Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

OTAN destruye torres de vigilancia en residencia de Gadafi

En este artículo: Bombardeos, Guerra, Libia, Muamar el Gadafi, OTAN
| 8

libia-mapa1Aviones de la OTAN destruyeron dos torres de vigilancia de un complejo residencial de Muamar El Gadafi durante una serie de bombardeos contra esta capital, informaron hoy fuentes oficiales que, además, se mostraron críticas con Rusia.

La televisión estatal de Libia confirmó que la aviación de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) repitió este domingo los ataques que durante cinco jornadas consecutivas, de noche, madrugada y día, viene realizando contra distintos puntos de Trípoli.

Una fuente militar libia citada por el canal Al Jamahiriya indicó que las torres de vigilancia en las murallas del complejo de Bab Al-Aziziyah, donde suele residir El Gadafi en el centro de la ciudad, fueron derribadas por los proyectiles de la alianza occidental.

Residentes aseguraron que durante las incursiones de hoy también quedaron dañadas instalaciones civiles próximas a Bab Al-Aziziyah.

El asedio por aire de la alianza atlántica incluyó ayer incursiones a plena luz del día, por primera vez desde el pasado 19 de marzo, y provocó “perdidas humanas y materiales”, según reseñó la televisión pública mientras mostraba imágenes de columnas de humo sobre la ciudad.

Mientras distintas fuentes aluden a combates cada vez más intensos entre efectivos del Ejército leal a El Gadafi e insurgentes en regiones del occidente del país, las autoridades eludieron comentar reportes sobre una supuesta negociación oculta con Gran Bretaña.

El canal catarí Al Jazeera señaló que el ministro de Relaciones Exteriores en funciones, Abdulati Al-Obeidi, viajó a la isla tunecina de Djerba para “intercambiar opiniones” con funcionarios británicos, y barajó la posibilidad de una “estrategia de salida” de El Gaddafi.

Al-Obeidi negó que se negocie la dimisión del líder libio, pero admitió que el Gobierno está dispuesto a dialogar con los representantes del opositor Consejo Nacional de Transición (CNT), que tiene su sede en la ciudad oriental de Benghazi.

Precisamente, la cancillería libia se quejó ante su similar de Rusia por declaraciones del presidente Dmitry Medvedev durante la reciente cumbre del G-8 en Deauville, Francia, donde afirmó que el Gobierno de El Gaddafi “ha perdido legitimidad y él debe marcharse”.

Trípoli pidió “precisiones” a Moscú por lo que interpretó como un cambio de actitud de las autoridades rusas que han sido reiteradamente críticas con la agresión de la OTAN a Libia, en tanto el CNT felicitó al Kremlin y dijo “apreciar” su rol en la arena internacional.

El jefe del CNT, Mustafa Abdul Jalil, también recabó ayuda foránea ante lo que describió como inminente “crisis financiera” de los rebeldes, y prometió amnistía para los leales a El Gadafi que deserten antes del eventual colapso de su gobierno.

(Con información de agencias)

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • tony alonso dijo:

    es hora de que putin vuelva a tomar las riendas de RUSIA,ningun pais tiene derecho a inmiscuirse en los asuntos privados de sus gobiernos……

  • yo dijo:

    Se veia venir lo de Rusia, no sirve ese gobierno, quiere coger su mascada del pastel. Pienso que nuestra prensa no debe callarse porque estan haciendo lo mismo que los americanos.

  • lorenzo lescay dijo:

    ya se sumo otra marioneta al espectaculo, todo parese indicar que la voluntad del pueblo libio no cuenta,y a gaddafi cada vez mas lo comvierten en otro sadam juseim.

  • EL DON APACIBLE dijo:

    A esto nos tienen acostumbrados hace ya muchos años los miembros de los gobiernos Rusos, se comportan como verdaderos maestros de la intriga del palacio del Kremlin…Ojala no estemos ante otra disputa por el poder

  • firoma dijo:

    La postalita de Mevdeved se derrumba,él mismo es un insulto,da lástima,lo de él ya se veía venir,cualquier papelucho que presente EU en el CS el primero que va a levantar la mano es él por supuesto a favor.

  • Expresión dijo:

    ¿Cúantas residencias tiene Gadafi?, parece que el tirano no tiene solamenet una “tiendecita” en el desierto.

  • José Molina Vidal dijo:

    Los dromes no cargan bombas, sí, medios de detección y orientación para los cazas,,,, son el “celebro”. ¿No sedan cuenta?
    Además entre los Droms o Dromers y unos minisubmarinos teledirigidos, miento, dirigidos por GPS. (global positional system) No les va a hacer falta el “escudo antimisíl”, ¿que piensan los herederos de las conquistas de la URSS?
    Pienso que se han vendido al igual que Gorbachov, o están comiendo M….perdón. Gracias Molina

  • jose dagger dijo:

    esta gente lo que quiere es petroleo,pobre g8. en vez de dar ejemplo,son como las aves de rapiña que estan al tanto de ver al que cae para luego devorarlos…que mundo donde vivimos donde el equilibrio se vuelve mas inestable y la balanza de la libertad y el respeto hacia las naciones se vuelven simples paradigmas. cada dia que pasa un pequeño gigante despierta,pronto seran muchos pequeños gigantes que despertaran y seran mayoria,ya que este mundo esta siendo dominado por muy pocos enanos gigantes que creen ser reyes,pronto los pueblos oprimidos levantaran su voz y seran los jueces de cambiar este mundo y convertir este mundo,en algo soñado por las generaciones presentes y futuras,que permitiran que la raza humana no sea perenne,de estos simples gobiernos capitalista que buscan su beneficio individual,haciendo morir cada dia a personas inocentes…

Se han publicado 8 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también