Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Españoles desaprueban a sus líderes políticos, según encuesta

| 2

espana-protestasCada vez más españoles están perdiendo la confianza en sus líderes políticos mientras el gobierno del Partido Popular implanta recortes de gastos para intentar cumplir el difícil objetivo del déficit, según mostró un sondeo publicado el domingo en el diario El País.

De acuerdo al sondeo de Metroscopia, un 87 por ciento de los encuestados valora negativamente la situación política, y el presidente Mariano Rajoy cuenta con una desaprobación del 71 por ciento, 20 puntos más que los que reflejó en marzo otro sondeo.

Un 85 por ciento de los entrevistados respondió que Rajoy le inspira poca o ninguna confianza, y el diario advierte de que podría acelerarse el deterioro de estos resultados ya que la encuesta se realizó antes de que el Gobierno anunciara que no revalorizará las pensiones.

Desde que el PP llegó al poder a finales de 2011 ha presentado recortes del gasto público de más de 60.000 millones de euros hasta finales de 2014.

La cuarta mayor economía de la eurozona está sufriendo su segunda recesión en tres años y el desempleo se coloca en el 25 por ciento.

Por otro lado, el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no consigue rentabilizar los malos resultados de Rajoy y un 92 por ciento de los encuestados respondieron que el político socialista le inspira poca o ninguna confianza.

Respecto a la intención de voto, el Partido Popular volvería a ganar unas elecciones generales pese a perder 13,3 puntos respecto a hace un año, situándose en el 31,3 por ciento. El PSOE también ve empeorar sus resultados y baja seis puntos, hasta el 22,7 por ciento de la intención de voto.

Izquierda Unida y UPyD son las formaciones más beneficiadas por la pérdida de puntos de los dos principales partidos españoles, y ambas suben 5,6 puntos respecto a hace un año, colocándose con un 13,3% y un 10,2% de la intención de voto, respectivamente.

Rajoy reconoció el domingo que el país va a tener muy difícil cumplir sus metas de déficit en un contexto de recesión, y no descartó tener que solicitar un rescate del BCE en el futuro, en una entrevista publicada por el diario La Razón.

Por otro lado, un 57% de los entrevistados en toda España opinó que el presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, debería dimitir tras perder 12 diputados en las elecciones del 25 de noviembre.

La encuesta entrevistó a 1.000 personas entre el 28 y el 29 de noviembre y tiene un margen de error de 3,2 puntos.

(Con información de Reuters)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • joaquin dijo:

    ¿y que van ha hacer?,pues la verdad es que allí no hay político que sirva.

  • DR.F.JUAN ÁGUILA-RAMOS dijo:

    SEGÚN EL MUNDO HOY.
    Un PSOE profundamente herido y dividido se reagrupa en torno al homenaje al ex presidente Felipe González, en el 30 aniversario de su llegada al Gobierno. La unidad que se visualiza, no obstante, es un espejismo en un PSOE que está igual de partido que cuando acabó el 38º Congreso de Sevilla, donde sólo por 22 votos se impulso Alfredo Pérez Rubalcaba.
    Los últimos acontecimientos así lo desvelan. Los críticos con el actual liderazgo del PSOE hacen sus jornadas, homenajes o encuentros ajenos a la dirección federal del partido. Y, por el contrario, la dirección del partido tiene su grupo de fieles, con los que se reúnen y se habla constantemente, obviando al sector crítico.
    El problema de esto es que las fuerzas siguen muy divididas porque, en el fondo, de las cuatro federaciones que prescinde Ferraz o que no son de su grupo de confianza son las cuatro federaciones más importantes del partido: Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia. Las que, de forma mayoritaria entre su militancia, se decantaron por Carme Chacón en el Congreso.
    Todo apunta que dicha división, con treguas o negociaciones parciales, es insalvable para el PSOE, y más pronto que tarde volverán a medir fuerzas. Por ello, se están provocando movimientos internos en el partido, y un grupo de la vieja guardia no descarta tomar la iniciativa en la actual situación, al ver la deriva del PSOE.
    Las federaciones más importantes (Andalucía, Cataluña, Madrid y Valencia) no son de la confianza de Ferraz
    De momento, se están produciendo contactos discretos y no con mucho éxito. La mayor parte de estos dirigentes está cansado, no se ver con fuerzas o no cree viable volver a la primera línea política ni que ésta sea la solución, ni de forma momentánea.
    Pero quienes impulsan esta idea, no se rinden, y están por mantener más contactos, aunque sea con personas de un segundo nivel -ya hubo un intento frustrado de cena de ex ministros de González-, pero aún con fuerza en el partido. Todo, no obstante, está en el aire y en una fase muy provisional.
    Ni que decir tiene que esta operación en ciernes pasa también por la figura de Felipe González, no tanto para liderar nada, sino como aglutinador del partido y como forjador de dos o tres ideas claves, y con fuerza, para que los ciudadanos vuelvan a reconocer al PSOE como era. Un interlocutor de este diario lo explicó en tres conceptos: “Recuperar nuestra idea de España, políticas solidarias y la defensa a ultranza de la igualdad”.
    Pase lo que pase, lo que no deja de ser significativo es que, 30 años después, el partido quiera volver a mirar a Felipe.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también