Imprimir
Inicio » Especiales, Sociedad  »

La enfermera que sobrevivió a la tuberculosis, el Titanic, el Britannic y un choque entre dos buques

En este artículo: Curiosidades, Muerte, Naufragio, Salud, Titanic
| 32 |

"Me ordenaron que subiera a cubierta. Calmos, los pasajeros paseaban. Me reuní con otras camareras, mirando a las mujeres que abrazaban a sus esposos antes de bajar a los botes con sus hijos. Un poco después, un oficial del Titanic nos ordenó que abordáramos el bote para mostrarles a otras mujeres que era seguro. A medida que el bote descendía, un oficial me dijo: "Señorita Jessop, tenga. Cuide a este bebé". Y me arrojó un bulto al regazo. Era un hermoso bebé que abracé para darle calor en la helada noche del Atlántico Norte".
(De su diario personal, luego convertido en libro)

Violet Constance Jessop, camarera y enfermera, tenía 25 años esa fatídica noche del 14 de abril de 1912.

Pudo ser una de las 1.523 almas que murieron en el Titanic, luego del choque contra un iceberg de ese gigante "al que ni Dios podía hundir", como proclamó la soberbia de sus constructores.

Pero, a minutos del aterrador instante del naufragio, Violet subió al bote salvavidas número 16, y horas después fue rescatada por el Carpathia.

Pero no fue su único escape de la muerte…

Nacida el 2 de octubre de 1887, fue uno de los nueve hijos de los granjeros y criadores de ovejas William Jessop y Katherine Kelly, irlandeses de Dublin que emigraron a Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires. Con poca fortuna. La tuberculosis se llevó a su padre y a varios hermanos, y a ella, enferma también, los médicos le pronosticaron unos pocos meses de vida…

Pero venció al bacilo de Koch, sobrevivió, y con su madre y los hermanos que no llegaron a enfermarse partió a Inglaterra, su destino hasta el final.
Hicieron pie en Liverpool. En 1908 murió su madre, y Violet, apenas a sus 19 años, se hizo cargo de la familia.

Había aprendido de su madre el oficio de camarera de a bordo, y consiguió trabajo como tal en el Orinoco, de la Royal Mail Line, en las peores condiciones: salario mínimo y diecisiete horas de trabajo por día…

Pasados dos años, y luego de un paso por el Majestic, fue contratada como camarera bilingüe –español e inglés– para el Olympic: el mayor y más lujoso gigante de su tiempo.

Un año de bonanza…, y la primera experiencia límite: el transatlántico se estrelló contra el Hawke. Peligro de naufragio. Pánico a bordo. Pero el fondo del mar debió esperar. No hubo muertos. Violet seguía a flote…

El 10 de abril de 1912, ya de 25 años y adiestrada también como enfermera, fue una de las más de doscientas camareras contratadas para servir en el Titanic, ese monstruo de 269 metros de largo y cuatro chimeneas que podía albergar casi tres mil almas.

Desde luego, su dominio de dos idiomas, su belleza y su afinado oficio la instalaron en la privilegiada primera clase: lujo jamás visto en buque alguno, y entre los pasajeros, varios célebres multimillonarios esperando lo prometido: el Titanic uniría Southampton con New York en tiempo récord.

A bordo, todo era una fiesta. Pero cuatro días después de levar anclas, a las doce menos veinte de una noche estrellada y un mar tan quieto como un espejo… el choque contra un iceberg, y la fúnebre certeza de los ingenieros constructores: "El Titanic se hundirá en dos horas".

Mientras, en los salones de primera clase, la orquesta desgranaba valses y temas melódicos…

Violet recibió dos órdenes. Una, serenar a los pasajeros cinco estrellas que empezaban a alarmarse, y otra, bajar a la tercera clase –una trampa para ratas construida según los cánones de diferencia de clases de esa época– para instruir también a los que hablaban español e italiano y emigraban en busca de trabajo hacia los brazos de la Estatua de la Libertad…

Cuando subió al bote número 16 con el bebé en brazos, estaba agotada. No creyó sobrevivir. Pero luego de largas ocho horas, desde el recién llegado Carpathia le arrojaron una escala marinera, la trepó, y escribió el segundo capítulo y medio de su extraño destino de sobreviviente: la derrota de la tuberculosis, el choque del Olympic contra el Hawke, y la mayor tragedia (y leyenda) marina de todos los tiempos.

Pero aun le faltaba una cita con ese destino.

Siguió ligada a la empresa White Star Line, y en 1914, Primera Gran Guerra, el Britannic –tercer buque de la clase Olympic– fue transformado en hospital flotante, y Violet estuvo entre las primeras convocadas…

Amanecer del 21 de noviembre de 1916. El Britannic navega por el canal de Kea, mar Egeo, cuando una aterradora explosión hace temblar su estructura, y casi de inmediato empieza a hundirse escorado a babor, y en menos de una hora desaparece de la superficie.

Nunca se supo si la causa del desastre fue una mina marina o un torpedo alemán. Pero mil almas quedaron flotando…, y una de las sobrevivientes fue Violet: su último encuentro con la muerte, y su victoria sobre ella.

Volvió a Suffolk, Inglaterra. Trabajó en un banco, pero el mar siguió reclamándola. Navegó otra vez en el Olympic, sin sobresaltos…
A los 35 años se casó con John James Lewis, de 46. Profesión: cae de maduro: ¡marino mercante!

Pero se divorció al año, empezó a trabajar para la Red Star Line, y sirvió como camarera y enfermera en cinco cruceros alrededor del mundo. En 1943 escribió sus memorias, publicadas recién en 1997 por decisión de dos de sus sobrinas.

En 1950 le dijo adiós al mar: su mundo durante más de cuatro décadas. Vendió su casa y se mudó a un pueblo: Great Ashfield, Suffolk.

Extraña metamorfosis: dejó de hablar con el agua y empezó un devoto diálogo con la tierra.

Tornó en jardinera. Plantó narcisos, tulipanes, rosas, vegetales de todo tipo, crió gallinas y vendió sus huevos: su modesta economía para aumentar algo una pensión que apenas le alcanzaba para sobrevivir: un arte en el que había sido reina absoluta.

En mayo de 1971, a los 83 años, su corazón naufragó. Y para él no hubo botes salvavidas ni un Carpathia providencial.

(Tomado de Infobae)

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • OBSERVADOR dijo:

    Asombroso.

  • Esperanza dijo:

    Apasionante historia para un amanecer dominical.

  • Xomip dijo:

    Era ella la que traia la mala suerte no lo veis?

  • El Liebre dijo:

    Bella historia de esta célebre mujer. Gracias.

  • Rafael Emilio Cervantes Martínez dijo:

    ¡Que historia de vida! Sin dudas la sedujo el mar y murio en tierra. Una leyenda marinera.

  • Cadillac dijo:

    habia leido esta historia de esta enfermera, tuvo la suerte mas grande del mundo. seria bueno ya que hablaron del Titanic y sus gemelos mucho menos conocidos pero con sus historias, que publicaran algun articulo sobre el Britannic y el Olimpic

  • M dijo:

    Bella historia

  • Subzero dijo:

    Muy bello. Lindo artículo. Linda y fuerte alma, y vida

  • zweig dijo:

    Caramba que suerte!
    yo tb la he tenido. Un día me subí a una 222, luego una 55 y terminé en un p4 hasta la terminal de trenes, sin ser catereado, arañado ni vitupeleado, no es suerte tb?

  • Petter dijo:

    Q linda historia real, ya había escuchado de ella y de su vida, y resulta interesante volver a recordar a una mujer q desafío catástrofes y le hizo frente a los miedos del océano.

  • obinisa dijo:

    Se agradece lo interesante de la información. Pero hay que señalar lo PÉSIMA que es la redacción del texto. Veo que fue tomado de otra fuente. Pero el dever de los editores es garantizar la calidad de TODA la información que ofrece el sitio desde TODO PUNTI DE HISTA.No solo cuenta qué tan buena es la información que se brinda (fidedigna, interesante, útil, etc) sino la mabera eb que se le presenta al lector. Y en este cado la redacción del texto adolece tremendamente de un trabajo serio. Es evidente que el texto original no fue escrito en español... y si asi fuese pues, TANTO PEOR. Considero que si se desea replicar una información a partir de una publicación previa hecha por otra fuente, se debe doblar esfuerzos por verificar datos y redacción.. Cubadebate es un sitio que cubre un amplio espectro de noticias dentro y fuera de Cuba. De igual manera tiene miles de seguidores. Por tanto, los responsables de la redaccion y edición deberían hacer un mejor trabajo. Este articulo no es el primeto que me encuentro en edtad malas condiciones... es de hevho, un problema del que adolece el sitio en general. Hasta los correos electrónicos de alerta que a diario se envan a los suscriptores presentan los mismos problemas.

    • Compatriota dijo:

      La verdad es que no sabría como valorar su comentario, si un sarcasmo, una jocosidad o alguna provocación en materia gramatical. Léalo usted misma(o) y se dará cuenta de la cantidad enorme de errores ortográficos, que no todos podrían ser achacados al “corrector” de la aplicación. El artículo en cuestión se agradece por la información que aporta, más allá de los posibles errores de concordancia aparejados a la traducción. Recuerdo un pensamiento que más o menos decía que: “... hay quien no ve los pinos, por estando mirando el pinar y hay quienes por ver los pinos, se pierden la hermosura del pinar...” No doy fe de que lo haya reproducido exactamente como fue escrito. Me disculpo por eso. Gracias.

    • escipion dijo:

      Discúlpeme, porque la crítica es libre, pero (y siempre hay un pero) debería echarle un ojo a su teclado, q parece la ha obligado a cometer algunos errores ortográficos. Tendrá también tuberculosis?
      Saludos

    • Boris dijo:

      Revise su comentario que está lleno de faltas de ortografía !!!

    • Sarcasmo dijo:

      Usted ''obinisa'' deVe revisar su Hortografía antes de criticar tanto, porque dudo que sea alguien capaz cuestionar algun trabajo periodístico, saludos

    • yovc dijo:

      ufff obinisa ,,,, recreate con la cronica y deja de criticar.

      • dar dijo:

        cierto

    • maximo dijo:

      Obinisa, habla con Randy. Quizá te contrate de "Redactor de Estilo".

    • TM.61 dijo:

      Obinisa, imagino que las faltas ortográficas en su crítica, tanto las que se destacan en mayúsculas como las que no, sean por ironizar, en caso de no ser así sugiero que escriba otro comentario criticando a su crítica.
      en cuanto al articulo, me gusto mucho. Muy interesante, sin importar de donde se sacara.

    • Oni dijo:

      No así no por favor es algo para relajar reflexionar y no creo Ud este haciendo bien por favor no sea destructor e infame y recreese en la bondad y el agradecimiento el respeto al prójimo.

  • El bayamés dijo:

    Muy bonita historia. Gracias CUBADEBATE. Solo comento que esta persona (de gran suerte para sí misma). No le generaba suerte de supervivencia a los lugares en los que estaba. Yo mismo hubiera renunciado a estar en el mismo lugar donde ella trabajaba, con esa mala fama de que cada barco, o lugar que ella estuviera, resultaría en tragedia. COSAS DE SUPERSTICIONES. jajajajaja

  • Mateo dijo:

    Hubo un ciudadano japones que sobrevivio a dos explosiones atomicas. A los tres dias de escapar de Hiroshima fue a refugiarse en Nagasaki. Creo que el afortunado anciano todavia vive
    Algo asi como "salio de Guatemala para vivir en Guatepeor"

  • Ilian@ dijo:

    obinisa criticas la edición y redacción del sitio pero no revisas tu escrito antes de enviar al mejor escritor se le va un borrón!!!. Para mí este sitio es el mejor . Felicidades a cubadebate por el esfuerzo q realizan.

  • Yamina dijo:

    Bella historia!! Gracias Cubadebate por publicarla!!

  • Martha dijo:

    Bonita e interesante historia, me dió palcer leerla, gracias por compartirla,

  • Boris dijo:

    Sin Palabras linda y peligrosa historia la de esta mujer... me gusto mucho

  • yusimi ortiz carrillo dijo:

    muy interesante y bonita la historia de Violet a parte del coraje q tubo en la vida

  • sclqvamts dijo:

    Una historia para la historia

  • Miriam L Vazquez Aguilera dijo:

    Es imprecionante esta historia una vez mas se demuestra la firmeza y valentia de las mujeres ya que a pesar de todo lo que paso nunca renuncio es un ejemplo a seguir

  • ALENA dijo:

    le iba a responder a obinisa pero ya no hace falta, gracias a los que me antecedieron

  • Oni dijo:

    Bonita crónica

  • Luiso dijo:

    Me.parece que aquí nadie sabe que la enfermera tuvo un trabajo con un Babalawo africano de aquella época, que le hizo un amuleto a base de huesos de muerto, por lo que tenía un pacto con la muerte, la mayoría moría menos ella. Así de hermosa es nuestra cultura Yoruba y su religión. Aché!!!

Se han publicado 32 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también