Imprimir
Inicio » Noticias, Medio Ambiente  »

Persiste en la Antártida contaminación industrial del siglo XIX

| 3 |
Foto: AP.

Foto: AP.

La contaminación generada por la industrialización durante el siglo XIX dejó huella en el hielo de la Antártida, a donde la polución llegó 22 años antes de que el explorador noruego Roald Amundsen descubriera el continente, en 1911.

Cien años después, persiste. Y el descubrimiento ha estado a cargo de un equipo internacional de científicos, que ha liderado el profesor investigador Joe McConnell, del Instituto de Investigación del Desierto de Nevada (DRI) de Estados Unidos y se ha publicado en la edición online de la revista Scientific Reports.

Concretamente han analizado 16 muestras de hielo recogidas por todo el continente antártico que han revelado datos que abarcan un periodo de 410 años, desde el año 1600 hasta el 2010, según ha informado el DRI en una nota.

Foto: AP.

Foto: AP.

Polución llegada de Australia

A juicio de McConnell, estos nuevos datos muestran el impacto de actividades industriales como la fundición, minería y la quema de combustibles fósiles, “incluso de los rincones más remotos del mundo” y se extendió por toda la Antártida en el siglo XIX.

“La idea de que Amundsen y Scott se desplazaran sobre nieve que claramente estaba contaminada por el plomo y la minería de Australia, y que la polución por plomo en ese momento fuera casi tan elevada como cualquier momento desde entonces, es sorprendente como poco”, ha sentenciado el profesor del DRI.

Antártida contaminación 1Análisis y resultados

El análisis del equipo científico se centró en las concentraciones atmosféricas de fondo y midió las cantidades de plomo y otros productos químicos con un sistema analítico de muestras de hielo propio del instituto de Nevada.

“El plomo es un metal pesado tóxico con fuerte potencial de dañar los ecosistemas”, ha comentado el coautor del estudio de la Universidad de Copenhague, Paul Vallelonga.

“Mientras que las concentraciones [de plomo] medidas en las muestras de hielo de la Antártida son muy bajas, los registros muestran que las concentraciones atmosféricas y los índices de deposición se incrementaron aproximadamente por seis en la década de 1880, coincidiendo con el inicio de la minería en Broken Hill, en el sur de Australia y de la fundición en la cercana Port Pirie”, ha explicado Vallelonga.

Una de las muestras obtenidas para analizar la polución llegada a la Antártida. Foto: Tomada de http://www.rtve.es

Una de las muestras obtenidas para analizar la polución llegada a la Antártida. Foto: Tomada de http://www.rtve.es

(Con información de RTVE)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • LUCY SD dijo:

    wow! parece que ni un pedacito de este mundo está libre de contaminación, nos estamos autodestruyendo poco a poco…..tendremos que ponernos a construir un Arca de nuevo?

    • LaPatriaEsElOtro dijo:

      sí y subir primero a los animales que son más civilizados que los humanos.

  • Carlos Gutiérrez dijo:

    Si, claro que persiste la huella, porque está congelada.
    Y no me extrañaría que allí persistiera también la huella del polvo del meteorito que cayó en Yucatán hace 65 millones de años.
    No entiendo el sentido de este artículo, porque no cabe en la cabeza que el objetivo sea satanizar la Revolución Industrial.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también