Imprimir
Inicio » Fotorreportajes, Política  »

Suruc, mayor campo de refugiados de Turquía

| + |
Refugiados sirios vagan en torno a un campo de refugiados en Suruc, en la frontera entre Turquía y Siria. Foto: Emrah Gurel/ AP

Refugiados sirios vagan en torno a un campo de refugiados en Suruc, en la frontera entre Turquía y Siria. Foto: Emrah Gurel/ AP

Cada minuto, ocho personas lo dejan todo para huir de la guerra, la persecución o el terror y la mayoría tienen que elegir entre algo horrible o algo aún peor. Así afirma la página oficial de la ONU este 20 de junio, Día Mundial del Refugiado.

Su Secretario General, Ban Ki-moon, emitió un mensaje en el que recuerda que a fines de 2014, 59,5 millones de personas —el mayor número jamás registrado— se vieron desplazadas por la fuerza en todo el mundo. “Esto significa que, hoy en día, 1 de cada 122 personas es un refugiado, un desplazado o busca asilo”.

“El actual conflicto en Siria, así como las crisis en el Iraq, Ucrania, Sudán del Sur, la República Centroafricana, la zona nororiental de Nigeria y zonas del Pakistán, han llevado a un crecimiento y una aceleración sorprendentes de los desplazamientos forzosos en todo el mundo.

De modo que en 2014, cada día 42 500 personas se convirtieron en refugiados, solicitantes de asilo o desplazados internos; este ritmo se ha cuadruplicado en tan solo cuatro años.

Al mismo tiempo, muchos conflictos de larga data siguen sin resolverse, y el número de refugiados que pudieron regresar a su hogar el año pasado fue el más bajo en más de tres decenios. Las situaciones de asilo prolongado duran ahora un promedio de 25 años.

En tiempos como estos, es esencial que los gobiernos y las sociedades de todo el mundo renueven su compromiso de brindar refugio y seguridad a aquellos que lo han perdido todo como consecuencia de un conflicto o de la persecución. Ahora que el 86% de los refugiados viven en el mundo en desarrollo, y que el sistema de respuesta humanitaria está cada vez más al límite, la solidaridad internacional y la distribución de la carga son cruciales para satisfacer las necesidades de las comunidades desplazadas, así como las de las comunidades de acogida.

El símbolo de Suruc, campo de refugiados

El campo de refugiados más grande de Turquía, en una nación que alberga el mayor número de refugiados en el mundo, Suruc, es una brillante y ordenada metáfora de la política de puertas abiertas de Turquía hacia los refugiados de Siria, cerca de 2 millones de los cuales han cruzado la frontera en los pasados cuatro años.

El campamento tiene 25 000 personas en siete mil tiendas de campaña, divididas en 15 “barrios”, según Abdullah Ciftci, gobernador del distrito de Suruc. Cuenta con escuelas, hospitales, supermercados, tiendas de campaña de televisión, salas de oración, parques infantiles e incluso tierras de cultivo.

Inaugurado en febrero de 2015, la grandes y pálidas tiendas de campaña —en contraste con el suelo pedregoso blanco brillante— son un muestrario inmaculado de la generosidad de Turquía en un momento en que otros países europeos hablan de la construcción de muros, la destrucción de los barcos, y las cuotas de migrantes.

La inundación de refugiados en Turquía se mantiene mientras los combates en Siria continúan, pero Suruc tiene espacio para crecer. Ciftci dijo que el campamento, que está dominado por una bandera turca gigante, tiene capacidad para otras diez mil personas.

(Con información de ONU y AP)

La agencia de refugiados de la ONU, ACNUR , estima que un total de 11,6 millones de personas de Siria habían sido desplazadas por el conflicto a finales del año pasado, la más grande cifra en todo el mundo. Foto: Emrah Gurel/ AP

La agencia de refugiados de la ONU, ACNUR , estima que un total de 11,6 millones de personas de Siria habían sido desplazadas por el conflicto a finales del año pasado, la más grande cifra en todo el mundo. Foto: Emrah Gurel/ AP

Refugiados sirios caminan por el campo de refugiados de Suruc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Refugiados sirios caminan por el campo de refugiados de Suruc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Una foto muestra informes de la escuela de un niño refugiado sirio, algunos de una escuela en Siria, cuando estudiaba allí, uno con una imagen del presidente sirio Bashar Assad, centro, y el actual, arriba a la izquierda, con una imagen del fundador de la República turca Mustafa Kemal Ataturk, de la escuela en un campamento de refugiados en Suruc, en la frontera entre Turquía y Siria. Foto: Emrah Gurel/ AP

Una foto muestra informes de la escuela de un niño refugiado sirio, algunos de una escuela en Siria, cuando estudiaba allí, uno con una imagen del presidente sirio Bashar Assad, centro, y el actual, arriba a la izquierda, con una imagen del fundador de la República turca Mustafa Kemal Ataturk, de la escuela en un campamento de refugiados en Suruc, en la frontera entre Turquía y Siria. Foto: Emrah Gurel/ AP

Refugiados sirios posan para una foto en el campo de Suruc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Refugiados sirios posan para una foto en el campo de Suruc. Foto: Emrah Gurel/ AP

La refugiada kurdo-siria Sidika Hemed, de 52 años, sostiene fotos de su hermano Abdullah Muhammad, al centro y de sus hijos Fevaz Kahraman 24, izquierda, y Celal Kahraman, derecha, todos muertos por militantes del grupo Estado Islámico. Foto: Emrah Gurel/ AP

La refugiada kurdo-siria Sidika Hemed, de 52 años, sostiene fotos de su hermano Abdullah Muhammad, al centro y de sus hijos Fevaz Kahraman 24, izquierda, y Celal Kahraman, derecha, todos muertos por militantes del grupo Estado Islámico. Foto: Emrah Gurel/ AP

Un refugiado sirio camina al campo de refugiados en Surc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Un refugiado sirio camina al campo de refugiados en Surc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Un niño refugiado sirio posa sosteniendo una copia del Corán, el libro sagrado del Islam. Foto: Emrah Gurel/ AP

Un niño refugiado sirio posa sosteniendo una copia del Corán, el libro sagrado del Islam. Foto: Emrah Gurel/ AP

Niña musulmana de 20 días de nacida nacida de refugiados sirios en el campo de refugiados de Suruc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Niña musulmana de 20 días de nacida nacida de refugiados sirios en el campo de refugiados de Suruc. Foto: Emrah Gurel/ AP

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también