Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Kerry visitará Egipto por primera vez desde la toma del Ejército

| + |

JOHN KERRY

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, visitará Egipto un día antes de que el depuesto presidente islamista Mohamed Mursi se enfrente a la justicia, el próximo punto crítico en la batalla entre los Hermanos Musulmanes del ex mandatario y el Gobierno interino respaldado por el Ejército.

Varios cientos de islamistas se manifestaron en distintas ciudades el viernes, respondiendo a la llamada de la alianza pro Mursi para celebrar protestas diarias hasta que comience el juicio del depuesto presidente, previsto para el próximo lunes.

En Alejandría, siete personas resultaron heridas después de que los residentes se enfrentaran con seguidores de Mursi antes de que las fuerzas de seguridad intervinieran, dijo un alto funcionario de seguridad. Cuarenta y cinco islamistas que apoyan al ex mandatario fueron arrestados.

Los enfrentamientos surgieron también en el distrito Gisr al-Suez de El Cairo.

Los lazos entre Washington y El Cairo, un aliado estratégico, se han deteriorado desde que fuera derrocado Mursi, el primer presidente egipcio elegido democráticamente.

La agencia de noticias estatal dijo que la visita de Kerry a Egipto, la primera desde la caída de Mursi, sólo duraría unas horas.

Un levantamiento popular que derrocó al gobernante autoritario Hosni Mubarak, aliado de Estados Unidos durante años, en febrero de 2011, había elevado las esperanzas de que los militares no volverían a dominar Egipto.

Pero el hombre que destituyó a Mursi, el general Abdel Fatah al-Sisi, se ha convertido en una figura muy popular y muchos egipcios han dado la espalda a los Hermanos Musulmanes y a cualquiera que sea percibido como partidario suyo, incluido Estados Unidos.

Los periódicos estatales a menudo publican teorías conspirativas que sugieren que Washington apoyó a los Hermanos Musulmanes para asegurar el dominio de Estados Unidos en Egipto y el resto de Oriente Medio. Uno incluso dijo que el presidente Barack Obama es miembro de esa agrupación política.

En una muestra de la tensión, Estados Unidos dijo el 9 de octubre que retiraría el envío de tanques, aviones de combate, helicópteros y misiles, además de 260 millones de dólares en ayuda en efectivo a Egipto, a la espera del progreso en democracia y derechos humanos.

La remoción de Mursi ha supuesto un dilema para Obama sobre cómo tratar con un aliado estratégico de larga data.

Obama quiere mantener lazos con el país más poblado del mundo árabe, que tiene un acuerdo de paz con Israel y controla el Canal de Suez que une Europa y Asia por mar.

Pero no quiere ser visto como alguien que consintió la marcha de un líder electo, incluso aunque fuera considerado por Washington ineficaz durante su tumultuoso año en el cargo.

Los Hermanos Musulmanes y sus aliados han instado a la multitud a reunirse el lunes frente a un instituto policial cercano a la famosa prisión de Tora, en El Cairo, donde se espera que se celebre el juicio contra Mursi.

El ex mandatario afronta cargos relacionados con la muerte de una docena de personas en enfrentamientos frente al palacio presidencial, en diciembre pasado, después de que Mursi irritara a la oposición con un decreto que expandía sus poderes.

(Con información de Reuters)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también