Inicio » Noticias, Economía  »

Sindicatos europeos a la carga contra recortes y austeridad fiscal

25 enero 2012 | +
Foto de archivo

Foto de archivo

Los sindicatos europeos preparan para el próximo 29 de febrero huelgas masivas en varias ciudades de la región, en contra de los recortes a los gastos sociales y a la supuesta austeridad implementada por lo gobierno, mientras los sectores más ricos ven crecer sus fortunas.

La secretaria general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES) Bernadette Segol, aseguró que “las medidas de austeridad no pueden ser la única respuesta a la crisis, por lo contrario éstas acarrean enormes costes sociales”

Los sindicatos de Europa, reunidos en Bruselas, convocaron una jornada de protesta bajo el eslogan “¡Basta, ésto ya es demasiado!” para el 29 de febrero contra el pacto fiscal que debaten los dirigentes europeos, un día antes de la cumbre que prevé ratificar el acuerdo hacia la nueva gobernanza europea, pactado en diciembre.

“Las organizaciones sindicales europeas emprenderán acciones en sus países para alertar sobre la gravedad de la situación”, añadió Segol al anunciar la jornada de protesta, a la que también se adhirieron los representantes españoles de CCOO y UGT.

Los ministros y dirigentes europeos afinan la puesta a punto de un pacto fiscal para la Eurozona y los países europeos que quieran adherirse, que prevé un riguroso control del déficit (no podrá ser superior al 0,5% del PIB) y de la deuda.

De lo contrario, los países europeos podrán denunciar a sus socios infractores ante el Tribunal de Justicia Europeo. Según la última versión de este pacto de disciplina fiscal, decidido por los 27 países de la Unión Europea (UE), salvo Gran Bretaña, se aplicarán sanciones automáticas contra los países incumplidores (multas del 0,1% de su PIB).

Pero el proyecto, impulsado por Alemania y Francia, “en lugar de estimular el crecimiento, nos encierra durante mucho tiempo en una política de austeridad, sin dar a los ciudadanos otras opciones”, se quejó Brendan Barber, secretario general del potente sindicato británico TUC. “En lugar de estimular el crecimiento, nos deja sin posibilidad de maniobra, inmersos en una política de austeridad”, reiteró.

Los sindicatos temen que esta enésima evolución de las reglas de funcionamiento de la UE represente un retroceso para las sociedades europeas.

“Este tratado no es el fruto de un proceso democrático. Fue preparado a la ligera en algunos salones de Bruselas”, denunció Segol.

Para Claude Rolin, patrón del Sindicato Cristiano Moderado Belga (CSC), el tratado “tendrá fuertes implicaciones sociales”. Por esa razón, su sindicato apoyó el llamamiento a una huelga general el lunes en Bélgica, el mismo día en que se celebra la cumbre de dirigentes europeos en Bruselas.

(Con información de AFP)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también