Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Renuncia Ministro del Interior libio, en medio de tensiones políticas

En este artículo: Estados Unidos, Libia
| 1

Fawzi Abdelali

Fawzi Abdelali

El ministro libio del Interior dimitió este domingo en protesta por las críticas del Congreso General Nacional (CGN), la más alta autoridad política del país, que acusó a sus fuerzas de laxismo frente al recrudecimiento de la violencia en los últimos días.

La destrucción, por parte de islamistas radicales, de mausoleos musulmanes sufíes este fin de semana acentuó la presión sobre el nuevo poder, que atribuyó la responsabilidad al titular de Interior, Fawzi Abdelali.

“Presentó su dimisión al jefe del gobierno en protesta contra las críticas de los miembros del Congreso (General Nacional) y para defender a los revolucionarios”, los exrebeldes que forman el grueso de los servicios de seguridad del país, declaró a la AFP un responsable de su oficina.

El domingo, los miembros del CGN, principal instancia política en Libia tras las elecciones generales del 7 de julio, acusaron de laxismo a los responsables de la Alta Comisión de Seguridad (HCS), e incluso de estar implicados en la destrucción de mausoleos musulmanes en varias ciudades.

Los servicios de seguridad ya eran blanco de críticas desde el doble atentado con coche bomba que causó dos muertos el día de la fiesta musulmana que marca el final del ramadán, Eid al Fitr, hace una semana en Trípoli.

La HCS, bajo la autoridad del ministerio del Interior, está compuesta por exrebeldes que lucharon contra el régimen de Muamar Gadafi en 2011. Los insurgentes se habían hecho cargo de la seguridad en el país tras el derrocamiento del régimen gadafista y luego pasaron a integrar las fuerzas del ministerio del Interior.

Al hilo de la destrucción de mausoleos de santos musulmanes en Trípoli y Zliten este fin de semana, el presidente del CGN, Mohamed al Megaryef, denunció la destrucción del patrimonio cultural libio, y prometió actuar contra los responsables.

Durante la reunión extraordinaria celebrada en presencia de los miembros del gabinete, el primer ministro, Abdelrahim al Kib defendió el trabajo de su gobierno, afirmando que “los órganos de seguridad cumplieron su papel con eficacia, en la medida en que lograron desbaratar varias conspiraciones y detuvieron rápidamente a los responsables de actos de sabotaje”.

Al Kib pidió al Congreso que “adopte rápidamente leyes contra la tenencia de armas y los atentados contra los símbolos históricos y religiosos”.

El ministro de Defensa, Usama Juili, incidió en el problema de “la ocupación de lugares militares estratégicos por parte de grupos revolucionarios que se niegan a integrarse en el ministerio de Defensa”.

El jueves, el ministerio del Interior anunció la incautación de un centenar de tanques y de 26 lanzamisiles en un cuartel a 60 km al sureste de Trípoli, afirmando que el grupo que controlaba la zona era una milicia de partidarios del régimen de Gadafi que se hacían pasar por revolucionarios.

“Todo el mundo se pregunta dónde está el ejército. El ejército es una gran institución que no se contruye en un día o en un mes, sino en varios años”, declaró Juili ante el Congreso.

(Con información de AFP)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • katana dijo:

    esa es la “Democracy”

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también