Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

El petróleo, otra vez lo que mueve el golpe en Venezuela

| 15

Guaidó piensa "licitar" pozos petroleros como "presidente interino" Foto: Tomada de El Estímulo.

La misión de Juan Guaidó como "presidente interino de Venezuela" bajo el supuesto de restablecer el orden democrático y combatir la crisis humanitaria, no tarda mucho en exteriorizar las verdaderas razones por las que se encauzan los implicados internacionales. Y en relación a la industria petrolera, se nota con premeditación.

Según una nota publicada por la calificadora de riesgo S&P Global Platts, entre los planes inmediatos del recién proclamado "gobierno de transición" aparece la renovación de la junta directiva de Citgo Petroleum Corporation, filial de PDVSA con capacidad operativa de 750 mil barriles diarios, equivalentes al 4% del total refinado en Estados Unidos.

Esto viene en consonancia con la intención de usar los recursos bloqueados internacionalmente a Venezuela bajo interesadas acusaciones de corrupción, según una ley presentada en la Asamblea Nacional en desacato.

En ese mismo sentido, el director del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Bolton, afirmó que su país cree que los fondos y activos bloqueados a Venezuela deberían "ser administrados por Juan Guaidó por el presidente interino del país".

Además de esto, añade S&P Global Platts, que Guaidó prevé la creación de "una nueva ley nacional de hidrocarburos que establezca términos fiscales y contractuales flexibles para proyectos adaptados a los precios del petróleo y al ciclo de inversión petrolera".

En esta línea, según fuentes cercanas a Guaidó, el "gobierno paralelo" proyecta crear una nueva agencia de hidrocarburos "para ofrecer rondas de licitación de proyectos de gas natural y crudo convencional, pesado y extrapesado" en función de generar acuerdos ventajosos para transnacionales energéticas estadounidenses.

Así se ve la sustancia de fondo del "gobierno paralelo" (o de transición) de Guaidó; netamente enfocado en boicotear las finanzas del Estado venezolano para establecer un nuevo régimen de explotación petrolera, que otorgue el crudo venezolano a las corporaciones estadounidenses que hoy compiten por él.

Basta como ejemplo citar el caso de ExxonMobil, expulsada durante el gobierno de Hugo Chávez por no aceptar el nuevo régimen de explotación hidrocarburífera reconocido en la Constitución bolivariana. Una vez expulsada, esta corporación presionó a Guyana para explotar los recursos energéticos ubicados en el Esequibo venezolano, hoy en disputa con Guyana.

De prosperar esta intención, y poder extraer estos recursos, ExxonMobil se convertiría en uno de los principales exportadores de petróleo en América Latina, según analistas de Wood Mackenzi. Así es el tamaño de sus intereses en Venezuela, como se vio en los últimos días cuando hizo que Washington presionara al Grupo de Lima para que incluyera un rechazo a la detención por parte de la Armada Nacional Bolivariana de un buque de la corporación en aguas venezolanas.

Eso guarda estrecha relación con que Estados Unidos tiene como objetivo poder regular, hacia abajo o hacia arriba, el mercado de energía global, de acuerdo a la estrategia 2018-2022 de la Agencia para el Desarrollo Internacional del Departamento de Estado. Eso se traduce en políticas de intervención que alteran principalmente los mercados petroleros, sometiendo a los actores que participan allí mediante medidas de presión selectivas como sanciones energéticas, agresiones financieras de diversas índole, e intentos de cambio de régimen como el que hoy registra Venezuela.

El fin es sostener a los Estados Unidos en una posición privilegiada dentro de la economía global, permitiéndole regular el mercado energético en función de golpear las economías de las potencias rivales: China y Rusia.

Venezuela, aliado fundamental de estos países, ha configurado una política energética basada en la cooperación mixta, con el predominio de la estatal PDVSA en los convenios de extracción de recursos petroleros por encima de las empresas privadas y estatales foráneas, manteniendo un control soberano del territorio y sus fuentes de energía.

Por eso, habla bastante por sí mismo que entre las primeras medidas de Guaidó, en su intento de usurpar funciones presidenciales, sea vender a futuro los recursos petroleros de Venezuela a las mismas corporaciones que, sin injerencias, no quieren negociar en igualdad de condiciones con el Estado venezolano.

(Tomado de Misión Verdad)

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dr. Enrique Pupo Duran dijo:

    Venezuela tiene un presidente elegido constitucionalmente, y es @NicolasMaduro, estamos seguro que el pueblo venezolano sabrá defender su soberanía e independencia, y el pueblo de #Cuba, apoya esta lucha y está dispuesto a luchar junto al pueblo Bolivariano si fuera necesario.

    • Yomil dijo:

      Estamos con Venezuela

  • sira dijo:

    Sin lugar a dudas, por las reservas energéticas que posee Venezuela y el déficit de recursos energéticos del mundo desarrollado, se convirtió la nación bolivariana en uno de los centros de la estrategia expansionista imperialista, dirigida a preservar la continuidad del ritmo del capitalismo desarrollada. Los intereses sobre Venezuela trascienden las aspiraciones de la oligarquía nacional, acostumbrada a raspar lo que queda de la explotación capitalista, no son imortantes. La oligarquía nacional abre puertas y facilita la materialización de las estrategías imperialistas. Es la inteligencia colectiva diseñando estrategías y tácticas que axfisien a la nación bolivariana y se ha transitado de una a otra variante según el comportamiento de los revolucionarios venezolanos. Le corresponde a la izquierda no dejarse sorprender continuamente y reducir los espacios democráticos que pudieran ser utilizable y beneficiar los intereses imperiales.

    • Pioneer dijo:

      Brillante Sira!!! , lo ha expresado ud con una claridad pasmosa.

  • Jose R. Oro dijo:

    No cabe la menor duda que las mayores reservas mundiales de petroleo constituyen el principal atractivo para agredir a Venezuela.

  • DMF dijo:

    Está claro que el verdadero propósito de la implantación en Venezuela de un gobierno títere y sumiso a los intereses de los Estados Unidos, es mantener el control de los hidrocarburos en ese país, sobre todo el petróleo que ha sido tan codiseado siempre por esta potencia. Corresponde ahora al pueblo venezolano y sus organizaciones progresistas continuar luchando para no dejárse arrebatar lo que han logrado con su esfuerzo y mantener en alto las banderas y el legado de sus presidentes HUGO CHAVES Y NICOLAS MADURO.

  • hector morales rios dijo:

    apoyamos los plamteamiento del cro presidente cubano de que venezuela no esta sola fui angola en el primer año de la guerra en enero del 76 con la chapilla 27496 ya estoy viejo pero si tengo que volver a ir cuente conmigo hace año mucho vi una pelicula donde republicano español defendiendo a praga pusieron el letrero no pasaran y en venezuela el facismo no debe pasar

  • Lissette DVLH dijo:

    Venezuela es un país riquísimo con codiciados recursos naturales,no es de extrañar que lo quieran poner en su lista de empleados para así llenar sus arcas personales y dejar a todo un pueblo boqueando por la necesidad.
    Pueblo de Venezuela levántate y anda,apoya a tu presidente.

  • Anrin dijo:

    Apoyamos las palabras de nuestro presidente Díaz Canel, nosotros sí conocemos bien ese chaleco sin mangas del imperio. Es la misma doctrina, la misma ambición y el mismo falso argumento protector.qué tontos los que sueñan con las promesas despues que la camarilla de bandidos encabezada por EE UU.logren sus propósitos,por eso estamos con venezuela y su legítimo presidente Maduro y sabemos que nuevamente triunfará Venezuela y La América.Solo me asquea la actitud sucia y descarada de algunos gobiernos tras las migajas que supuestamente quedarán del botín.

  • pjmelián peter dijo:

    No solo el tío Samuelillo codicia el petróleo y recursos naturales de Venezuela asimismo sus vasallos y satélites europeos, este grupito de estados serviles que han perdido su soberanía en la Desunión Europea, la creación de la mafia financiera capitalista internacional y la banca sionista : TODAS AL SERVICIO E INTERESES DE EE.UU.

  • Nel dijo:

    Y en que quedo el oro por valor de mas de mil millones de usd que hay en gran bretaña, q no quierrn devolver a venezuela. Tendra q ver con la situacion actual?

  • TheP dijo:

    No es solamente el petróleo, es la incapacidad del gobierno con tantos recursos que tiene de resolver la profunda crisis económica que atraviesa desde hace 4 años, y la gente ya no aguanta más.

    • Enrique.B dijo:

      Como siempre alguien que no conoce las causas y habla por hablar, la actual crisis económica que vive Venezuela es por culpa de las sanciones de Estados Unidos y sus aliados, la guerra económica que le tiene formada la oposición externa e interna es igual o peor que la que ha vivido Cuba, si realmente a esos países les preocupara el pueblo venezolano quitarían las sanciones que le hacen perder miles de millones, hasta entonces las palabras donde ponen al gobierno de Venezuela como el culpable de la crisis son completamente vacías y faltas de argumentos. Los sabios hablan porque tienen algo que decir, los necios hablan porque tienen que decir algo.

  • Andrews dijo:

    Torio, Venezuela primera reserva mundial, mas importante en la actualidad que el petróleo y con más futuro. Es energia nuclear y microelectrónica pero más limpia que todo lo conocido. Cubadebate deberia escribir sobre este y otras "tierras raras" importantisimas abundantes en Venezuela.

  • Yomil dijo:

    Venezuela estamos contigo

Se han publicado 15 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también