Imprimir
Inicio » Noticias  »

El 90 por ciento de los puros en EE.UU. es falso, afirma Robaina

| 3

Alejandro Robaina, el más célebre productor de tabaco de Cuba.«El 90% de los puros que se fuman en Estados Unidos es falso», asegura Carlos Robaina, hijo de Don Alejandro, el más célebre de los productores de tabaco de Cuba.

Carlos Robiana dirige la Casa del Habano de la capital, un auténtico santuario para turistas fumadores.

Por este lugar pasan para disfrutar de los puros cubanos «sin competencia en el mundo», dice a Ansa, muchos europeos y canadienses, clientes ilustres como un príncipe árabe, y también muchos estadounidenses.

«Estados Unidos sería un gran mercado», afirma. Esta Casa del Habano, abierta hace más de dos décadas, una de las 14 que hay en La Habana, situada en el barrio Miramar, posee el «locker» más grande del país con 96 taquillas que guardan, en condiciones de humedad y temperatura adecuadas, los puros ya vendidos a clientes.

«Aquí hay guardados 250.000 dólares en tabaco» y una taquilla es de un conocido estadounidense, cuya identidad no puede revelar Carlos Robaina, de 58 años, que luce dos anillos con el sello Robaina.

La marca más vendida en Cuba y en el mundo es el Montecristo, que él define como «un tabaco fácil».

ALEJANDRO ROBAINA SIGUE DE CERCA SU VEGA

A sus 90 años el cultivador de tabaco Alejandro Robaina, cuyos puros son comercializados por el Estado en todo el mundo, mantiene una humildad de campesino y como tal, habla sin ambages.

«¿Cómo se pudiera nombrar esa forma de producir que no fuera ni comunista ni capitalista?», pregunta durante una entrevista a ANSA en su finca de San Luis (Pinar del Río, oeste), junto a las plantaciones.

Allí vive en la misma casa modesta desde que nació, donde destaca un busto del fumador ilustre Winston Churchill, junto a la que se encuentra la casa de tabaco con un pupitre que utilizó en 1959 para alfabetizar a otros campesinos.

El es el único veguero cubano que en vida puso su nombre, en 1997, a una de las marcas de habanos Premium, Vegas Robaina, que tiene cinco vitolas con precios que van desde los 147 dólares la caja de 25 unidades de «Robusto», hasta los 261 la de «Don Alejandro».

Robaina vende las capas al Estado, el único comprador, y se queja de que «hay un precio fijo y el Estado es el que decide cuales son las capas buenas y cuales son las malas».

Una vez vendidas las hojas, las fábricas estatales elaboran el tabaco Robaina, comercializado por Habanos S.A. como los demás puros cubanos, y de cuyas ventas no recibe nada.

La ley permite a los cultivadores del considerado mejor tabaco del mundo quedarse con 50 libras de hoja para puros de consumo propio, como el que se fuma durante la entrevista.

Al triunfo de la Revolución, en 1959, Robaina mantuvo sus tierras, menos de tres caballerías (39 hectáreas), heredadas de sus abuelos españoles, que empezaron a cultivarlas en 1845, mientras que los terrenos mayores que tenían otros fueron a parar al Estado.

«Los dueños se fueron al extranjero. Las tierras se repartieron a nuevos productores sin experiencia. Eso fue un desastre», afirma Robaina.

Recuerda cuando en 1980 fue recibido por Fidel Castro: «No estuvimos de acuerdo en casi nada de lo que hablamos» en la media hora de duración del encuentro. «El quería que yo fuera presidente de una gran cooperativa que incluyera mis tierras. Yo lo dije que no, porque el cultivo del tabaco es familiar.», apunta.

Fidel «me soportó cosas a mí, un campesino sin cultura. Lo último que me dijo fue: ‘Carajo, qué viejo este».

Debido al descenso en las ventas de puros, el área a cultivar esta temporada se ha reducido un 30%, pero Robaina, que cultiva el 35% de la capa exportable del país y el 85% de Pinar del Río, la región tabacalera, afirma: «Yo no renuncio a cultivar el 100% de mis tierras».

(Con información de la agencia ANSA)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Carolus dijo:

    ¡Éste es un verdadero artista! Diría legendario..

  • Reinier dijo:

    «»»»Robaina vende las capas al Estado, el único comprador, y se queja de que “hay un precio fijo y el Estado es el que decide cuales son las capas buenas y cuales son las malas”.

    Una vez vendidas las hojas, las fábricas estatales elaboran el tabaco Robaina, comercializado por Habanos S.A. como los demás puros cubanos, y de cuyas ventas no recibe nada.

    La ley permite a los cultivadores del considerado mejor tabaco del mundo quedarse con 50 libras de hoja para puros de consumo propio, como el que se fuma durante la entrevista»»»»

    Hay que tener cuidado con estos fragmentos, no se puede copiar y pegar un artículo de una agencia foránea, que le da lo mismo distorsionar la realidad y decir cualquier cosa, eso le quita prestigio al este portal tan respetable.

  • leonys leon dijo:

    robaina tiene toda la razon como un citadino va a querer imponer opiniones acerca de menesteres que posiblemente tenga una idea pero que en un final no conoce ademas esto seguro que el gobierno yanqui impide que el tabaco cubano llegue a los estados unidos por ser precisamente estatal esclusivamente

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también