Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Pamela Yates: cine por el cambio colectivo

En este artículo: Argentina, Buenos Aires, CIA, Cine, Cultura
| +
Pamela Yates 2013.

Pamela Yates.

Por Guadalupe Carril y Ulises Rodríguez

El documental “Granito de Arena” de la directora Pamela Yates ganó el premio a la mejor película extranjera en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos en la ciudad de Buenos Aires.

La norteamericana que rompió el molde:

30 años atrás Pamela fundaba una productora para realizar cine independiente con compromiso social. De esa manera llegó a Guatemala y registró con su cámara la represión que sufría el pueblo maya durante la dictadura de los años 80´: “El único genocidio que ocurrió en América en el siglo XX fue en Guatemala y nadie lo sabe, por esta razón hice la película”, afirmó la cineasta.

El gobierno de facto que soportaron los guatemaltecos en 1982 fue auspiciado -una vez más- por la CIA y se cobró la vida de más de 200 mil personas. Grupos de resistencia organizados desde la montaña lucharon – y siguen haciéndolo- para defender su derecho a vivir dignamente en la tierra que los vio nacer.

Gracias a la reveladora obra de Pamela Yates se logró condenar al General Efraín Ríos Montt como principal responsable por la represión estatal en Guatemala. Cuando la joven cineasta se enfrentó a este tirano, en plena dictadura, le hizo las preguntas que nadie se había atrevido hasta ese momento. Logró la confianza de un alto mando del ejército y desde un helicóptero en el que casi pierde su vida mostró la lucha desigual entre los guerrilleros y las fuerzas represivas del Estado.

Como ciudadana estadounidense, Pamela demostró concientemente el mal que su país provoca -y ha provocado históricamente- cada vez que apoya golpes de Estado y sangrientas dictaduras. “Siento la responsabilidad de contarle al resto de los norteamericanos y al mundo entero el mal que ha causado Estados Unidos a Guatemala desde que apoyó el golpe a Jacobo Arbenz en 1954”, contó la cineasta.

La directora que tomó como propia la lucha de la guerrilla en la selva cuando filmó su primera película Cuando las montañas tiemblan en 1982, durante muchos años se sintió “culpable de no haber podido hacer lo suficiente para evitar tantas muertes”. Ella misma reafirmó que la vida le dio “una segunda oportunidad” y pudo, por medio de una entrevista, tener la evidencia clave para  llegar hacer Justicia.

Así fue como esta mujer estadounidense militante de los Derechos Humanos desenmascaró a un genocida, lo llevó a prisión y demostró al mundo entero que el cine documental también es una herramienta de lucha.

Pamela Yates, Guatemala 1982.

Pamela Yates, Guatemala 1982.

Pamela Yates

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también