Imprimir
Inicio » Libros Libres  »

Fidel habla de Religión (Fragmentos)

| +

Amplia selección de frases del Presidente cubano Fidel Castro sobre la Religión, la relación de la Iglesia con el Estado, sus opiniones sobre Juan Pablo II, entre otros temas, extraídas de los libros “Fidel y la Religión”, de Frei Betto; y “Un encuentro con Fidel”, de Gianni Miná.

portada-fidel-religion-frei-betto“Creo que el Papa ha descubierto muchos de los problemas y se ha pronunciado sobre esos problemas, cuando viajó a América Latina. Porque no es lo mismo las condiciones de vida de Roma, París, Londres, Nueva York, que las condiciones de vida de América Latina. El Papa ha tenido contacto con esas realidades y ha sido impresionado, a mi juicio, por esas realidades.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“Las cualidades que nosotros requeríamos de aquellos compañeros -asaltantes al cuartel Moncada*- eran, en primer lugar, el patriotismo, el espíritu revolucionario, la seriedad, la honradez, la disposición a la lucha, que estuvieran de acuerdo con los objetivos y los riesgos de la lucha, porque se planteaba precisamente la lucha armada contra Batista (…) No se le preguntaba a nadie absolutamente si tenía o no tenía una creencia religiosa, ese problema nunca se abordó.” (Frei Betto, Fidel y la religión, 1985)

“Creo que no hay ningún pueblo en la historia humana que no haya tenido una religión difusa.” (Frei Betto.FIDEL Y LA RELIGIÓN.1985)

FREI BETTO: ¿ Y usted como militante del Partido Comunista cubano, ve la posibilidad de que en el Tercer Congreso, ahora en febrero de 1986, se decida proclamar el carácter laico del Partido y exista la posibilidad de que cristianos revolucionarios cubanos puedan en un futuro ingresar en el Partido?.

FIDEL CASTRO: Yo creo que todavía -estamos muy próximos al Congreso- no están dadas las condiciones en el país para eso, te lo digo francamente. (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN.1985)

“Una de las características de nuestra Revolución es que suprime el robo, la malversación y la corrupción. Si la Iglesia decía: “amar al prójimo como a ti mismo”, eso es, precisamente lo que nosotros predicábamos (…).” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Si la Iglesia decía, por ejemplo: “no desear a la mujer de tu prójimo”, nosotros consideramos que uno de los elementos éticos de las relaciones entre los revolucionarios es, precisamente, el principio del respeto a la familia (…).” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“La Iglesia criticaba la gula; el socialismo, el marxismo-leninismo, critica también la gula, casi podríamos decir que con la misma fuerza. El egoísmo es una de las cosas que más criticamos nosotros, y es una cosa criticada por la Iglesia; la avaricia es otra de las críticas sobre las cuales tenemos criterios comunes.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN.1985)

“Aquí hay órdenes religiosas que trabajan en hospitales, que trabajan en asilos de ancianos (…) Hay, por ejemplo, una institución en La Habana, donde se lleva a cabo un trabajo muy duro, dedicada a niños anormales, con problemas congénitos. Allí, hombro con hombro, trabajan en el mismo hospital las monjas y los comunistas.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Si en una revolución que entraña tanta justicia como la revolución socialista en Cuba existiera forma alguna de discriminación con relación a una persona por un motivo religioso, esto sólo sería útil a los enemigos del socialismo, a los enemigos de la Revolución; sólo sería útil a los que explotan, a los que saquean, a los que someten, a los que agreden, a los que intervienen, a los que amenazan, a los que prefieren exterminar a los pueblos de América Latina y el Caribe antes que perder sus privilegios.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“La fe de un cristiano y la fe de un revolucionario no se pueden simular, y la mentira no se puede disimular.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“La esperanza es que se resuelvan de una manera racional los problemas propios de la Iglesia; la esperanza es que la Iglesia comprenda los serios y dramáticos problemas actuales de nuestros países y les preste apoyo.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Es conocido que el Papa Juan Pablo II es hombre muy activo, que se ha movido extraordinariamente y ha visitado un gran número de países. Pienso que esto viene a ser también otra cosa nueva, inusitada, esa movilidad del Papa por distintos países y sus contactos con las muchedumbres.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“A nosotros nos honra cualquier interés del Papa en visitar nuestro país, eso queda fuera de toda duda, y lo consideraría, además, un paso valiente, porque no creas que cualquier jefe de Estado se atreve a visitar Cuba, no creas que cualquier político se atreve a visitar Cuba.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Visitar Cuba se convierte, realmente, en una manifestación de independencia. Y, desde luego, sin duda de ninguna clase, nosotros tenemos al Vaticano como una institución o como un Estado con un alto concepto de la independencia, mas no por ello dejamos de apreciar la valentía que implica la visita a nuestro país.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“En mi opinión -y pienso que en esto habrá coincidencia de criterios entre el Vaticano y nosotros-, una visita del Papa a Cuba debe producirse cuando estén garantizadas las condiciones mínimas, para que sea un encuentro útil y fructífero tanto para la Iglesia como para nuestro país, pues estamos viviendo un momento excepcional.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Diría que si el Che fuera católico, si el Che perteneciera a la Iglesia, tenía todas las virtudes para que hubieran hecho de él un santo.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Nuestros pronunciamientos, los planteamientos, los criterios sobre la cuestión de la deuda externa, de la crisis económica, siempre los hemos hecho llegar a la Santa Sede, los hemos hecho llegar al Papa. Leemos con mucho interés todo lo que dice, sus pronunciamientos sobre la crisis económica, sobre la deuda externa. Tenemos ese tipo de relaciones y ciertamente habría muchos temas que podrían ser objeto de intercambio.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“Tenemos puntos comunes en la cuestión de la paz, del desarme, preocupaciones comunes con la cuestión de la crisis económica internacional, la deuda, etcétera.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“Yo lo que observo en esta época es más bien un sentimiento ecuménico, de acercamiento en las iglesias, diferente, de intercambio, cosas que eran inimaginables en aquella época. Es decir, más bien se avanza hacia un acercamiento y una mejoría de las relaciones entre todas las iglesias. No creo que haya espacio para el cisma.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“He tenido oportunidad de intercambios por correspondencia con personas como el cardenal Arns y otros, y realmente no creo que exista la menor posibilidad de cisma en el seno de la Iglesia Católica, porque la Iglesia tiene mucha madurez, la alta jerarquía de la Iglesia tiene madurez y también los defensores de la Teología de la Liberación tienen mucha madurez, comprenden que no tiene sentido de ningún tipo y que las divisiones y los cismas no van a beneficiar a nadie. Por tanto, en realidad ni por la mente me ha pasado la idea de un cisma.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“Aunque eso no consta en datos, ni en estadísticas, porque ya te digo, nadie hizo encuestas sobre esos problemas- con seguridad muchos de los que participaron en el Moncada eran creyentes.” (Frei Betto.FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Si vamos a nuestra Revolución, es una revolución social profunda. Sin embargo, no se ha dado un solo caso de obispo fusilado, de sacerdote fusilado, no se ha dado un solo caso de sacerdote maltratado físicamente, torturado. Con relación a esto, lo más notable, yo diría, es que no se ha dado el caso ni de un sacerdote ni de un laico. Porque nosotros desde que estábamos en la Sierra Maestra y desde que hicimos las leyes de que te hablé contra los torturadores y los asesinos, establecimos una conciencia profunda en todos nuestros combatientes sobre el respeto a la vida humana (…).” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN.1985)

“Con la Iglesia Católica tuvimos dificultades hace años, que fueron superadas, todos aquellos problemas que en un momento existieron, desaparecieron.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN.1985)

“Si la Iglesia decía: “no mentir”, entre las cosas que nosotros más censuramos, que más duramente criticamos y más repudiamos, está la mentira, el engaño.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Cuando, por ejemplo, la Iglesia desarrolla el espíritu de sacrificio y el espíritu de austeridad, y cuando la Iglesia plantea la humildad, nosotros también planteamos exactamente lo mismo cuando decimos que el deber de un revolucionario es la disposición al sacrificio, la vida austera y modesta.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Yo les recordaba a los obispos que si la Iglesia tiene misioneros, nosotros tenemos a los internacionalistas.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Yo no estaba sugiriendo precisamente a los obispos la idea de organizar un Estado, pero les dije que si lo hubieran organizado de acuerdo con los preceptos cristianos, organizarían un Estado similar al nuestro.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985.)

“Antes que el elemento político, en lo que tiene que ver con la religión, tengo presente el elemento moral y tengo presentes los principios, porque en ningún sentido está planteado, ni está concebido el cambio social profundo, el socialismo y el comunismo, como algo que proponga inmiscuirse en el fuero interno de una persona y negar el derecho de cualquier ser humano a su pensamiento y a sus creencias.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Es lógico que una teoría y una posición religiosa que vaya al reencuentro con lo mejor de la historia del cristianismo esté en absoluta contradicción con los intereses del imperialismo.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Si partiéramos nosotros, los revolucionarios, de que ustedes no fueran gente auténtica, ninguna de las cosas que hemos hablado tuvieran sentido, ni las ideas que hemos discutido, ni la idea de alianza e incluso de unidad, como dije ya en Nicaragua, entre cristianos y marxistas.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Me gustaría que la Iglesia reflexionara sobre estos problemas. Más aun me gustarían reflexiones serenas y profundas sobre los problemas sociales y económicos de los países de América Latina y del Tercer Mundo, la inmensa tragedia que significa lo que está ocurriendo en la realidad, la profunda crisis económica y la deuda del Tercer Mundo. Me gustaría una posición constructiva y solidaria de la Iglesia en torno a estos problemas que sufren nuestros pueblos. Sería una contribución de extraordinario valor a la paz y el bienestar del mundo.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Los teólogos de la liberación han sido abanderados de ese acercamiento de la Iglesia a los pobres, del acercamiento de la Iglesia al pueblo. En ese sentido, es casi innecesario decir que veo con profunda simpatía el esfuerzo que han hecho estos hombres, que podríamos llamar iluminados, en esa dirección.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Limitándome a una consideración estrictamente política, es necesario reconocer que este Papa es un destacado político, por sus actividades, por su movilidad y por su contacto con las masas; porque lo que hacemos nosotros los revolucionarios es reunirnos con las masas, hablarles y llevarles un mensaje. Es un estilo nuevo del jefe de la Iglesia Católica.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Yo estoy absolutamente convencido de que la visita del Papa sería útil y positiva para la Iglesia, para Cuba y a la vez creo que sería útil para el Tercer Mundo en general, sería útil en muchos terrenos para todos los países. Pero requiere que las condiciones sean propicias y adecuadas para ese encuentro.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Una visita del Papa no sería meramente protocolar. Es incuestionable que, sin duda, discutiríamos todas aquellas cuestiones que al Papa le interesan sobre la Iglesia en Cuba, los católicos en Cuba; estoy seguro de que será un tema de su interés, como será de su interés también contactar y conocer a nuestro pueblo revolucionario. Por nuestra parte, yo diría que el interés fundamental de nuestro país estaría relacionado con el análisis de aquellas cuestiones que tienen suma importancia para los países subdesarrollados de América Latina, de Asia y de África; todas aquellas cuestiones que afectan a nuestro mundo pobre, explotado y saqueado por países capitalistas industrializados, que afectan a miles de millones de personas y, por supuesto, un encuentro con el Papa en nuestro país tendría que ver también con problemas que son de enorme interés para toda la Humanidad, como son los relacionados con la carrera armamentista y la paz.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“Pensando en todas estas cuestiones, sobre todo en la paz, creo que podría haber un diálogo muy útil, fructífero, interesante, serio, entre el Papa y nosotros; partiendo, además, de nuestro respeto al Vaticano, nuestro respeto a la Santa Sede, nuestro respeto a la Iglesia Católica.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“En mi opinión, la religión, desde el punto de vista político, por sí misma no es un opio o un remedio milagroso(…) Desde un punto de vista estrictamente político -y creo que conozco de política-, pienso incluso que se puede ser marxista sin dejar de ser cristiano y trabajar unido con el marxista para transformar el mundo.” (Frei Betto. FIDEL Y LA RELIGIÓN. 1985)

“La Revolución creo que actuó muy bien. Nunca expresó un carácter antirreligioso, nunca hubo persecución de ninguna clase contra la Iglesia.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“Siempre hicimos lo posible para que no se pudiera desarrollar ningún sentimiento antirreligioso en la Revolución, por una cuestión de principios, por respeto a las creencias y porque son realidades las religiones y los sentimiento religiosos.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

GIANNI MINA. ¿Los católicos podrán entrar en el Partido?

FIDEL CASTRO. Hay que crear las condiciones. Yo decía que no eran incompatibles; si estábamos de acuerdo en todo el programa social y en todo el programa político, no era incompatible una creencia religiosa con una militancia en el Partido, pero que era necesario un esfuerzo nuestro y un esfuerzo también de la Iglesia.

GIANNI MINA. ¿En un futuro podrán ya entrar en el Partido?

FIDEL CASTRO. Esa posibilidad no se excluye. No es un dogma, pero te explico cuál es la situación actual. (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“He expresado mi admiración por los esfuerzos que realiza, por su capacidad de moverse, de actuar; ha sido un verdadero líder de la Iglesia (El Papa). Eso lo he podido apreciar y lo he dicho.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

“He leído con mucho interés los planteamientos que hace (El Papa) en relación con los pobres, porque se ha reunido con trabajadores en Suramérica, con indígenas en Suramérica, con pobladores en los barrios indigentes, y ha hecho pronunciamientos que si yo los digo serían subversivos, porque ha hablado de trabajo para los padres de familia, medicinas para los enfermos, tierra para los campesinos, viviendas para los que viven en los barrios marginales. Y él los puede decir, pero no se apartan de pronunciamientos que nosotros hacemos con relación a todos estos problemas. Es decir, ha habido puntos de coincidencia que para nosotros han sido de mucho interés, por el papel que puede jugar la Iglesia con relación a estos problemas.” (Gianni Miná. UN ENCUENTRO CON FIDEL. 1987)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Fidel Castro Ruz

Fidel Castro Ruz

Líder histórico de la Revolución Cubana. Nació en Birán el 13 de agosto de 1926 y murió en La Habana, el 25 de noviembre de 2016. Ha escrito numerosos artículos, reflexiones y libros sobre la situación mundial, la historia de Cuba y su actualidad.

Vea también