Imprimir
Inicio » Noticias, Salud  »

Italia saca cuenta de los daños tras el terremoto

| +

terremoto-italia2El gobierno italiano ha decidido subir el impuesto sobre la gasolina para apuntalar el pago de los daños del terremoto que golpeó el norte del país, mientras los supervivientes se despertaban este miércoles ante un paisaje de almacenes derruidos y fábricas en ruinas.

Unas 14.000 personas pasaron la noche en tiendas, refugios o coches frente a sus destrozados hogares y más de 60 réplicas sacudieron la zona en torno a la ciudad de Módena, en la región de Emilia Romagna.

Algunos de los que no tenían un refugio asignado por unidades de protección civil tuvieron que viajar hasta Verona, a 100 kilómetros, para comprar tiendas.

La mayoría de las 17 víctimas mortales conocidas murieron bajo los escombros en su lugar de trabajo en un temblor de magnitud 5,8 producido a las 07:00 GMT del martes, el segundo terremoto que azota la zona en nueve días.

Los residentes de una de las regiones más productivas de Italia, dominada por el fértil valle del río Po, está ahora dividida entre el miedo a más temblores y el temor a perder su trabajo en un país golpeado por la recesión.

“Tras el primer terremoto mucha gente volvió al trabajo porque hay una crisis económica aquí y querían salvar sus empleos”, dijo Mauro Baraldini, cuyos dos hijos sobrevivieron cuando las fábricas en las que trabajan se derrumbaron por el terremoto.
“Ahora se lo pensarán dos veces antes de volver”, afirmó.

Varias fábricas en la zona en torno a Módena, una llanura salpicada de plantas de manufactura, granjas y viñedos, habían abierto el lunes tras una semana paradas debido al terremoto anterior.

El Gobierno de Mario Monti, que ya ha impuesto medidas de austeridad para frenar una crisis de deuda, dijo que subirá el gravamen sobre la gasolina en dos céntimos por litro para financiar la ayuda al terremoto. Los recortes de gasto nacional en las autoridades locales también se suspenderán para las localidades afectadas por el terremoto.

Mirandola, lugar de nacimiento del filósofo renacentista Giovanni Pico della Mirandola y hogar de un ‘cluster’ de empresas biomédicas, es una de las localidades que más ha sufrido por ambos terremotos.

Dos trabajadores y un empresario murieron bajo los escombros en el segundo temblor, y el miércoles ya había escasez de suministros en un bar cercano, que servía sobre todo café a las víctimas tras quedarse sin helados.

Docenas de residentes en la región que no pudieron entrar en sus casas se desplazaban en bicicleta, algunos deteniéndose para mirar con añoranza el acordonado centro de la ciudad.

“Tuvimos que poner a los trabajadores en un plan temporal de despidos, pero estábamos trabajando para poner las cosas de nuevo en marcha”, dijo Stefano Rimondi, consejero delegado de Bellco, frente a su dañada planta biomédica.

“Ahora ese plan se ha caído. Esto es un gran golpe para nosotros, pero también para el sector”, afirmó.

Sorin, un grupo médico que cotiza en bolsa y también tiene su base en Mirandola, tuvo que detener la producción en su fábrica local.

Confindustria, la mayor patronal italiana, dijo que los dos terremotos, que en conjunto mataron a más de 20 personas, tendrán un impacto prolongado, agravando una ya profunda recesión en la tercera economía más grande de la eurozona.

La asociación agrícola Coldiretti estimó que los daños al sector alcanzarían los 500 millones de euros.

“Es un desastre total. Mucha gente ya estaba bajo un plan de despido temporal por la crisis. Ahora todo se ha parado y no sabemos cuándo se reiniciarán las cosas”, dijo Alex, de 32 años y que trabaja en una fábrica de cerámica cerca de San Felice sul Panaro, otra localidad muy afectada.

Italia ha sufrido numerosos terremotos a lo largo de su historia. En Irpina, cerca de Nápoles, más de 2.000 personas murieron en 1980 y las réplicas duraron años. En L’Aquila, en el centro del país y donde unas 300 personas murieron en un temblor en 2009, 21.000 residentes siguen sin volver a sus hogares.

(Con información de Reuters)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también