Imprimir
Inicio » Noticias  »

“Cortejando a Condi Rice”, hoy en el Cine Infanta

| +

cortejando-a-condiCondoleezza Rice, una de las personalidades políticas de principios del siglo XXI, es, como muchos de sus contemporáneos, una construcción mediática.

De la férrea ex Secretaria de Estado norteamericana -el cargo que ocupó desde el año 2005 hasta principios de 2009- los medios ignoraron y prefieren ignorar justo lo que explica cómo llegó a convertirse en el personaje que fue, además de su trayectoria de actos criminales. Fanática del fútbol, pianista concertista, patinadora artística, empresaria petrolera, político mentirosa y a favor de la tortura, tal vez virgen, estas descripciones no asociadas comúnmente a Rice son revelaciones del documental Cortejando a Condi, del realizador inglés Sebastián Doggart, quien ha bautizado su nueva obra como un docu-tragi-comedia musical sobre una mujer brillante que vendió su alma por poder.

Doggart, graduado en Ciencias Políticas y Sociales en el King’s College de Cambridge y con un sentido de la ironía muy inglés, creó un guión de ficción que le sirvió de pretexto para develar, como por una necesidad del corazón, detalles de la historia íntima y la carrera profesional de la principal confidente del ex presidente de los EE.UU. George W. Bush. El propio director actúa en el filme como periodista, amigo de Ratray (¿acaso para ironizar más el silencio de los medios?), y lo usa para entrevistar a personas relacionadas alguna vez con la ambiciosa mandataria.

Cortejando a Condi, que ha ganado 26 premios en festivales internacionales, cuenta con el ingenio interpretativo de Devin Ratray, quien trasluce carisma y real apasionamiento por la dama que la revista Forbes calificara en el 2005 como la mujer más poderosa del mundo. Ratray caracteriza a un músico gordo locamente enamorado de la Secretaria de Estado, que con el fin de conocer mejor a su amada viaja por el país y se detiene ante cada uno de los lugares reales que marcaron la existencia de Rice: hospital donde nació, casas, colegios, centros de trabajo, y también algunos de sus colegas, el único novio y los maestros.

Los testimonios reales de compañeros y profesores, entre otros conocidos, sorprenden a Devin, quien solo ansía indagar a fondo en la vida de la mujer que ama para conquistar su corazón en un soñado encuentro con ella. Cuenta el director que lo más impactante que halló durante el período de investigación fueron los vínculos de Rice con la tortura. Eso definió el proyecto como un docu-tragi-comedia musical, asegura, que tiene la función de crear conciencia sobre los crímenes de guerra propiciados por la ex Secretaria de Estado y por los que aún no ha sido sancionada.

Rice y sus seguidores impidieron la proyección de este filme en la Universidad de Stanford, la institución que ella había dirigido durante seis años, antes de ser nombrada Asesora de Seguridad Nacional. A ese lugar retornaría como miembro del Instituto Hoover luego de la conclusión de su mandato a inicios de 2009. Curiosamente, se suponía que debía impartir clases este trimestre y no lo hizo. Algunos creen que por miedo a las manifestaciones de muchos alumnos que quieren expulsarla de la Universidad por criminal de guerra.

A criterio de Sebastián Doggart, los americanos estaban cansados de escuchar las terribles verdades sobre la administración Bush, así que decidió ponerle un componente “dulzón” a su material, algo que lo hiciera refrescante, gracioso y atractivo para el público. Acudió entonces a elementos de la comedia y el musical, de modo que nació este docu-tragi-comedia musical que entre sus numerosos reconocimientos cuenta con varios premios a la canción “Condi, pienso de ti con tanto cariño”, compuesta por Carol Connors.

La obra de Doggart, detalladas investigaciones, evidencian que por muy célebres que sean algunas personas y por muchos guardaespaldas que contraten, no existen seres intocables. El pasado nos acecha como el mejor o el peor de los fantasmas. En su anterior trabajo, 15 films sobre Madonna, el director expuso además de detalles biográficos de la cantante, cómo en todo el mundo un número inestimable de fanáticos construyen su vida alrededor de ella, una de las artistas más célebres de la industria del entretenimiento.

Por una declaración que leyó en un periódico donde Condoleezza Rice afirmaba: “Quiero salir de la oficina sin que nadie sepa cuál es mi posición en cualquiera de los temas”, Doggart se decidió a crear su documental con la historia que otros periodistas no han podido contar, tal vez por falta de valentía para hacerlo. Piensa que Rice ha sido brillante para burlar a los medios.

El realizador no pudo venir al Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano celebrado en La Habana por encontrarse preparando su nuevo guión para un documental que él define como neuro-musical y se titula Clinton. En él exhibirá secuencias de imágenes neuronales que nos permitirá mirar dentro de la mente del ex presidente norteamericano Bill Clinton. El papel de Monica Lewinsky será interpretado por la popular cantante norteamericana Katy Perry.

El rodaje de Cortejando a Condi estuvo detenido casi un año debido a los obstáculos que interpuso la administración Bush, pero los esfuerzos de su director rindieron frutos. Cuando lo tuvo listo, su proyección en diversos centros universitarios de los EE.UU. fue motivo de polémicos debates. Doggart desearía poder mostrar en su documental una entrevista con la propia “Condi”, de hecho trató de llegar a su casa en Watergate pero ella consiguió bloquearle el paso. Y le habría gustado que el mundo escuchara a Madeleine Albright, con quien sí contactó pero tenía prohibido hablar en cámara. “Su padre Josef Korbel fue el mentor de Condoleezza Rice, y ella me dijo informalmente que su papá se voltearía en su tumba si pudiera ver lo que había hecho su alumna”, confesó Doggart a esta periodista por email.

Luego de este material, Condoleezza Rice, mujer inteligente y audaz sin lugar a duda, pierde su brillo. Solo falta que la obra se muestre y se muestre, y que aquellos que deben observar observen, para que esta vez “Condi” no escape al radar de los medios.

(Por Martha Sánchez, tomado de La Jiribilla)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también