Imprimir
Inicio » Noticias, Cultura  »

X Alfonso: “Ni francotirador ni clandestino: un tipo normal que sueña” (+ Video)

En este artículo: Cuba, Cultura, Música, X Alfonso
| 12

Marianela González
La Jiribilla

X Alfonso, Concierto Paz sin FronterasComo casi todo en el siglo XXI, una urbe es un espacio multimedia. Desde los textos, los sonidos que configuran ambientes e, incluso, a partir de las connotaciones que poseen determinados instrumentos o estructuras musicales, podemos rastrear calles, plazas, personas y relaciones sociales a partir de la música; lo mismo, en imágenes fotográficas, cinematográficas, gestuales. Ninguna de ellas es una representación particular: cada ciudad es la alquimia de sus olores, texturas, ambientes, flujos. Y el artista, ese ente que quizá exista para hacérnoslo ver.

En La Habana, X Alfonso ha creado una cosmópolis de cuatro mil personas que se renueva cada fin de semana, para dar paso a otras; una fábrica que involucra músicos, estudiantes, teatristas, bailarines, amas de casa, pintores, taxistas. Hijo de esa “síntesis” de tradición y futuro que ha sido su familia en la cultura musical cubana, sabe que el arte es fibra de un mismo tejido, un conector de personas y realidades. Desde mediados de 2010, la maquinaria ocupa Pabexpo, uno de los centros expositivos más amplios de la ciudad: producción en serie de sensibilidades y empeños.

“La Fábrica de Arte -recuerda X- surge después de un documental que realicé, Sin Título, con artistas y gente talentosa que hace arte. Cuando lo estrené, en el teatro Mella, mezclamos en vivo teatro, danza, música, artes plásticas… y me gustó la idea de hacer confluir todas las expresiones en un mismo sitio. Luego, me obsesioné con encontrar un lugar donde hacerlo de forma sistemática. Conocí mucha gente del medio que no conocía, especialmente artistas de la plástica. Han salido cosas muy buenas, a medida que se ha ido incorporando talento a la Fábrica. Así empezó todo y hasta hoy. Ha sido como una válvula”.

¿Crees que el arte, cuando interactúa con el espacio urbano -como lo ha hecho la Fábrica- también produce ciudad, relaciones sociales?

Por supuesto. Primero, la experiencia de la Fábrica desde el Mella nos demostró que muchas de las personas que habían acudido esa noche habían recibido dosis de teatro, por ejemplo, cuando nunca en sus vidas habían asistido a una puesta. A partir de ahí, muchos comenzaron a relacionarse con esas formas de expresión que les eran ajenas. Y todo eso, de la mano de la música, que fue lo que los atrajo.

En Pabexpo, el lugar donde la Fábrica tiene su espacio, caben cuatro mil personas. En una galería de arte, normalmente, esa cifra no se logra. Ha sido una experiencia provechosa en el sentido de poner en común aquello que los artistas cubanos estamos creando, especialmente los más jóvenes. Quienes van a la Fábrica tienen acceso a los músicos, a los pintores, a los bailarines… es una cultura viva que se está produciendo allí mismo; sin embargo, lo más significativo es que se han logrado relaciones bastante cercanas entre los artistas de diferentes manifestaciones, entre ellos con el público, y entre el público y las obras. Incluso, entre el público mismo.

Justamente, los comentarios de los lectores en medios digitales o las crónicas en blogs suelen referirse a la Fábrica como un espacio para “divertirse” y “verse las caras”…

También. Los jóvenes, muchas veces, para encontrar sitios donde recrearse tienen que pagar bastante dinero y al final puede que no les complazca la propuesta. Por eso, la promoción de la Fábrica suele hacerse en las calles y también en las universidades. Suelen ser personas que comparten inquietudes, y el espacio los conecta. Uno siente que los temas de conversación allí son distintos, como también las formas de actuar y de dialogar con las propuestas artísticas.

¿Por qué conexiones apuesta una experiencia como esta?

Por todas las que se necesitan. Sobre todo, teniendo en cuenta que el público cubano tiene mucha información y no encuentra a veces lugares donde relacionarse, que sean ante todo espacios culturales.

¿La Fábrica es un espacio?

No, la idea de la Fábrica es precisamente que trascienda el espacio. Creo que ha logrado convertirse en un movimiento, en una generación de ideas constante. Hace unos días, por ejemplo, hicimos el Festival Peace and love, que incluso conectó la experiencia nuestra con ese certamen sueco que tanto tiene en común con la Fábrica. Entonces, se trata de una iniciativa que pretende moverse, incluso, por Cuba.

¿Qué resultó de esa experiencia con Peace and love?

Peace and love, en La Habana, no fue nada más novedoso de lo que ya habíamos experimentado. Lo que hicimos fue trasladar la Fábrica a un lugar abierto, con la posibilidad de tener a los músicos de Suecia. Cuando estuve en ese país, precisamente en el Festival, me di cuenta de que se parecía mucho a la Fábrica. No tenían pintores, pero sí escritores que confluían en un sitio, lugares donde se tomaba café y se hablaba de literatura. Era inspirador.

¿Cuál es tu concepto de “recreación”?

¡No tengo uno: no me alcanza el tiempo para eso! [Ríe] A veces escucho frases como “opción alternativa” y otras por el estilo; pero son solo palabras que la gente busca para nombrar propuestas como la Fábrica. Y no es así, necesariamente. Es una válvula, solo una idea de cómo hacer confluir, desde la diversión, el talento que se desborda en este país.

¿Una propuesta como la Fábrica es, por esencia, capitalina?

No, creo que no. De hecho, he conocido lugares en el resto del país donde se ve que hay mucha gente con talento, uniéndose para lograr ideas como esta. Ojalá pudieran extenderse a toda la Isla y hacerse comunes. Ojalá, incluso, pudieran enseñarse al mundo. Experiencias de este tipo, que hacen confluir artistas diversos, pueden ser una manera de compartir la cultura cubana contemporánea con quienes no la viven.

El público reconoce tu música como una feliz combinación de las raíces sonoras cubanas (tus “Ancestros”) con lo más vanguardista del pentagrama universal. Quizá la evidencia más clara sea tu X Moré. ¿Cómo logra eso ser atractivo, sin pecar de comercial?

Mis ancestros son eso, justamente: la fuente de la cual provengo y que no puedo negar, aun si lo quisiera. Lo único que he hecho, lo mismo en mi música que en la Fábrica, es partir de donde soy con la mirada un poco más allá. Estuve tocando en Síntesis, esa escuela musical y de vida diaria que es mi familia; pero siempre vinculado al pálpito de nuestro tiempo, como veo que ocurre en Cuba con la plástica, con el teatro. Eso siempre va a ser atractivo: cuando se hace de verdad, nadie puede negar de dónde viene y dónde se sitúa su contemporaneidad. Ni los artistas ni el público.

¿Es lo que tenían en común todos aquellos artistas que convocaste al primer proyecto de la Fábrica, el documental Sin Título?

Exactamente. Y también que -pese a cualquier circunstancia que viviera el país- siempre están creando. Más que todo, ese era el hilo conductor de las historias.

Aquella obra coral que presentaste en el Mella, es una especie de tu propia Suite Habana

Sí, algo así. Como en la de Fernando Pérez, se trata de hacer, no de quejarse de lo que nos falta. ¡Da igual con qué: crea! En el documental, Raúl Martín, el teatrista, no tenía un teatro donde poner sus obras; tenía un espacio casi derruido, abandonado… y mira las maravillas que hace. Cuando sube a escena Teatro de la Luna, uno nota esa magia detrás.

[Silencio] Mi gran sueño es poder hacer muchas fábricas de arte, en lugares distintos, donde las personas puedan ir solas o reunirse en grupos, para hablar de cualquier cosa y vivir el arte. Todo el mundo es artista. Tanto valor tiene un músico como quien se las ingenia para vivir, arreglando cafeteras; el que tiene un restaurante o el que organiza conciertos. Los cubanos tenemos el arte dentro. Ojalá yo pudiera inventar más lugares donde todo eso pueda converger.

¿Tus proyectos suelen concretarse con la misma rapidez con que los piensas?

Trato. Mi lucha es con el tiempo.

Un artista es un francotirador o un clandestino, dijo una vez Marcel Duchamp…

¡Eso está bueno! [Silencio] No creo ser ni uno ni otro… solo un tipo normal, que sueña.

En Video, X Alfonso: “Angeles”

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • JORGE dijo:

    por Dios nuestra cultura cada vez más al piso. llamarle a eso artista es una blasfemia

  • Francisco Rivero dijo:

    El termino ” la Fabrica ” invita a pensar en ese lugar real o imaginario de geometria variable que convoca al disfrute del alma en la accion del ser y el hacer en fraternidad a travez del Arte, por y para el individuo en sociedad.

    Empeños de este genero de convocacion se pueden citar en las cuatro latitudes de este mundo. Cada uno con su acento y singularidad. Aquellas que han bien marcado el interes del ciudadano han tenido en comun tal vez la voluntad de crecimiento en una sostenida permanencia de la accion, como de las ideas.

    Me permito recordar en la frescura de lo que perdura como referencia de futuro un breve documental de Cuba titulado :

    ” La herreria de Sirique ” ( 1966 )
    De Hector Veitia

    Hermoso testimonio de como se cultivo la permanencia y evolucion de uno de los generos de la musica cubana el Son, es en un lugar para mi magico un Taller de Mecanica en la Ciudad de la Habana donde se reunian los trovadores mayores para cantar canciones.

    Sea la Fabrica de hoy que bien inicia, X Alfonso en la Habana, o la que fue la ” Factory ” de Andy Warhol en New York C. y la anteriormente mencionada ” La herreria de Sirique ” en la Habana de los años 60.
    Sirvan como ejemplos de socializacion en favor de las personas.

    Un saludo cordial

  • Pavel dijo:

    Hola, no entiendo muy bien lo que quiso decir Jorge, pero por si acaso quiero aclararle que X es un elemplo vivo de nuestra cultura y representa bien arriba nuestra música. Cuantos proyectos hagan nuestros músicos siempre será para que el pueblo las disfrute y para impulsar bien arriba nuestras raíces musicales… ¡Arriba X!

    PD:¿alguien me pudiera explicar por qué nunca puedo disfrutar de ningún video pues no los veo ni puedo descargarlos, navego nacionalmente?

  • harley dijo:

    Coincido con Pavel en el asombro por el comentario de Jorge, aunque, solo por el más mínimo senido de la ética y la educación, deba respetar su criterio, con el que de hecho no estoy de acuerdo.
    Me parece un buen artículo que ayuda a conocer más a X.
    Sería bueno tener más detalles sobre la Fábrica, por ejemplo cual es el costo es la entrada, a que hora comienza y se acaba, cuales son las ofertas gastronómicas, cual es la cartelera…
    Es bueno que se promuevan estos espacios para socializar el arte.

  • juan dijo:

    Es un excelente artículo. Nos permite conocer , en lenguaje claro y expresivo, quien es X.
    Coincido con la periodista y el entrevistado en muchos de los temas tratados y creo que esta opción de hacer confluir varias manifestaciiones artísticas en tiempo y espacio,fomenta y amplía la sensibilidad de cada cubano.
    Deben existir mas iniciativas como la Fábrica.

  • J. Valdes G. dijo:

    no imaginé ke pudiera decir en público ke X y yo no tenemos mucho en común.
    o no se le ocurren ideas iguales a las mias o le ¿faltó? valor para cantar en el concierto por la paz…la canción ke más le venía al momento histórico ke se vivió ese día.
    ¿ke sucedió realmente?.
    ¿se lo…prohibieron o no se le “ocurrió”?.
    siempre digo cdo escucho esa canción ke el susodicho tenía a la musita dandole vueltas y ayudandolo con todas sus fuerzas para darle ideas.
    ¿una gaita?…genial, no se me abría ocurrido.
    ¿el tema?…genial, y…¿en esos años?.
    ni se me ocurriría ni…lo hubiera expuesto a la luz (soy muy cobarde para tanto riesgo).
    me kito el sombrerito ante X pero……mira ke esperé esa canción en el concierto x la paz….
    ¿x ké no la cantó?…siempre será motivo de duda.
    dudo ke se le ocurra otra….con tanta imaginación.
    yo sé ke el autor no la compuso para el concierto sino para un film (habana blues) pero contra……lo mejor ke podía hacer era dedicarsela al pueblo cubano en el concierto y ayudar a unir voluntades.
    ¿o será ke estoy desinformado y X-sito no es el autor de dicha canción?
    ya pasó, ya es tarde, ¿perdió o perdimos? la oportunidad…..
    de todas formas x una canción no se afecta el destino.
    pero me keda la nostalgia y el sabor de……se pudo.
    parece ke estoy un pokito tristón,…me publicaron uno de mis comentarios y eso me deja como “sin estandarte de lucha” x un rato.
    veremos mañana como tengo el ánimo.
    salu2 a mis compatriotas
    (no aclaro cual es el título de la canción x ke…..con la gaita imagino ke todos sepan de cual se trata. en definitiva no deben abundar las canciones con gaita en el repertorio musical nuestro y si lo reducimos al de X…es mucho menos tediosa la “búskeda”.)

  • Mercy dijo:

    QUE AGRADABLE SERIA PARA LOS CAMAGÜEYANOS, TENERTE POR ACÁ, ESTOY SEGURA QUE LA FABRICA SERÁ INMENSA.
    ARRIBA X ALFONSO, PRONTO TENDREMOS EL BULEVAR, QUE QUIERO QUE SEPAS QUE ESTA QUEDANDO BELLO, EL CENTRO DE LA CUIDAD SE VISTE DE GALAS..
    ¡LLÉGATE CON TU BANDA!

  • Baby dijo:

    Admiro mucho el talento de X(respetando las opiniones diversas, tuve la oportunidad de participar en el Peace and Love, y quedé maravillada con lo que sucedió allí. Muchas Felicidades a X y MIL GRACIAS por compartir sus sueños con la gente.

  • ALINA dijo:

    GRACIAS POR EXISTIR , POBRE DE JORGE CON EL CELEBRO TAN PEQUEÑO !!!!!!!!!OJALA QUE SIGAN LOS SUEÑOS DE X Y QUE SE CUMPLAN Y SE EXPANDAN , AL FINAL TODOS GANAMOS .

  • Luis Cruz Baguet dijo:

    Jorge, te tengo lástima.

  • moni gonzález dijo:

    LO felicito,todo lo que sea dedicado a mi poderoza CUBA. va con “MAYUSCULA” agradecida.un abrazo…

  • Joan Espina dijo:

    Excelente compa y desde Venezuela te envío grandes abrazos de buena siembra…Luces, cámara y acción!

    Joan Espina
    http://www.colectivoaguaelluvia.blogspot.com
    CINE PORTÁTIL

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también