Imprimir
Inicio » Noticias  »

Primera década del siglo XXI, la más cálida desde 1850

| +

La primera década de este siglo XXI resultó el decenio más cálido desde que se empezaron a llevar los registros en 1850, de acuerdo con la Organización Meteorológica Mundial (OMM), con sede central en Ginebra, Suiza.

Un reporte de la OMM sobre el estado del clima global en el periodo 2001-2010 analizó las temperaturas y precipitaciones mundiales y regionales, la ocurrencia de eventos extremos como olas de calor en Europa y Rusia, el huracán Katrina en Estados Unidos, el ciclón tropical Nargis en Myanmar, las sequías en la cuenca del Amazonas, Australia y África oriental, e inundaciones en Pakistán.

Durante la década 2001-2010, el periodo más caluroso en ambos hemisferios, las altas temperaturas se asociaron a una rápida disminución del hielo marino del Ártico y una aceleración de la pérdida de la masa neta de las capas de hielo de la Antártida y Groenlandia y de los glaciares del mundo.

Como resultado de este derretimiento generalizado y la expansión termal del agua del mar, la media mundial del nivel marino aumentó unos tres milímetros por año, aproximadamente el doble de la tendencia observada durante el siglo XX, de 1,6 milímetros.

El nivel medio del mar a escala mundial es unos 20 centímetros más alto que en 1880, advirtió el informe de la OMM, que además determinó un aumento de la concentración atmosférica de gases de efecto invernadero.

La concentración atmosférica media mundial de dióxido de carbono alcanzó 389 partes por millón en 2010 (un aumento del 39 por ciento desde el inicio de la era preindustrial en 1750), el metano llegó a mil 808 partes por mil millones (158 por ciento) y el óxido nitroso a 323,2 partes por mil millones (20 por ciento).

El secretario general de la OMM, Michel Jarraud, advirtió que el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero que atrapan el calor están cambiando el clima, lo cual tiene importantes repercusiones sobre el medio ambiente y los océanos, que absorben tanto dióxido de carbono como calor.

De la investigación de la OMM se desprende que el calentamiento mundial fue significativo entre 1971 y 2010 y que la tasa decenal de aumento registrada de 1991 al 2000 y de 2001 al 2010 no tenía precedentes.

La variabilidad natural del clima, causada en parte por las interacciones entre la atmósfera y los océanos, como ponen de manifiesto los episodios de El Niño y La Niña, se traduce en que unos años son más fríos que otros, pero si se examina con carácter anual se observa que la curva de temperatura mundial no es gradual. A largo plazo la tendencia es al alza.

Entre 2001 y 2010 no se registró ningún fenómeno de El Niño importante, sólo en el periodo de 2009 a 2010 se produjo un episodio de intensidad moderada a fuerte, que normalmente se traduce en temperaturas más altas. Durante gran parte del decenio prevalecieron los episodios de enfriamiento de La Niña.

En el informe de 100 páginas se incorporaron los resultados de una encuesta dirigida a 139 Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales y los análisis y datos socioeconómicos de varios organismos y asociados de las Naciones Unidas, publicados con ocasión de la primera reunión de la Junta Intergubernamental sobre los Servicios Climáticos.

TEMPERATURAS

Temperaturas altas

Se estima que la temperatura anual mundial en la superficie de la tierra y del océano durante el decenio de 2001-2010 fue de 14,47 grados centígrados es decir, 0,47 grados centígrados por encima de la media mundial respecto del período entre 1961 y 1990, y de 0,21 por encima de la media mundial registrada entre 1991 y 2000.

La tasa de aumento de la temperatura mundial se aceleró entre 1971 y 2010. Se estima que en ese período la temperatura mundial subió un promedio de 0,17 grados centígrados por decenio, mientras que la tendencia entre 1880 y 2010 fue de solo 0,062 por decenio.

El incremento en 0,21 grados centígrados de la temperatura media entre 2001 y 2010 fue mayor que lo observado durante el decenio de 1991-2000, que registró 0,14 grados centígrados por encima de lo registrado en el período de 1981 a 1990.

Todos los años del decenio, salvo 2008, están entre los 10 más cálidos desde que se tienen registros. En la mayor parte del mundo se observaron temperaturas superiores a lo normal del 2001 al 2010, especialmente en latitudes altas del hemisferio norte. Groenlandia registró la mayor anomalía de temperatura, de 1,71 grados centígrados por encima de la media a largo plazo. África registró condiciones más cálidas de lo normal en cada año del decenio.

Aproximadamente el 94 por ciento de los países que participaron en la encuesta registraron su decenio más cálido entre 2001 y 2010. Un 44 por ciento de estas naciones también batieron récords de temperaturas a nivel nacional entre 2001 y 2010.

PRECIPITACIONES E INUNDACIONES

Inundaciones-en-Europa

Este decenio fue el más húmedo desde 1901. El año 2010 fue el más húmedo a nivel mundial desde que se emplean instrumentos de medición. La mayor parte del planeta tuvo precipitaciones superiores a lo normal en el decenio. El este de Estados Unidos, el norte y el este de Canadá, y numerosas partes de Europa y Asia central registraron condiciones particularmente húmedas.

Según la OMM, las inundaciones fueron el fenómeno extremo con mayor frecuencia a lo largo del decenio. El este de Europa se vio afectado en 2001 y 2005, India en 2005, África en 2008, en 2010 Asia (en particular Pakistán, donde fallecieron dos mil personas y 20 millones se vieron afectadas) y Australia.

Durante la etapa se produjeron sequías en todo el mundo. Algunas de las más duraderas y mayor impacto se produjeron en Australia, África meridional y la cuenca del Amazonas.

CICLONES TROPICALES

Huracán-Katrina

Entre 2001 y 2010 se produjeron 511 fenómenos relacionados con ciclones tropicales que se tradujeron en un total de casi 170 mil víctimas mortales, más de 250 millones de personas afectadas y daños económicos estimados en 380 mil millones de dólares.

Según el Centro Nacional de Datos Climáticos de la Administración Nacional del Océano y de la Atmósfera (NOAA) en esta década los ciclones tropicales alcanzaron el nivel más elevado registrado en la cuenca del Atlántico Norte desde 1855, con promedio de 15 tormentas con nombre al año, por encima del promedio de 12.

El ciclón tropical más letal en el decenio fue Nargis, que se formó al norte del océano Índico y asoló Myanmar en mayo de 2008. Más de 138 mil personas fallecieron o desaparecieron, mientras ocho millones fueron afectadas, y miles de hogares destruidos.

Según el centro de investigación de la epidemiología de los desastres, de 2001 a 2010 fallecieron más de 370 mil personas a consecuencia de condiciones meteorológicas y climáticas extremas, incluidas olas de calor, períodos fríos, sequías, tormentas e inundaciones.

Esa cifra se debe sobre todo a olas de calor en 2003 en Europa y 2010 en Rusia, que contribuyeron al incremento de las víctimas mortales de menos de seis mil entre 1991 y 2000 a 136 mil en el decenio 2001-2010 por esta causa.

Por otra parte, las personas expuestas cada año a las crecidas aumentaron un 114 por ciento a nivel mundial entre 1970 y 2010, y el número de habitantes expuestos a tormentas violentas casi se triplicó en zonas propensas a ciclones.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también