Imprimir
Inicio » Noticias  »

Los Ángeles Times: Mujer que violó prohibición de viajes a Cuba busca forzar acción de la Corte

| +

Tomado de Los Angeles Times

Artículo original: Seeking end to Cuba travel ban

Traducido por Cubadebate por Geleny Ramos

los_angeles_timesUna mujer de Southland es uno de los  270 ciudadanos que abiertamente viajaron de manera ilegal durante las dos últimas semanas. “Mi experiencia de viajar a Cuba me ha cambiado la vida”, dice.

Por Carol J. Williams

Erika Crenshaw regresó esta semana a Los Ángeles luego de un viaje de 10 días a Cuba, con un mensaje para las autoridades que hacen cumplir la restricción sobre los viajes a la isla comunista: Vengan y atrápenme.

Una de 270 ciudadanos estadounidenses que abiertamente viajaron durante las dos últimas semanas, la asesora financiera de 30 años de edad, desea que el gobierno la penalice o la acuse, para forzar un enfrentamiento en la corte donde se determine si la prohibición es constitucional.

La mayoría de los ciudadanos estadounidenses se han visto imposibilitados de viajar a Cuba desde 1962, cuando el presidente Kennedy impuso el bloqueo a la isla, luego que Fidel Castro nacionalizara las compañías estadounidenses y se alineara con la Unión Soviética.

Grupos como la Brigada Venceremos, con la que viaja Crenshaw, han estado desafiando la prohibición casi desde que existe. Este año incrementaron el reto con cifras recordistas y luciendo pulóvers de color naranja para presionar a la administración de Obama a que cumpla con sus promesas y mejore los vínculos con Cuba.

“Tengo el deber, la responsabilidad, de desobedecer las leyes injustas,” dijo Crenshaw, quien regresó el jueves de su 5ta visita a Cuba. “Quisiera una multa…esto nos daría la posibilidad de ir a los tribunales y hacernos escuchar.”

La Casa Blanca ya ha eliminado las restricciones que impuso el presidente George W. Bush a los cubano-estadounidenses en 2004. Estas sanciones limitaban los viajes de estos ciudadanos a uno cada 3 años, y restringían las remesas a solo los familiares inmediatos.

A pesar de testificar en los formularios de aduana haber visitado Cuba sin la requerida licencia del Departamento del Tesoro, los pasajeros entraron al país sin incidentes los pasados lunes y martes, viajando 140 de ellos vía Canadá hacia Búfalo, y 130 de los Pastores por la Paz que lo hicieron a través de Méjico hasta McAllen, Texas.

El vocero del Tesoro Marti Adams dijo que la agencia no hace comentarios acerca de violaciones individuales, pero destaca las líneas directivas de ejecución que permiten poner multas de hasta $250 000 dólares por las infracciones más flagrantes.

Durante la administración Bush, el Departamento del Tesoro desplegó docenas de agentes  para vigilar los aeropuertos frecuentados por viajeros ilegales y multarlos además de confiscarle  los bienes adquiridos en Cuba. La administración de Obama ha centrado su atención en asuntos de seguridad más importantes, dijo Tony West, asistente del Fiscal General para asuntos civiles.

“A modo general, ¿las leyes deben obedecerse? Si. Pero somos un gobierno con recursos limitados y tenemos que establecer prioridades”, dijo West.
Las protestas por las restricciones sobre los viajes están reforzadas por propuestas de revocación que pasan por el Congreso, y por una causa judicial que presentó el mes pasado el Centro para los Derechos Constitucionales, desafiando el derecho del gobierno a impedir la libertad de movimiento de los ciudadanos estadounidenses.

Obama dijo ante la Cumbre de las Américas, celebrada en abril en Trinidad y Tobago, que él deseaba “un nuevo comienzo con Cuba.” Sin embargo, los veteranos de Venceremos dicen que el progreso ha sido muy lento.

“Estamos tratando de acabar con la prohibición de los viajes porque creemos que es el primer paso estratégico necesario hacia poner fin al bloqueo,  que representa un desastre para los derechos humanos y una terrible política de este país”, dijo  Tshaka Barrows, directora de un programa de justicia juvenil en West Oakland.

Crenshaw dice que es bueno que el dinero de los contribuyentes no este siendo gastado ahora acechando a los turistas, pero lamenta la tirantez diplomática continua con Cuba.

“Mi experiencia de viajar a Cuba me ha cambiado la vida”, dijo, recordando su primer viaje con una amiga de la universidad. “Pasé de no saber nada sobre el lugar, viéndolo como algo muy lejano, a comprometerme a luchar contra el bloqueo hasta que se levante”.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también