Inicio » Noticias, Ciencia y Tecnología  »

Un accidente que destruyó la personalidad de Phineas Gage

En este artículo: Ciencia y Tecnología, Salud
8 mayo 2012 | 23
phineas-gage

Daguerrotipo tomado a Phineas Gage años después del accidente Foto: Wikimedia commons

Uno de los estudios más importantes sobre cómo el cerebro organiza nuestro carácter se realizó a raíz del terrible accidente laboral que sufrió Phineas Gage, un trabajador de la línea de ferrocarril en el estado de Vermont a mediados del siglo XIX, al que una barra de hierro de aproximadamente un metro de largo y tres centímetros de diámetro atravesó la cabeza, entrando por la mejilla izquierda y saliendo disparada por la parte superior del cráneo.

A pesar de la gravedad del accidente fue sorprendente ver al obrero levantarse consciente por su propio pie y, aunque estaba algo aturdido, pudo ser trasladado hasta su casa. Allí lo atendió el doctor John M. Harlow, el médico local de la población de Cavendish, quien le practicó las primeras curas, sin tener del todo claro que el herido se fuera a recuperar del fatal accidente. Creía que se trataba de un auténtico milagro el hecho de que hubiese sobrevivido.

Phineas entró en coma debido a una infección y una segunda intervención del doctor Harlow fue vital para la recuperación. En poco más de un mes, el joven trabajador de 25 años volvía a llevar una vida normal, incorporándose a su puesto de trabajo como capataz en las obras de construcción del ferrocarril.

Pero a pesar de que los contratistas querían que conservase su empleo, tuvo que ser despedido debido a su brusco cambio de carácter.

Phineas Gage había sido un trabajador ejemplar y una persona cordial hasta el fatídico 13 de septiembre de 1848 en el que sufrió el terrible accidente. A partir de su reincorporación laboral ya no era el mismo, el carácter se le había agriado, convirtiéndose en una persona impaciente, blasfema y con unos modales más propios de un animal. Así lo relataría tiempo después el propio Harlow en un artículo publicado en un boletín médico.

Antes de ese ya había escrito otro artículo explicando el curioso accidente de Gage y cómo se recuperó rápidamente. Pero el poco conocimiento de ese caso por parte de otros médicos hizo que el escrito del doctor Harlow fuese recibido al principio con incredulidad, ya que se pensaba que era imposible para un ser humano el poder sobrevivir a una lesión cerebral de tal magnitud.

Pero sí que hubo quién se interesó por el tema y quiso acercarse hasta Cavendish e investigar de cerca el sorprendente caso expuesto por Harlow. Uno de ellos fue el prestigioso profesor de cirugía de la Universidad de Harvard, el Dr. Henry J. Bigelow, que tras examinar a Gage informó que a éste no le había quedado secuela alguna tras el accidente, aunque no tuvo en cuenta sus cambios de comportamiento.

A partir de los escritos realizados por el doctor Bigelow muchos otros especialistas en neurología y en el estudio de la conducta humana repararon en los escritos del Dr. John M. Harlow y comenzaron a interesarse por el caso de Phineas Gage, convirtiéndose en todo un referente en la investigación del cerebro y llegándose a demostrar que todo lo relacionado con nuestros actos y carácter se encuentran localizados en distintas regiones del cerebro.

Así, hoy en día se especula con que el accidente destruyó áreas del córtex prefontal derecho del cerebro de Gage. Esa zona, justo detrás de la frente, está relacionada con las funciones cognitivas superiores propias del ser humano. Es decir, que al perderlas, el joven perdió la capacidad de controlar conceptos como la responsabilidad, el autocontrol o el decoro social.

Phineas Gage vivió poco más de 12 años tras el accidente, pero su vida no fue la misma desde aquel instante, no teniendo un trabajo estable y convirtiéndose en un hombre poco afable y de difícil trato. Murió el 21 de mayo de 1861 a la edad de 38 años a causa de una severa crisis epiléptica.

phineas-gage-craneo

Ilustración que muestra como atravesó la barra de hierro a Phineas Gage Foto: Xatakaciencia

El craneo de Phineas Gage y la barra de hierro expuestos en Harvard Foto: Tecnoculto

El craneo de Phineas Gage y la barra de hierro expuestos en Harvard Foto: Tecnoculto

(Tomado de Yahoo Noticias)

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • forever 10 dijo:

    SIN PALABRAS. ES INCREÍBLE COMO PUEDEN SUCEDER COSAS TAN INVEROSÍMILES COMO ESTA .

  • Rey dijo:

    Accidentes parecidos a este hemos visto en cuba, tales como el arpón que atravesó de lado a lado a un pescador. El conocimiento total del cerebro y sus funciones aún sigue siendo un enigma.
    Lo cierto es que unos sobreviven para contarlo y otros no, ¿por qué? he ahí el dilémam parece que no todos tenemos la misma suerte???

  • cadillac dijo:

    INCREIBLE Y SOBREVIVIO A TAN BARBARO ACCIDENTE !!!, un amigo mio tuvo un acidente no paecido pero bastante digamos espectacular, el es conructor y estaban demoliendo una vieja casona, pues trabajando en el teco a un carpinero se le fue una pata de cabra, esta cayo y con la punta le tumbo el casco a Henry, y ls uñas del otro extremo se le clavaron en el craneo, tuvo que ser trasladado ugente al hospital de ahi a sancti Spiritus donde fue operado y se le puso crilico donde hubo que sacar el hueso del craneo…

  • Luis E. Gutierrez Porven dijo:

    El cerebro tiene misterios que la ciencia no ha descubierto.

  • Dan dijo:

    me gustó el artículo, muy bueno, conocer para ser libres, como dijo nuestro Apóstol José Martí.

  • G. Bruno dijo:

    Ya habia leido anteriormente sobre este extraordinario caso de Phineas Gage. Es increible que, dadas las dimensiones de la barra de hierro, no hubiera sufrido mas daño y sobretodo que haya sobrevivido por 12 años.
    El articulo no menciona que la barra salio disparada mientras el pobre hombre apisonaba la polvora en un agujero practicado en la roca. Una chispa provoco la explosion.

    Este daño cerebral que ocurrio accidentalmente se llevaba a cabo en hospitales siquiatricos mediante la introduccion de espatulas por las fosas nasales para raspar parte de la corteza prefrontal y alterar la conducta de pacientes extremadamente agresivos o sicoticos.

    Los pobres pacientes terminaban convertidos en sombras de lo que una vez fueron.
    Esto demuestra el caracter fisico quimico de la actividad cerebral y nos sugiere que, no importa cuan romantica sea la idea del alma, esta no es sino un reflejo de lo que ocurre a nivel neuronal y las neuronas, a su vez, obedecen a las mismas leyes mecanicistas que gobiernan al universo en su totalidad, desde las particulas subatomicas hasta las masivas galaxias.
    Algun dia, no muy lejano, tendremos que aceptar a la inteligencia no biologica como una realidad, como una proyeccion que supera a la lenta evolucion natural.

  • Nadir dijo:

    Este es uno de los casos clínicos que más ha ayudado a la
    Neuropsicología Clínica a evidenciar el papel del lóbulo frontal (lóbulo más grande de los seres humanos, y nos diferencia “en tamaño” de los primates no humanos) en el control de las emociones.
    Que bueno que se publiquen este tipo de artículos relacionados a las neurociencias, para que la población (que tiene posibilidad de acceder a esta página) pueda adquirir una cultura científica.

  • Fernando Quevedo dijo:

    La materia determina la conciencia y no al revés.
    Responsabilidad, autocontrol y decoro social… no se a ustedes, pero cuando paso a la tercera cerveza a mí también me cuenta entender estos conceptos.

  • roco blanche dijo:

    Gracias a este lamentable accidente del obrero Gage, la neurologia va adquiriendo informacion muy valiosa para comprender como funciona nuestro cerebro, las secuelas de las guerras han ayudado bastante, aunque resulte paradojico aceptarlo, asi como la experimentacion sobre seres humanos practicada a lo largo de la historia por investigadores inescrupulosos y delincuentes, todos recuerdan a menguele, por ejemplo. Muchas gracias por el articulo.

  • cadillac dijo:

    y lo am duro fue en 1848 cuando la medicina que se pracvticab al menos la parte de opeaciones era muy atasado igual que la higiene, gracias por la aclaracion de como fue disparada la barra de hiero, pues me daba vuelts en la cabeza, con que tamaña fuerza tenia que habrlo sido lanzada por el tamaño e la barra.

  • carlinho dijo:

    oye ese tipo lo que tuvo fue tronco de buena suerte!!!
    C.

  • Alejo... dijo:

    Aquí esto pasa a menudo, pero no con una barra de hierro, sino con un cargo de dirección y un carrito, muchos cambian tanto que se ponen peor que el susodicho del artículo….es la verdad caballero.

  • C.L. dijo:

    Es casi increíble que este hombre pudiera sobrevivir a ese accidente, sobre todo en la época en que sucedió, en la que la gente se podía morir de cualquier infección porque no existían los antibióticos necesarios para combatirla. La línea entre la vida y la muerte es fina y frágil, sin dudas. Hay personas que mueren por cosas más insignificantes; recuerdo un caso de la doctora G en el que el joven murió a consecuencia de una bala pequeñita que se disparó accidentalmente al caer al suelo una pistola defectuosa. La bala entró de abajo hacia arriba por su frente, le dio la vuelta al cráneo y se alojó en la parte de atrás de su cabeza.
    Sobre las funciones que regula el lóbulo prefrontal, también he sabido de un caso en el que un simple golpe en la frente con el parabrisas de su carro le ocasionó al individuo un cambio de comportamiento radical, al punto de que su esposa estaba considerando el divorcio por temor a la agresividad contra ella y su pequeño hijo.
    El ser humano es maravilloso. Gracias por este buen artículo.

  • Omar Mohamed dijo:

    Interesante material, muy mal lugar para publicarlo, porque el valor que el caso Gage tuvo para las neurociencias, ni siquiera en el propio artículo se refiere. Queda más bien como una historia interesante que no se diferencia de las muchas leyendas de la historia de la humanidad.
    considero que amen cultura científica, cubadebate debe ser un espacio para el debate de los muchos problemas de todo tipo que se enfrentan en Cuba, y es justamente eso lo menos que es el sitio.
    En fin,q ue todo se prostituye en este mundo.

  • ALFCOR dijo:

    Hola. Estuvimos estudiando estos temas en la universidad hace algunas semanas. Este caso es impresionante. Nuestro cerebro es una maquinaria perfecta que no funciona por pura casualidad sino coordinadamente. El cambio de carácter de este señor denota cuán desarrollado es nuestro sistema nervioso.

  • vicente dijo:

    los epilepticos que no son por nacimiento sufren iguales cambios en su conducta cuando aparece la enferremedad y desgraciadamente son seres que en culaquier sociedad son estigmatizados asún el hombre no ha podido superar el rechazo a esta enfermedad, que para colmo el individuo que la pacede desconoce como se manifiesta. este hombre debe haber sufrido mucho, sobre todo cuando la decisión de sus jefes fue sacarlo del trabajo. al final paga el enfermo.

  • domezzzz dijo:

    Pero algo que vino a demostrar esta desgracia, es que tira por tierra la existencia del alma, supuesto “ente piloto y verdadero ser”, independendiente del cuerpo físico.
    Si fuera así, la barra, habiendo destruído parte del cerebro, no debiera haber afectado algo que se supone, es inmanente al alma, que algunas filosofías y religiones afirman, es intocable e indestructible y las características del comportamiento humano le pertenecen….
    Por tanto, queda firme lo sostenido por la filosofía materialista:
    La materia, organizada en la complejidad que tiene el ser humano, manifiesta como característica, el pensar y razonar…y no, carne con un “piloto gaseoso”, creado por otra entelequia denominada dios”…
    En la complejidad del ser humano, la materia, se hizo conciente de sí misma….(*)

    (*) Carl Sagan

  • Aramis dijo:

    Alguien ha notado el enorme parecido de Phineas Gage con el actor Christopher Reeve de la ultima serie de Superman? Este ultimo fue paralizado del cuello para abajo al ser lanzado al suelo por su caballo mientras saltaba sobre una valla. Chistopher murio 9 años despues en silla de ruedas luego de un ataque cardiaco en el año 2004, a la edad de 52 anos.
    Phineas vivio 12 anos despues del accidente. (En ambos casos la culpa la tuvo la Kriptonita)

  • navi dijo:

    que suerte tuvo ese tipo

  • Aramis dijo:

    Calma, Omar Mohamed. Arrodillate hacia la Meca y reza. Asuntos cientificos como estos no son compatibles con vuestras crencias sobre la eternidad del alma. Cubadebate escribe para todos y para los gustos mas disimiles.

  • Mostrando 20 de 23 comentarios [Cargar más comentarios]

Se han publicado 23 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también