas ocupadas, atacar las Oficinas del Buró de Investigaciones en la intercepción de las calles 23 y 30, en El Vedado.

Después del triunfo revolucionario se vinculó de inmediato al sector bancario y forma parte de las milicias obreras desde su fundación. También ingresó en la Cruz Roja Cubana como parte de la brigada No.18 de Guanabacoa. Un tiempo después trabajó en el DTI hasta abril de 1961.
Aseguran quienes lo vieron antes de partir para la Unidad de Patrulla que dijo en tono acalorado: “Me voy a pelear como lo están haciendo mis compañeros…”.

En la mañana del 19, una bala calibre 50 atraviesa la hebilla de su cinto y le destroza el estómago. A su lado, Perucho trata de socorrerlo pero la muerte se apura. “No te preocupes… Me… siento mal… Quítame esta cadena y llévasela a mi vieja… el reloj… al viejo”.

Carini, el guapo “italianito”, solo tenía 20 años.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • villaclareño dijo:

    Realmente interesante esta historia. Hoy precisamente tuve la oportunidad de visitar Playa Girón, mi primera vez, y al ver los trajes agujereados por las metrallas, el armamento que traían los invasores, la edad tan joven (20, 24 años) de muchos de los caídos, los zapaticos blancos agujereados de Nemesia, primeramente se siente uno conmovido y después sumamente orgulloso de ser cubano y del triunfo alcanzado por nuestras tropas.

  • Roberto Feria dijo:

    !Cuanta Historia por escribir! Estos ejemplos nos hacen hoy mucha falta y deben estudiarse en las escuelas para que no se vean los hechos como algo frío y del pasado

  • Casandra dijo:

    Qué pena, la de héroes desconocidos que tenemos de los que no se habla, sabía que una escuela primaria lleva su nombre pero nada más. GRacias por el artículo, debían hacer más.

  • Jose L. Cuza dijo:

    Es muy importante que se publiquen estas historias de los heroes de la patria para que nuestro pueblo los conozca, y sobre todo la juventud se identifique con aquellos que fueron capaces de dar sus vidas por las realidades de hoy.
    Ejemplos como los de Carini fueron los que le dieron fuerza a nuestros Cinco Heroes a resistir y vencer.
    ¡Gloria eterna a los heroes y martires de la Patria!

  • steinwald dijo:

    Honor y gloria, memoria, a quiénes cayeron defendiendo a su patria, su pueblo y su Revolución.

  • franco fuselli dijo:

    no sabia nada de este compatriota heroe cubano, es un orgullo grande para nosostr@s compas de la As.de Amistad Italia Cuba Lo recordaremos como ejemplo para todos

  • Consuelo dijo:

    La presencia italiana en Cuba no está solo en las obras de ingenieria o en las tantas gigantezcas obras esculturales en el Morro Cabagna de La Habana o en Santiago de Cuba ,o tambièn en el Capitolio . Està tambièn en la lucha por la libertad e independencia de nuestro pueblo. Està en nuestra historia.

  • Pedro dijo:

    Nací sólo 17 días antes que “el italianito”…Estudié, como él, en el Colegio ‘San Agustín’… No obstante, no le conocía… También nos une la circunstancia de que, como él, me incorporé desde el primer día a la Revolución Cubana…Ya cuando Playa Girón me encontraba estudiando en la entonces Unión Soviética, dentro del primer grupo de estudiantes cubanos enviados allá por el Ché. Si hubiera estado en Cuba, y hubiese sido necesario, también hubiese combatido yo en Playa Girón…!Gloria”eterna al “italianito””! \!Cuanto me hubiese gustado conocerlo!

  • cubana 100% dijo:

    debiamos dar a conocer cada uno de los heroes de giron y una pequeña biografia porque al paso de los años las personas olvidan los nombres de estos heroes y lo que hicieron en sus vidas la historia sino se divulga se olvida porque no todas las familias les cuentan a sus hijos y la nuestra no se debe olvidar

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Rodolfo Romero Reyes

Rodolfo Romero Reyes

Vea también