Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Altos funcionarios de EEUU permitieron ingreso de miles de armas de guerra a México como parte de “estudio”

| 2

narcos-mexico1El director y subdirector de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas, Kenneth Melsony y Billy Hoover, así como el responsable adjunto de Operaciones, William McMahon, recibieron informes semanales y especiales del operativo, denominado “Rápido y Furioso.”

Estos tres altos funcionarios del gobierno de Barack Obama fueron señalados como los arquitectos y supevisores de la polémica operación que permitió el trasiego ilegal de armas a México para rastrear su uso por grupos criminales.

El director en funciones de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas (ATF), Kenneth Melson, fue identificado por el presidente del Comité de Supervisión, Darrell Issa, como el alto funcionario que recibía informes semanales del curso de Rápido y Furioso.

Un correo electrónico obtenido por el Comité y dado a conocer en una audiencia legislativa muestra además que el subdirector de la ATF, Billy Hoover, estaba “ávidamente interesado en las actualizaciones del caso”.

Issa reveló que un tercer funcionario, el director adjunto de Operaciones, William McMahon, estaba tan “emocionado” con Rápido y Furioso que recibió un informe especial sobre el programa en Phoenix, Arizona.

Aunque el presidente Barack Obama y el procurador Eric Holder han rechazado haber aprobado la operación, Issa dijo que se busca llegar al fondo de la verdad y hacer que los responsables rindan cuentas y se eviten programas similares.

Issa dejó en claro que ATF era supervisada en “altos niveles” del Departamento de Justicia, al que ha acusado de entorpecer la indagatoria.

“Esta investigación no tiene que ver con la política”, dijo en las audiencias el senador Charles Grassley. “Es sobre los agentes de ATF que no pudieron cumplir con su deber y los familiares de las víctimas”.

En total, la operación Rápido y Furioso permitió el trasiego ilegal a México de más de dos mil rifles de asalto y 50 rifles estilo francotirador, además de miles de municiones.

Pero un reporte del Comité señaló que a pesar de que la ATF elaboró bancos de datos de las armas que fueron contrabandeadas, la operación nunca estuvo cerca de realizar detenciones.

El reporte, elaborado para la audiencia legislativa que se celebra este miércoles sobre la génesis del operativo, incluye los testimonios de los agentes de la ATF, John Dodson, Olindo James Casa, Lawrence Alt y Peter Forceilli.

Uno de los agentes reveló que el supervisor oficial de la ATF de la operación Rápido y Furioso estaba jovial, “si no es que eufórico”, cuando las armas que se permitieron pasar a México aparecieron en escenas de crímenes en ese país.

Otro de los agentes predijo que alguien moriría a raíz de esas armas y que el atentado contra la legisladora Gabrielle Giffords creó un “estado de pánico” dentro de la ATF ante la posibilidad de que una de las armas de Rápido y Furioso hubiera sido utilizada.

Issa y Grassley han insistido no obstante que una de las armas de Rápido y Furioso fue encontrada cerca de la escena del crimen del agente de la Patrulla Fronteriza, Brian Terry, asesinado en 2010.

Familiares de Terry asistieron y fueron reconocidos en la audiencia realizada en la Cámara de Representantes.

(Tomado del diario La Jornada)

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Luis M. Domínguez Batista dijo:

    El suministro de armas al tercer mundo y no solo a México, es el principal negocio de EE.UU. y forma parte del producto interno bruto de esa nación.

    Este problema,que plantearlo se hace fácil tiene tantos escondrijos y tanta estratégias funestas todas, que da miedo.

    Si bien EE.UU. no da la cara para explicar, sus personajes más oscuros trazan estrategia y forman una cadena que distribuye armas en todo el mundo subdesarrollado y en algunos desarrollados a los efectos de mantener, su segundo suministrador al Producto Interno Bruto, el valor que aporta el tráfico de drogas.

    Las drogas y las armas y la política que se suma y la economía de emergencia que practica hoy el imperio americano, son algo que habrá que estudiarlo en el siglo posterior a este, porque ahora no hay tiempo, llevaría demasiado estudiarlo, pero luego que estén caducas las estructuras y que el mundo haya cambiado para más, vendrán el cerebro frío, y meditabundo de los histriadores en base al análisis profundo y a las resultantes de la época, a poner en claro de cómo fueron las cosas.

    Sacar todo el mal a flote hoy es casi imposible; pero además, tétrico casi desesperante, porque hay tanta gente involucrada de forma directa, indirecta y hasta circunstancial e inconformes que participan en el crimen que casi es imposible no sumarlo a la cadena de posibilidad económica que hoy suma en el mundo los resultados de la economía emergente.

    Todo ello es de cálculo exacto por el imperio y no renuncia a ello de forma organizada sino que utiliza los mecanismos más apropiados para alcanzar sobre ello ganancias y sobrevivir.

    El negocio más lucrativo del imperio es la venta de armas y el más versátil y reconfortante para el capital, las drogas.

    No se sostendría el imperio en pie ni un día, si dejara de depender del negocio de armas y drogas. El mundo está como una nuve de hipocrecías y viven sobre ella los burgueses y subsiste en base al negocio no claro, al chantaje y la extorsión.

    Hay una abalancha mundial contra la injusticia, no quiera nadie que se les frusten negocios, que vienen enseguida contra el tercer mundo, pero todo el mundo, tiene que ir aprendiendo a luchar. No queda otro remedio.

  • Anuar dijo:

    Excelente comentario Luis.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también