Imprimir
Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Agresividad infantil crónica ¿mal hereditario?

En este artículo: ADN, Ciencia, Infancia, Niños, Violencia
| 6

VIolencia niños

La conducta agresiva crónica de algunos niños podría estar vinculada a cambios epigenéticos durante el embarazo o los primero años de la infancia.

Esta es la conclusión a la que han llegado dos estudios llevados a cabo por el científico Richard E. Tremblay, de la Universidad de Monreal, y Moshe Szyf, de la Universidad de McGill, que han sido publicados por la revista ‘Plos One’.

El equipo del profesor Tremblay analizó la sangre de 32 hombres de Quebec que padecían agresividad física crónica desde la niñez y que fueron observados por el profesor Tremblay durante casi 30 años.

Los científicos llegaron a la conclusión de que los niveles de cuatro biomarcadores de inflamación, llamados citocinas, eran más bajos en los hombres que entre los 6 y los 15 años mostraron niveles medios de conducta agresiva.

En el segundo estudio, el equipo de investigadores buscó en el mismo grupo de hombres con agresividad crónica diferencias en la metilación de ADN es decir  la ‘modificación epigenética’ vinculada a la impronta parental que participa en la regulación de la expresión génica. Los autores de estos estudios revelaron una relación entre la metilación del ADN en citocinas y la agresión física masculina.

Además, los científicos concluyen que los hombres con un pasado agresivo tienen una cosa más en común: las características de su madre. “En general son madres jóvenes con un bajo nivel de  educación y que a menudo sufren de problemas de salud mental o tienen problemas con drogas”, dijo Tremblay.

(Con información de Russia Today)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Adiel dijo:

    Demasiada azucar en la dieta causa este tipo de comportamientos, no busquen en más ningún lugar.

    • osvaldo dijo:

      creo que decir que el consumo exedido de azucar es comportarce de forma innorante porque supongo que lo dijo alguien con conocimientos del tema y como todos los especialistas en estos temas sabemos este comentario estubo fuera de lugar porque todos sabemos que el consumo exedido de azucar no influlle en eso hagan el favor de instruirce mas en este tema saludos

  • Chuncha dijo:

    Pobres de los policias…si los médicos se meten en esto se acabó la policia…y en Cuba la migración interna..

  • Marion dijo:

    Las condiciones de madres muy jóvenes, como señala este artículo, de estrés deben de provocar reacciones físicas en el embarazo. Creo que una mala alimentación ha de influir. Pero sobre todo, las persones emocionales a las que se enfrentan los padres y por tanto los hijos, que son receptores del mundo que viven. Actualmente los niños somatizan la soledad en la que viven, la falta de cuidados en la familia y la escuela, con alteraciones en la alimentación o de falta de concentración, entre otros. Le podemos agregar la influencia mediática. No es que los genes son los que provocan una predisposición sino el medio ambiente que se somatiza, en mi modesta opinión.

    • Carlos dijo:

      Precisamente, Marion, el artículo indica que la influencia del ambiente determina cambios en la expresión génica, un fenómeno que se conoce como epigenética. Es decir, los mismos genes de todo el mundo, pero con cambios en su expresión, producto de influencias ambientales (en este caso, estrés).

  • Lobaldo dijo:

    Patrón familiar,y el medio en que se gobiernan ,con sus influencias pueden hacerles daños,traen estas consecuencias cambios,trastornos en fín trastornos sicológicos que alternan funciones dentro del organismo

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también