Imprimir
Inicio » Noticias  »

Acusan a hermano y sobrino de Carlos Alberto Montaner de fraude millonario

| 5
Ernesto Montaner, hermano del terrorista Carlos Alberto.

Ernesto Montaner, hermano del terrorista Carlos Alberto.

Ernesto Angel Montaner y su hijo, ambos residentes del condado de Miami-Dade, han sido acusados de defraudar al sistema Medicare por más de $2.8 millones, según revelaron las autoridades el viernes y publicó el diario El Nuevo Herald.

Montaner y su hijo, también llamado Ernesto Montaner, están acusados de operar una red de clínicas de fisioterapia en Miami-Dade que cobró millones de dólares en cuentas falsas al programa federal para las personas de edad avanzada y los deshabilitados, entre el 2003 y el 2008.

El diario floridano aclara que “Ernesto Angel Montaner, de 68 años, es hermano del columnista basado en España Carlos Alberto Montaner”, ex agente de la CIA y furioso enemigo de la Revolución cubana.

Ernesto Angel Montaner, encausado el jueves, huyó a Costa Rica el año pasado mientras estaba siendo investigado por el FBI y la oficina del Fiscal Federal en Miami. Su hijo fue acusado en el mismo caso de conspiración la semana pasada y está cooperando con las autoridades.

Esta es la segunda vez que Ernesto Angel Montaner ha sido acusado de fraude al sistema de salud. A finales de la década de los noventa, Montaner fue absuelto de participar en caso masivo de fraude en asistencia médica a domicilio, en el que sí fueron condenados el ex senador estatal republicano Alberto Gutman, su esposa Marci y varias otras personas por presentar reclamos falsos por un monto de $15 millones al Medicare.

En el caso más reciente, el FBI trabajó con un agente encubierto que actuó como reclutador de pacientes e informantes que infiltraron el negocio de asistencia médica de la familia de Ernesto Angel Montaner diciendo ser beneficiarios del Medicare.

También fueron acusados de pagar comisiones ilegales a dueños de centros de vida asistida o residencias de apoyo, agencias de asistencia médica a domicilio y otras clínicas a cambio de recomendaciones de médicos para sus servicios de rehabilitación.

Para supuestamente esconder las comisiones clandestinas, el padre e hijo, así como Varona, crearon una compañia consultora que cobraba los cheques emitidos por una de las clínicas, Infinity Therapy. Las otras clínicas supuestamente involucradas en el fraude eran Mega Therapy Center, Miami-Dade Medical Group, y Florida Rehabilitation Clinic.

Si son condenados, los inculpados podrían encarar hasta 10 años en prisión por la acusación principal y hasta 10 años por cada uno de los cargos de fraude.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • nelson valderrama dijo:

    A ese sistema de salud le cayo gusano,y como que esta podrido.

  • F.JUAN ÁGUILA dijo:

    Llama la atención el 2Destape” de fraudes a estas instituciones, sobre todo, en el área de la Florida y muy especialmente Miami.

    No son dos sino decenas las personas que de una forma u otra, están involucradas en las estafas. Descontrol hay; pero se pone de manifiesto que hay una plaga de “Bisneros”, que lamentablemente casi todos son “estadounidenses” que nacieron en Cuba.

    Esto no es de extrañar cuando las “personalidades” de la “politiquería”, también aparecen en “Chanchullos” (tradúzcase como negocios turbios, oscuros, ilegales) en fin, “Rateros”.

    Estados Unidos tiene poco control sobre determinadas cosas y esto se ve favorecido; pero es que durante mucho tiempo, muchos cubanos llamados del “Exilio” han sido tratados con “guantes de seda” como para no dar a entender que se había llevado a mucha “Escoria”. Que los que plantearon que eran patriotas no eran más que esos. Esta gente no salió de ninguna cárcel cuando la salida masiva del “Mariel”.

    La descendencia de la élite que salió durante los primeros meses y años, son una banda de “Delincuentes” que han estafado no solo a Medicare y otras instituciones sino a los ciudadanos estadounidenses que también han sido engañados por la “Maquinaria mediática”

    Todos tienen un “Modelo a imitar”, avalado por el ex Presidente Reagan, como loes todavía “El Lechero” que se convirtió en “Multimillonario”, quien también hizo de las suyas en España donde dejó “embarcados” a cientos de trabajadores que permanecieron meses en un parque con grandes carteles y pancartas.

    Sencillamente, tienen la “Cosecha” que merecen por haberlos sembrado y cultivados

  • chacon dijo:

    Bueno ahora vamos a ver como trata esto la tal y mal cubana Yohanys Sánchez. Ese es el ejemplo de modelo de vida que ella quiere para los cubanos de acá.Eso es el ejemplo de los “exiliados” patriotas.
    Hay un viejo refrán que reza algo así como “no tires piedras al tejado del vecino si el tuyo es de vidrio”. Este solo ejemplo, desbarata el arsenal de valores con que cree contar el otro Montaner

  • Agustín Navarro dijo:

    Esto no es nuevo en Miami hace años que decenas de Cubanos se dedican a timar a la gente y al gobierno Americano que lo han estafado durante todos estos años por el descontrol tan grande que tiene y eso que ellos se la saben todas por eso les pasa todo.

  • Jose Luis dijo:

    En el sistema legal norteamericano todo acusado se presume inocente hasta que el gobierno demuestre lo contrario.Si estafo a los contribuyentes que reciba todo el peso de la ley,son cientos de emigrantes cubanos,no se le pude llamar exiliado a quien roba,quienes han sido juzgados y condenados por estafar a la institucion que ayuda a los mas desvalidos lo que demuestra su baja catadura moral.Tampoco estos delicuentes representan a una emigracion trabajadora que gana su sustento laborando honradamente y ayudando a sus hermanos de la isla

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también