Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

Existen mas motivos para enjuiciar al FMI que a Dominique Strauss-Kahn

| 8

FMIJohann Hari
The Independent

Traducido por Kanjiru, en Menéame

Para entender esta historia, hay que remontarse al nacimiento del FMI. En 1944, los países que estaban a punto de ganar la Segunda Guerra Mundial se reunieron en un hotel en la zona rural de New Hampshire para repartirse el botín.

Con algunas honrosas excepciones, como el gran economista británico John Maynard Keynes, los negociadores estaban decididos a hacer una cosa. Querían construir un sistema financiero global que garantizara que el dinero y los recursos del planeta fueran controlados por ellos. Crearon una serie de instituciones destinadas a tal fin – de allí nació el FMI.

La función oficial del FMI parece sencilla y atractiva. Se supone que hay que asegurar que los países pobres no caigan en la deuda, y si lo hacen, ayudarles para salir con préstamos y respaldo económico. Se presenta como el guardián y protector de los países pobres del mundo. Pero más allá de la retórica, el FMI fue diseñado para ser dominado por un puñado de países ricos – y, más concretamente, por sus banqueros y especuladores financieros. El FMI trabaja en sus intereses, siempre.

En la década de 1990, el pequeño país de Malawi en el sureste de África se enfrentaba a graves problemas económicos después de soportar una de las peores epidemias de VIH-SIDA en el mundo y sobrevivir a una terrible dictadura. Tuvieron que pedir al FMI ayuda.

El FMI exigió, a cambio de su ayuda, “ajustes estructurales”. Ordenaron a Malawi vender casi todo lo que era propiedad del Estado a empresas privadas y especuladores, y recortar el gasto en la población. Exigieron que dejaran de subsidiar los fertilizantes, a pesar de que era lo único que hacia posible que los agricultores – la mayoría de la población – pudieran cultivar el suelo débil y empobrecido del país.

Así que cuando en 2001 el FMI se enteró que el gobierno de Malawi había acumulado grandes reservas de grano en caso de que hubiera una mala cosecha, les ordenó venderlo a las empresas privadas. Obligaron a Malawi, para poder cumplir con sus prioridades, a tomar prestamos a una tasa de 56 por ciento de interés anual. El presidente de Malawi protestó y dijo que esto era peligroso. Pero él no tenía muchas opciones. El grano se vendió y así pudieron pagar a los bancos.

Al año siguiente, las cosechas fracasaron. El gobierno de Malawi no tenía casi nada para repartir. La población hambrienta se redujo a comer la corteza de los árboles, y cualquier cosa que pudiera capturar. La BBC lo describió como la “peor hambruna jamás conocida.”

A la altura de la inanición, el FMI suspendió $ 47m en ayuda, porque el gobierno había “disminuido” en la aplicación de “reformas” del marketing que habían conducido al desastre. Ayuda en Acción, el principal proveedor de ayuda en el suelo, llevó a cabo una autopsia de la hambruna. Llegaron a la conclusión de que el “FMI tenía la responsabilidad de la catástrofe.”

A partir de entonces, Malawi hace caso omiso de todos los “consejos” del FMI, y trajo de vuelta los subsidios para los fertilizantes, junto con una gama de otros servicios a la gente común. A los dos años, el país se transformó de ser un mendigo a ser tan abundante que podía suministrar ayuda alimentaria a Uganda y Zimbabwe.

En la historia del FMI, esta historia no es una excepción: es la regla. La organización se hace cargo de los países pobres, prometiendo que tiene la medicina que las cura -y luego vierte veneno en la garganta. Siempre que viajo a través de las regiones más pobres del mundo veo las cicatrices de los “ajustes estructurales” del FMI en todas partes, desde Perú a Etiopía. Países enteros se han venido abajo después de haber intervenido el FMI, los mas conocidos, los casos de Argentina y Tailandia en la década de 1990.

En Ghana, el FMI insistió en que el gobierno estableciera tasas para ir a la escuela – y el número de familias rurales que podían permitirse el lujo de enviar a sus hijos se redujo en dos tercios. En Zambia, el FMI insistió en recortar el gasto en salud y el número de bebés que murieron se duplicó.

El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, colaboró estrechamente con el FMI durante más de una década, hasta que se marchó y dio la voz de alerta. Él me dijo hace unos años: “Cuando el FMI llega a un país, están interesados en una sola cosa. ¿Cómo nos aseguramos de que los bancos e instituciones financieras pueden garantizar su cobro? …”

Algunas personas lo llaman el FMI “inconsistente”, ya que la institución apoya enormes rescates bancarios financiados por el estado en el mundo desarrollado, al tiempo que exige fin a casi todos los fondos estatales en el mundo pobre. Pero eso es sólo una contradicción, si usted está pensando en el campo de las ideas intelectuales, en lugar de primar los intereses económicos.

Mira, por ejemplo, Hungría. Después del accidente de 2008, el FMI les elogió por mantener su objetivo de déficit original al recortar los servicios públicos. El pueblo húngaro respondió cambiando al gobierno, y eligiendo un partido que se comprometió a hacer que los bancos pagara la crisis que habían creado. Se introdujo una tasa del 0,7 por ciento en los bancos (cuatro veces mayor que en cualquier otro lugar). El FMI se volvió loco. Dijo que era “altamente distorsionante” para la actividad bancaria – a diferencia de los rescates, por supuesto – y gritó que haría que los bancos huyeran del país. El FMI cerró su programa en toda Hungría para intimidarlos.

Pero el colapso predicho por el FMI no fue así. Hungría se mantuvo en la consecución de medidas sensatas y moderadas, en vez de castigar a la población. Impusieron los impuestos a los sectores altamente rentables de la energía al por menor, y las telecomunicaciones, y tomó los fondos de pensiones privados para pagar el déficit. El FMI gritaba a cada paso, y exigió recortes para los húngaros, como medida alternativa.

Fue el programa de siempre, con las amenazas de siempre. Strauss-Kahn, hizo lo mismo en casi todos los países pobres, donde el FMI opera, desde El Salvador a Pakistán a Etiopía, donde los grandes recortes en los subsidios para la gente común se han impuesto. Muchos han sido intimidados para perjudicar sus propios intereses.

No es sólo Strauss-Kahn, quien debe estar en juicio. Es la institución que ha estado funcionando. Hay un debate estúpido en la prensa acerca de quién debería ser el próximo jefe del FMI. Pero si tomamos la idea de la igualdad humana en serio, estaríamos discutiendo la creación de una Comisión de la Verdad y la Reconciliación y la forma de disolver el FMI por completo y empezar a otra vez.

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Juana La Cubana dijo:

    Vamos por el Banco del Sur y apostémosle a la triple A, Asia, África y América Latina.

  • Vicente Brunetti dijo:

    Muy interesante la inclusión de algunos de los casos de “mala praxis” ejecutados por el FMI, con políticas que desmantelan el Estado de Bienestar, y “recetas” que favorecen las instituciones del Capitalismo: la Industria Bélica, la Banca Delincuente y la Prensa Comercial.
    Tal vez debió incluir los contra-ejemplos de países que lograron mejorar la calidad de las condiciones de vida de sus habitantes, SIN la participación del FMI, como el caso de Argentina, cuya economía colapsó en diciembre del 2001 debido a la política y a las recetas desastrosas del FMI. Alejada del FMI, la economía argentina tuvo un buen desarrollo desde el 2003, con políticas públicas inclusivas, la Asignación Universal por Hijo, las Transferencias Monetarias con Corresponsabilidades, etc.
    El artículo evoca el caso de Hungría. Pero me parece que hay otros casos tanto o más emblemáticos, como el de Cuba. Ninguna política ni “receta” del FMI ha podido impulsar y cultivar la alegría de una población afectada.
    Sin embargo, a pesar del bloqueo criminal ejercido ilegalmente por parte del Imperio, y las tribulaciones severas que son inherentes, la devoción por la alegría que se siente en el interior de la población cubana, representa una forma de vida ejemplar.
    En el libro sobre Economía Solidaria, al que titulé “Salir de la Pobreza”, cuyo original entregué en diciembre/2010 y está siendo revisado por parte de la Secretaría de Acción Social (SAS) de la Presidencia de la República del Paraguay, y cuya diagramación e impresión quedará a cargo de UNICEF, me permití incluir la siguiente anécdota:
    “Durante la pueblada argentina en diciembre del 2001, la corresponsal en Buenos Aires de la agencia internacional de noticias CNN, conversó con una humilde señora que se encontraba hurgando en la basura acumulada sobre la coqueta y prestigiosa calle Florida”.
    “La periodista, al término de la breve entrevista, le preguntó a la señora si le parecía bien remover las bolsas de basura para buscar alguna comida”.
    “Y la señora detuvo su tarea, se irguió, miró a la periodista y le dijo”:
    – “…es mejor que robar”.
    Pero, es otra dimensión de humanidad, en la que el concepto de honestidad a toda prueba radica en la humildad de las personas, muy lejos de la prepotencia, la arrogancia y el saqueo impúdico al que se dedican las y los personeros del FMI.

  • Vicente Brunetti dijo:

    Espero me disculpen, pero el comentario anterior “salió” incompleto. Al margen de que las políticas y “recetas” del FMI, fueron pensadas para destruir el Estado de Bienestar y ampliar el saqueo del Capitalismo Tardío, la otra cuestión compete a la conducta de su anterior “mandamás”, Strauss-Kahn.
    Y me parece que son dos ámbitos distintos.
    El FMI, institucionalmente (así como las demás organizaciones originadas en los Acuerdos de Bretton Woods), debe ser repudiado por parte de todos los Estados a los que interesa mejorar el nivel de la calidad de vida de la población.
    Y el señor Strauss-Kahn, tal como cualquier otro Juan de los Palotes, o encumbrado presidente de la institución que sea, debe enfrentar a la Justicia, por los delitos cometidos en el orden del atropello a las mujeres a las que ha violentado.
    Además, esperamos también un repudio por parte del Partido Socialista de Francia, que esperaba tener al culturalmente impresentable Strauss-Kahn, como candidato a la presidencia de Francia.
    Y, por cierto, el FMI podría llegar a tener un presidente socialista. En cuyo caso, sus políticas serán otras. Sus recetas se enfocarán a ofrecer soluciones para mejorar las condiciones y elevar la calidad de vida de la población afectada.
    Pero, claro, esto no sería del agrado de los matones del barrio (Israel y EE.UU).

  • Yolanda dijo:

    Esta es una buena historia por donde se pasea el FMI, cuando estaba en la universidad, leia y discutiamos q cada gobierno que asumia la presidencia en mi país(Vnzla años 80-90) Tenia que hacer negocios con el FMI,convenios de prestamos, privatización,eliminar subsidios,etc. Siempre me preguntaba como un país con una renta petrolera no podia manejarse con el ingreso petrolero? Claro esa era la distorción.! Asi como en otros países ha tenido como resultado hambrunas como en Malawi,donde la FAO tuvo q hacer intentos para lograr en cierto modo paliar el hambre. Conseguir ellos mismos subsidios, para lograr avanzar. Cada caso una historia, como la ocurrida con la aplicación del paquete neoliberal en toda su crudeza en Vzla en el año 1989 que al mirar por la tele no lo podia creer, las masas en revelión y la salida como en otros paises, del presidente q aplicó las medidas…No solo es Stauss-Khan quién necesita una evaluación, es ese FMI que ahora mismo, la aplicación de sus paquetes tiene convulsionada a Europa.. claro, no los que lo dirigen, por supuesto, sino donde los dueños del dinero y el poder lo aplican…

  • nelson dávila dijo:

    la humanidad debe prepararse para muy pronto enjuiciar a los delincuentes que manejan las instituciones, los bancos, las financieras, las empresas, los gobiernos, templos, que se dedican a la acumulacion de dinero, robandolo, y no lo convierten en capital¡
    Mao, decía: una chispa puede incendiar una pradera.
    La chispa ya está:
    Islandia metió presos a casi todos sus banqueros.
    Belgica ordenó prision a los curas pedófilos.
    En Londres, se pidió la captura del papa benedicto
    varias organizaciones han solicitado la prision de G. Bush
    El mundo entero debe castigar severamente a los culpables y beneficiarios de la actual crisis.

  • Euclides Solano dijo:

    “Los gobernantes deben ser justos; pero los gobernantes son hombres, y los hombres pueden ser justos e injustos.”

  • juan dijo:

    Muy de acuerdo con Vicente Brunetti, no es DSK a quien hay que poner en tela de juicio en cuanto a gobierno mundial, sino hubiera sido él hubiera sido otro, son los Acuerdos de Bretton Woods que han sido la base teórica, de donde todos los planes de despojar a la humanidad, hasta de su trabajo, han salido y que hay que comenzar a corregir, el DSK será juzgado por NYC por haber violado a una mucama en un hotel, entre otros.

  • ARTURO dijo:

    UNA PREGUNTA QUE TAN CIERTO ES QUE EL FONDO MONETARIO INTERNACIONAL INTERVIENE EN LAS TRANSACCIONES GANADAS POR DEMANDAS HECHAS A PAISES DE AFRICA Y EL BENEFICIARIO TIENE QUE PAGAR UN COSTO DE TRANSFERENCIA , ANTES DE RECIBIR EL DINERO, OSEA QUE NO ES DEDUCIBLE

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también