Inicio » Noticias, Economía  »

A pesar de la crisis internacional, economía cubana crece discretamente

20 diciembre 2009 | 1
El Presidente cubano Raúl Castro Ruz, en la sesión final del IV período ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en su Séptima Legislatura, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el 20 de diciembre de 2009. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/

El Presidente cubano Raúl Castro Ruz, en la sesión final del IV período ordinario de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), en su Séptima Legislatura, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el 20 de diciembre de 2009. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ/

La economía cubana creció un 1,4% en 2009, a pesar de la crisis financiera internacional que embate al mundo, informó hoy el ministro de Economía y Planificación, Marino Murillo, al presentar ante la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba presidida por el Presidente Raul Castro.

Según Murillo, que también es uno de los vicepresidentes del Consejo de Ministros, las exportaciones cayeron este año 22,9% y las importaciones 37,4%.

Por sectores, crecieron el agropecuario (4,5%), transporte (4,6%) y servicios (4%), mientras que cayó la industria (2%) y el comercio se mantuvo igual.

El ministro de Economía agregó que en 2009 la productividad del trabajo decreció 1,1%, los salarios subieron 2,9% y las inversiones disminuyeron 16%.

Murillo atribuyó el escaso crecimiento de este año al bloqueo económico estadounidense que rige desde hace medio siglo, las repercusiones de la crisis financiera internacional y las secuelas de tres huracanes que causaron pérdidas por 10 000 millones de dólares en 2008.

Intervención de Marino Murillo Jorge, Vicepresidente del Consejo de Ministros y Ministro de Economía y Planificación, en el IV período ordinario de sesiones del parlamento cubano, en su Séptima Legislatura, que tiene lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el 20 de diciembre de 2009. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ

Intervención de Marino Murillo Jorge, Vicepresidente del Consejo de Ministros y Ministro de Economía y Planificación, en el IV período ordinario de sesiones del parlamento cubano, en su Séptima Legislatura, que tiene lugar en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba, el 20 de diciembre de 2009. AIN FOTO/Marcelino VAZQUEZ HERNANDEZ

En presencia de Raúl, Murillo leyó ante 550 de los 610 diputados un informe sobre el comportamiento del presupuesto en 2009, con un incremento “discreto” del 1,9 por ciento al actual, y las prioridades del “Plan Económico y Social” del Gobierno para el año entrante.

Murillo dijo que para 2010 el Ejecutivo seguirá intentando no incurrir en gastos superiores a los ingresos, dará prioridad a las áreas de producción que generen divisas y ejecutará sólo las inversiones que contribuyan al mismo propósito y tengan el respaldo financiero asegurado.

Los diputados debatirán en las próximas horas el presupuesto oficial del año entrante.

(Con información de la agencia EFE y Telam)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • carmen pérez dijo:

    Realmente el gobierno y pueblo cubanos reprentan lo más digno y corajudo. Había que haber visto lo que sucedió cuando Gustav e Ike y Paloma. Como quedó todo devastado. Cuanto daño ocasionó la naturaleza a un país bloqueado por el imperio más poderoso de todos: el gobierno de los Estados Unidos. Quien podía suponer que además en medio de una crisis global se pudiera resisitir y vencer. Y los cubanos lo lograron. A fuerza de sacrificio y coraje. !Feliz nuevo año! !Feliz Año 52 de la Revolución!.Sigamos adelante

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también