Imprimir
Inicio » Noticias  »

Prisión de California probará arma de rayos en prisioneros

En este artículo: Armas, Estados Unidos, Prisiones
| 9
Un policía del Condado de Los Ángeles, el mayor David Judge utiliza el Dispositivo de Intervención y Asalto (AID) mediante un interruptor a distancia, durante demostración en Centro de Detención Norte, de Pitchess, el viernes, 20 de agosto de  2010. El dispositivo transmite una onda invisible que causa una sensación de calor insoportable al individuo que la recibe.(Michael Owen Baker / fotógrafo del personal)

Un policía del Condado de Los Ángeles, el mayor David Judge, utiliza el Sistema de Intervención de Ataque (AID) mediante un interruptor a distancia, durante una demostración en el Centro de Detención Norte, de Pitchess, el viernes, 20 de agosto de 2010. El dispositivo transmite una onda invisible que causa una sensación de calor insoportable al individuo que la recibe. (Michael Owen Baker / fotógrafo del personal)

Las autoridades de Castaic, California, anunciaron planes de utilizar a los prisioneros para probar un arma de rayos de alta tecnología que dispara un rayo de calor invisible capaz de causar un dolor insoportable.

El “Sistema de Intervención de Ataque” de 270 kilogramos y más de dos metros de alto fue construido por Raytheon para las Fuerzas Armadas, pero ahora se está utilizando con fines nacionales.

Raytheon actualmente está trabajando en la creación de una versión portátil del arma de rayos.

(Con información de Democracy Now!)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OLIMPIO RODRIGUEZ SANTOS dijo:

    Y LAS UNIVERSIDADES NORTEAMERICANAS DE GRAN TRADICION EN LAS INVESTIGACIONES, NO LE PUEDEN EXPLICAR A ESTOS INDIVIDUOS SIN ESCRUPULOS QUE EXISTE UNA CIENCIA O RAMA DE LA FILOSOFIA QUE SE LLAMA AXIOLOGIA DONDE SE PUEDE APRENDER UN POCO SOBRE VALORES.

  • gabby dijo:

    OLimpio, ud prefiere que a los delicuentes rebeldes, se le dispare con un arma e fuego para mantenerlos a raya…? bueno segun se le mire este tipo de arma evitaria muertes innecesarias..digo yo. las etadisticas estan ahi. son unso cuantos preos muertos cada año y guardias.

  • pilar dijo:

    No , qué poca madre, cómo está eso??? son seres humanos, que ni en animale, yo estaría de acuerdo, por suepuesto.

  • pilar dijo:

    Ay no, qué poca madre. son seres humanos…

  • bertha dijo:

    Gabby:
    Lo primero que habría que hacer es transformar el sistema norteamericano para que no tuvieran la mayor población penal del planeta y también cambiar su sistema penitenciario para que no haya necesidad de “mantenerlos a raya” disparándoles o asándoles porque como bien dice pilar, son seres humanos no animales.
    Todo el dinero invertido en crear y desarrollar esas armas, que no están destinadas originalmente para usarse en las prisiones, bien hubiera podido emplearse en programas sociales que mejoraran la vida de la gente y redujeran las posibilidades de cometer delitos.

  • bertha dijo:

    Las prisiones otra vez son un campo de concentración donde probar como juguete de torturas el arma de microondas ya casi terminada. Lo que no dicen si el gobierno le compró a Rytheon el arma para las prisiones, si estas reciben alguna contribución por graduársela con los presos o si lo hacen gratis porque con el apoyo basta.
    Se dice en la prensa norteamericana que el “rayo del dolor” lleva décadas en investigación. Es la iteración más reciente del Sistema de Denegación Activa, el cual se ha incorporado a transportes de uso militar para el control de multitudes en el extranjero. Ya fue enviada a Afganistán e Irak pero supuestamente allí no se probó, por varias razones que describen muy bien el contenido formal, pragmático y manipulador de la moral del sistema: puede dar la impresión de que se está torturando y dar así una imagen negativa, hay que hacerla más manuable y darle tiempo a las tropas a adaptarse sicológicamente de que van a asar a la gente (¿!).
    No creo que un halón de orejas en una conferencia de valores los ayude a tener escrúpulos. Se puede llevar al agua a un caballo, pero no se le puede obligar a beber. Él “tiene” su idea propia de lo que es bueno o malo para él.
    Los conceptos éticos se aprenden en la práctica social en la que el individuo se desarrolla y en Estados Unidos, el éxito económico y la defensa del sistema son marcadores positivos que justifican todo. En su nombre se cometen los peores crímenes como por ejemplo, este de convertir en animales de laboratorio para la industria de la guerra a poblaciones indefensas.
    Lamentablemente, las universidades norteamericanas son aliadas, no oponentes del complejo militar industrial al que muchos ya le adicionan la palabra académico. Tienen gran tradición en investigaciones científicas financiadas por dicho complejo y también en el empleo de sectores vulnerables para experimentos. Estos lazos tienen valor económico y también moral, pues de acuerdo con la concepción de la vida y la posición a tomar ante ella que se enseña y consolida en estos centros de enseñanza superior, todo vale para perpetuar su régimen. En un rápido recorrido por la red pueden confirmarse algunos ejemplos macabros.
    Al terminar la Segunda Guerra Mundial, en el período entre 1945 y 1949 la Universidad Vanderbilt participó en los ensayos con 820 embarazadas blancas de los sectores humildes a las cuales se les administró hierro con marcadores radiactivos.
    En 1953, expertos del Instituto Tecnológico de Massachussetts (MIT) en colaboración con Sémola Quáker engañaron a niños con discapacidad mental para que probaran cereales de desayuno mezclados con hierro radiactivo con la promesa de que ingresarían a un club científico si los comían.
    Según plantea el profesor de la Universidad de Temple, Allen Hornblum en su libro Sentenced to Science: One Black Man’s Story of Imprisonment in America, entre los años 60 y 70 la Universidad de Pennsylvania condujo en la prisión de Holmesburg en Filadelfia experimentos dermatológicos bajo contrato con 33 compañías productoras de medicamento y cosméticos, así como con el Ejército de Estados Unidos y la CIA. Estos últimos trataban de hallar un arma química que incapacitara a sus enemigos.
    Existe en Estados Unidos una maquinaria intencionalmente diseñada para embotar en las personas el sentido de lo humano y deformar sus apreciaciones de la realidad. No obstante, sí creo que la denuncia de ciudadanos honestos, de las universidades o no, puede contribuir a transformar esa situación y abrirles los ojos a muchos.

  • carmen pérez dijo:

    No creo que exista ninguna ley humana que justifique que se hagan pruebas de ningún tipo con poblaciones vulnerables, y menos entre presos que de hecho ya fueron juzgados y cumplen sanción.
    Vívimos un mundo donde lamentablemente la inteligencia-en las naciones poderosas del primer Mundo-están een favor de las oligarquías responsables de la guerra. ¿hasta cuándo?

  • Vampiro dijo:

    Lo primero que tienen que hacer es no estar presos y para eso hay que cumplir la ley, despues de eso, seguro se probará en los que esten formando disturbios, es decir, estan presos y todavía estan jodiendo, pues bueno que cojan un poquito de calor los hara sentir como en la playa, si al final lo que estan haciendoles es un favor jajajajaja.

  • ramona dijo:

    bueno segun se, y siento y he sentido por mucho tiempo,teniendo este tipo de armas ,con radares , , con laser y microondas ,seria mejor utilizarlos antes , para rastrear delicuentes , y no cuando ya esten en prision que no tiene para donde correr. asi como rastrean civiles inocentes. que nunca han cometido ningun delito y se esta perdiendo tiempo en ellos ,que mejor rastren lugares peligrosos . con sus radares que estan conectados al satelite espia.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también