Imprimir
Inicio » Noticias, Deportes  »

Iday Abreu: Ni médico ni entrenador de pitcheo, manager (II y final)

En este artículo: Béisbol, Cienfuegos, Cuba, Deportes, Iday Abreu
| 1

Iday Abreu

Iday Abreu

Por Francisco G. Navarro, especial para Cubadebate

Cuando Iday Abreu regresó de su misión deportiva en Venezuela y, casi sin deshacer las maletas le encargaron la dirección del equipo de su provincia para la Serie Nacional número 48, los malos augurios tocaron enseguida a su puerta. "No te preocupes que Cienfuegos no da peloteros", le espetó a la cara más de uno.
-¿Qué hiciste entonces?
-Traje al terreno a Héctor Olivera, Pedro José Rodríguez, Antonio Muñoz, Sixto Hernández, entre otros. Lo primero era demostrarles a los jugadores la falsedad de ese concepto; pertenecer a una región determinada no hace tener mal o buen béisbol, eso lo da el trabajo.
-¿Tienes alguna responsabilidad en el salto competitivo experimentado por José Dariel Abreu en el último trienio?
-Eso habría que preguntárselo a José Dariel, lo que si te puedo decir es que ha dado un salto grandioso, con 19, 30 y 33 jonrones, 82 en total, en los tres últimos campeonatos. Yo simplemente le he otorgado la confianza que él necesitaba. Sí recuerdo que a mi llegada le pregunté: "¿qué piensas para estar en el quipo Cuba?"
-¿Avizoras otro salto similar para la próxima temporada entre los peloteros de tu nómina?
-Sí, inclusive, un salto superior.
-¿Quién?
-Yasiel Puig, un jugador que está llamado a ser lo máximo del béisbol cubano. Tiene un siete por ciento de grasa corporal. Estamos hablando de un fisiculturista. También hubiera sido excepcional en atletismo, baloncesto, el deporte que él escogiera, porque tiene lo que nadie le puede dar, unas condiciones físicas excepcionales, un somatotipo impresionante. Para mí es el jugador cubano llamado a ubicarse en la cima de la cima.
-¿Y entre los pitchers?
-Me impresiona Javier González, de 16 años, capaz de tirar hasta 94 millas por hora. Ha sido el segundo abridor del equipo en la Liga de Desarrollo. En La Habana contra Capitalinos lo vi ponchar a 14 en siete innings y ganar dos por una. No hizo la selección nacional en su categoría por problemas con el control.
-Este año vuelves a ser el único ex lanzador entre todos los directores de equipo. Sin embargo, hace unos meses me decías que esa era el área del juego en la que menos intervenías.
-Efectivamente, al área de lanzadores es a la que menos voy. Conozco de la responsabilidad y los conocimientos de mis entrenadores (Adelvis Manso y Dessy Lomba). Las observaciones se las hago en "el cuartico". No quiero restarles protagonismo a unas personas que han llevado el pitcheo de Cienfuegos de los lugares 15-16 hasta el tercero. Manso, por ejemplo, era el entrenador de este equipo en mi mejor año en Series Nacionales, nueve ganados y seis perdidos en la campaña 98-99, actuación que me llevó a la preselección para los Panamericanos de Winnipeg.
-A propósito del pitcheo, ¿algún cambio en la rotación de abridores para la próxima Serie?
-Por supuesto, con el descanso cada tres días cambiará la fórmula empleada en los dos últimos años de comenzar la temporada con seis abridores, con este sistema el sexto me sobra.
-En la reunión de constitución del equipo el año anterior, la Dirección Nacional de Béisbol los criticó por no haber superado los cuartos de final en la cuadragésimo novena. En la llamada Serie de Oro, ¿consideras que pudieron avanzar un poquito más?
-Siempre se puede avanzar un poquito más. He recibido muchas críticas, responsables en buena medida de que hoy continúe al frente de la selección. En los tres años Cienfuegos llegó hasta donde pudo. Terminó su actuación (en el caso de los play offs) cuando comenzó a fallar en cosas que venía haciendo bien. En la última no perdimos, Pinar del Río ganó, supieron hacer las tareas en el terreno mejor que nosotros. Esta venidera SN será otra temporada, y como ningún inning es igual a otro, ningún partido, tampoco los campeonatos son iguales.
-Esta vez van a tener una mayor exigencia sobre el grupo. ¿Cómo puede influenciar sicológicamente ese factor?
-Hemos conversado mucho con los atletas, nosotros no le exigimos al límite. Todos saben que para mejorar la actuación del año pasado hay una sola manera: discutir el título de campeón de Cuba. Pero si los cargamos con eso desde antes de comenzar a jugar, dejan de prepararse. Para discutir la final primero es necesario ganar cierta cantidad de juegos en el calendario de 96 a fin de incluirse entre los ocho mejores, luego pasar una primera fase, una segunda... Nuestro objetivo es asegurar la clasificación con tiempo suficiente para preparar la postemporada.
-¿Ves al equipo más redondeado?
-Mucho más, mucho más. Va a haber muy pocos cambios. El equipo va a salir prácticamente como mismo finalizó la temporada anterior, pero eso si con una mejor preparación de los jugadores de cambio.
-Quien te observa desde fuera se hace la idea de que eres un tipo demasiado serio. ¿Es así?
-Nada de eso, lo que sí soy muy serio para mi trabajo, muy exigente hasta conmigo mismo. Siempre le digo a mis entrenadores que no me dejen equivocar. Pero fuera del terreno soy una persona alegre, me gusta la música, debatir sobre cualquier tema, me encanta leer, sentarme ante la computadora y realizar proyectos que nunca presento porque no se me da la oportunidad.
-Este año, ¿tendremos al fin al elefante sobre la manga izquierda de la chamarreta del Cienfuegos?
-Esperemos que sí. Existe una propuesta bastante atractiva sobre el logo, incluye también cambio en el diseño del uniforme, aunque no es algo que nos preocupe. De hecho nos gustaría, pues por una parte el público cienfueguero lo exige desde hace tiempo y también nosotros hemos asumido esa manera de llamarnos.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JUAN RAMON ORTIZ dijo:

    Se dice que La Habana tiene un millon de población flotante y que ello influye en que esa provincia tenga dos equipos de pelota. Pienso que la población flotante nacional de La Habana es un su mayoria simpatizante no es simapatizante ni de Industriales ni de Metro, por lo tanto este no es un argumento valido.
    En otro aspecto la Comición nacional argumento en este sentido que se utilizaria el mismo presupuesto de la serie anterios. ¿Es esto posible?
    con un equipo mas que lleva: Un omnibus mas, un hotel mas, mas alimentación, mas hombres, mas salario,mas equipamiento,etc. Ademas un equipo sin jugar (barco parado no gana flete)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también