Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

Publican libro sobre participación cubana en la Guerra Civil Española

En este artículo: Cuba, Cultura, España, República española
| 4
La investigadora francesa Denise Urcelay-Maragnès

La investigadora francesa Denise Urcelay-Maragnès

La Guerra Civil atrajo a España a más de un millar de voluntarios cubanos que superaron las contradicciones en la relación entre los dos países tras la independencia de la isla y que se reconciliaron con el pueblo español, en el que vieron el ideal de la lucha revolucionaria ante una “casta militar grosera”.

Esta es una de las tesis que la investigadora francesa Denise Urcelay-Maragnès recoge en su libro La leyenda roja. Los cubanos en la guerra civil española, que acaba de ser publicado en castellano por la editorial Lobo Sapiens y algunas de cuyas claves han sido tratadas por la autora.

“Combate de sustitución”

Urcelay-Maragnès explica que estos voluntarios desembarcaron en España para librar lo que ella denomina un “combate de sustitución”, ya que en el mismo año de 1936 la insurgencia cubana (compuesta por nacionalistas y comunistas) acababa de aplazar un levantamiento contra las autoridades de la isla.

En su opinión, las relaciones de lo cubano con lo español fueron “muy complicadas” desde el inicio del proceso de independencia y se recrudecieron con la fuerte emigración hacia la isla en las primeras décadas del siglo XX, que suscitó cierto rechazo entre los nacionalistas.

Cambio de sentimientos hacia España

A la pregunta de por qué los recelos antiespañoles no fueron un obstáculo para combatir en la guerra, Urcelay-Maragnès expone que la asonada del 18 de julio de 1936 provocó un “cambio de sentimientos” hacia España.

Uno de los motivos fue la oposición al fascismo; el otro, el deseo de recuperar la identidad propia, que se veían cómo se diluía desde la entrada de los Estados Unidos en los asuntos de la isla. “Se decía entonces que hasta las piedras acabarían hablando inglés”.

En este punto, destaca que los cubanos evocaban la “visión mítica” del “pueblo revolucionario español” que a comienzos del siglo XIX se levantó en armas contra Napoleón y logró frenar el avance del imperio francés.

Entre sus proclamas defendían que “la verdadera España es la España revolucionaria y no la que esclavizó a América”, prosigue Urcelay-Maragnès, quien asume esta frase como una particular reinterpretación de la idea de las dos Españas.

En total fueron 1.067 los voluntarios cubanos de los que se tiene noticia en la guerra civil española. 111 perdieron la vida en ella.

‘Revolución propia’

Tras la caída de la II República, la mayor parte de ellos regresó a Cuba tras pasar por campos españoles y franceses.

Urcelay-Maragnès señala que a su regreso no fueron represaliados por Fulgencio Batista, que había dado un “viraje democrático” a su política y que incluso agilizó con Franco los trámites para repatriar a algunos de sus compatriotas.

Algunos de ellos engrosarían, tras el golpe de Estado de 1952, la oposición al régimen de Batista, que culminaría con el triunfo de una ‘revolución propia’ varios años más tarde, el 1 de enero de 1959.

(Tomado de ABC)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    Los cubanos de hoy somo herencia de aquello. El jefe del Estado Mayor de la Columna de Antonio Maceo, Miró Argenter, era español, el que defendió a los estudiantes de medicina, era español, los que junto a Mella fundaron el primer Partido Comunista de cuba, eran españoles. Un español enseñó en la prisión española a leer y escribir a nuesto General Quintín Bndera.

    Nosotros los cubanos también somo de lo mejor de España, como que estamos tratando de ser, con el comporamiento internacionalista, de lo mejor de todas las naciones.

    Nos consideramos una evolución de lo mejor del humano viviente, aún con nuestros defectos y esa es nuestra Historia, la que capta la especialista francesa, la que ve el mundo cuando lo quieren ver.

  • Amauris Domínguez Meriño dijo:

    Los cubanos heredamos la hidalguía del caballero español, la hombrada de sus soldados, heredamos y se acrisoló junto a las demás sangres que componen nuestra nacionalidad.
    Que mejor comportamiento que el de Martinez Campos que aunque fue el jefe enemigo nunca tuvo pensamientos mesquinos hacia nuestros conbatientes.

    Fuimos a combatir a España por nuestro sentido internacionalista, que ya la generación de combatientes del 30 lo tenia formado, un sentimiento amtiimperialista muy fuerte y la enseñanza del Maestro de que “Patria es Humanidad”.

  • Luis Abad Julian dijo:

    Gracias Denise por recordar a aquellos 1067 valientes y a los 111
    mártires que entregaron la vida en aquella epopeya que resplandece en el Siglo XX . Cualquier día en este otro siglo renacerá aquel espíritu . Pudo haber sido ante el reciente atropello de Honduras pero , de seguro , lo sería hoy , ante cualquier conflagración en el Caribe o Latinoamérica . “BRIGADAS INTERNACIONALES” siempre en pié y dispuestas . Saludos y hasta la victoria , SIEMPRE . Luis Abad .

  • Michel Porcheron dijo:

    Buenos dias,
    de parte de Michel Porcheron, periodista francés, colaborador de Cubarte, actualmente en Francia.

    Después de la llegada en Francia del libro en espanol “La Leyenda roja” de Denise Urcelay-Maragnès, tuve la oportunidad de hacerle una entrevista, la primera que acepto la autora.

    En ests ocasion, publiqué un dossier actualizado sobre el tema de los Voluntarios cubanos, a partir de trabajos anteriores que incluyeron un encuentro con el cubano Alberto Bello.

    Leer: http://www.tlaxcala-int.org/article.asp?reference=6953 , material reproducido por el sitio rebelion.
    Saludos, mp
    (michel.porcheron@wanadoo.fr)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también