Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Maletas listas: nos vamos pa’ La Habana!

| 12

Por Tatiana Coll*

El 20 de julio finalmente se restablecieron las relaciones entre Cuba y Estados Unidos (EU). La bandera cubana se izó en Washington, y se permitió a los diplomáticos cubanos que pudieran hacer uso de los cajeros como señal de benevolencia a pesar de que el bloqueo continúa. Desde el 14 de agosto la bandera estadunidense ondea en Cuba. Esta parece ser la señal de arranque para muy diversos emprendedores, contratistas actualmente, pues algunos creen que ha llegado la hora de hacer las maletas y volver a La Habana como si fueran aquellos años 50 cuando los marines, trepados en la estatua de Martí, se orinaban desde allí. Otros, por el contrario, se indignan y claman enfurecidos que en Cuba nada ha cambiado y hay que clausurar estos intentos. En medio se presentan todo tipo de opiniones sobre los efectos que tendrán las aperturas escalonadas de esta compleja normalización.

Las posiciones extremas parten del mismo error: el desconocimiento de las raíces profundas del rompimiento y diferencias entre los dos países, así como el desconocimiento de la envergadura y el arraigo de la dignidad y soberanía entre los cubanos. Unos creen que pueden regresar y comprar y corromper todo de nueva cuenta en el sacrosanto mercado, porque piensan que los cubanos están más que ansiosos por volver al redil colonial a cambio de espejitos tecnológicos, mientras otros sostienen aún las mismas patrañas que divulgaban en la radio de Miami y creen que para volver al idílico estado de colonia hay que regresar a La Habana con las cañoneras por delante. En las maletas de unos van los dólares, en las de los otros van la revancha y el rencor.

En medio de todo esto resultan curiosas y caricaturescas algunas manifestaciones en Cuba, como la de las llamadas damas de blanco, que indignadas y portando máscaras de Obama, protestaron el 10 de agosto contra la reapertura de las relaciones. Una acción que revela claramente su adscripción incondicional a los rancios planteamientos de la mermada gusanera de Miami más retrógrada y supongo que también por el miedo a perder ciertos recursos monetarios que obtenían. En esta misma dirección corren las preocupaciones de los cubanos que sueñan con viajar a la Yuma (EU) y aprovechar aún la famosa ley de ajuste que los favorece incondicionalmente, angustiados se preguntan: ¿ahora que se restablecieron las relaciones nos tratarán como a guatemaltecos, hondureños o mexicanos? El miedo a perder estos privilegios los llena de zozobra.

Por otro lado, resulta desconcertante que muchos analistas y periodistas aquí retomen constantemente el simplista planteamiento de que en Cuba nada ha cambiado y se pregunten por qué EU ha hecho ciertas concesiones y Cuba no ha dado nada en retorno. ¿Qué tendría que dar Cuba a cambio de que sencillamente se respeten todas las leyes internacionales sobre las relaciones entre países y cesen el hostigamiento constante y el bloqueo unilateral e ilegal? ¿Por qué tendría que pedir perdón Cuba al gobierno estadunidense, por ser independiente, por tener un pueblo culto y educado, por dar salud gratuita a todos, por sostener sus principios sociales a pesar de la Ley Helms Burton que proclama el derecho unilateral de EU para intervenir por todos los medios en Cuba? ¡Qué tendría que conceder Cuba después de resistir durante más de 50 años un cerco brutal contra 11 millones de cubanos!

¿Qué le debe Cuba al gobierno de EU? Nada, absolutamente nada. En cambio los estadunidenses tienen una larga, muy larga lista de deudas con el pueblo de esa isla. Empezando por la Enmienda Platt impuesta por EU a cambio del reconocimiento de su independencia, ganada en una cruenta lucha que se desarrolló desde 1868 hasta 1898, por la autoconcesión del territorio de Guantánamo, las 138 víctimas directas de las acciones terroristas impulsadas por la CIA, la aplicación de leyes extraterritoriales, el bloqueo ilegal en tiempos de paz establecido con el fin de dañar la vida de todo un pueblo, los incontables actos de sabotaje y violencia auspiciados, la constante transmisión por radio y televisión de mensajes subversivos, el sostenimiento de organizaciones terroristas, etcétera. En realidad los analistas tendrían que preguntarse si normalización de las relaciones significa retornar al mínimo respeto que cualquier nación soberana e independiente se merece.

En el contexto de los mensajes dobles, tanto de Obama como de otros funcionarios y políticos, no parece ser esta la verdadera intención, en términos reales parece ser que solamente quieren cambiar la táctica cavernícola por una moderna que los lleve al mismo resultado estratégico: la reconquista de Cuba. Los mensajes del pueblo y gobierno de Cuba, sin embargo, son claros y directos: se exige el respeto que todo pueblo amerita y la no injerencia en los asuntos nacionales, se sostienen los principios que a lo largo de estos 66 años se han construido, se demanda que se deroguen todas las medidas unilaterales y agresivas que han apilado en estos años. Desconocen a los cubanos si creen que se trata nada más de hacer las maletas y volver a La Habana.

*Profesora de la Universidad Pedagógica Nacional

(Tomado de La Jornada)

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Jose R Oro dijo:

    Me atrevo a suponer que además de empresarios con las maletas llenas de dólares, prontos a corromper a Cuba, y de aquellos que quieren llegar con las cañoneras, también debe existir un grupo de personas decentes y normales que quieren hacer negocios e invertir en la Isla, de una manera juiciosa y sensata. También turistas que desean ver las playas o visitar el Museo de Bellas Artes, sin la menor mezquina intención contra los hospitalarios habitantes del archipiélago cubano. Además, Cuba tiene el privilegio de un pueblo educado, patriótico, con una profunda cultura y arraigado nacionalismo, muy indócil y arduo de conquistar con collares de cuentas y espejitos.
    El maniqueísmo lóbrego, repetitivo hasta la náusea y carente de ideas de este artículo es simplemente pasmoso, traté con denuedo de encontrar algo original o positivo sin el menor éxito. Otro más en la secuencia de cantos gregorianos, de aquellos que ven al extraordinario progreso que ha ocurrido en la relaciones entre Cuba y los EE.UU. en solo 8 meses, como anatema y condenación.
    Las prioridades que circulan por mi mente son muy simples, hay que desarrollar la economía de Cuba, y llenar el plato de la familia cubana. Esto se puede lograr sin el menor desmedro o menoscabo de nuestra soberanía y cultura nacionales. Los exegetas del pesimismo y la desazón le quieren hacer un flaco servicio al pueblo cubano. Hoy el optimismo fundamentado, no ciego por supuesto, el enfoque positivo de cómo hacer cosas mejores debe primar. Como dijo Amaury Perez Vidal en la Carta a sus hijos “¡Viva la cordura, abajo la intransigencia!”
    ¡Adelante Cuba! ¡Seamos más soberanos y patriotas que nunca, que se defienda a la sociedad socialista cubana y se le haga más eficiente y capaz de surtir todo lo que el pueblo necesita! ¡Estemos más unidos que nunca! ¡Abajo el atraso económico, principal enemigo del pueblo cubano!

    • Pedro dijo:

      Me parece atinado tu planteamiento, José O. Oro, aunque no tanto tu valoración del contenido del artículo de la mexicana. Creo que sí, que se puede “llenar nuestro plato de comida” sin sacrificar nuestro proyecto social socialista (al contrario, se haría más atractivo), ni ceder nuestra soberanía. Pero el levantamiento del bloqueo -digan lo que digan- es importante para ello. O al menos algunas medidas dictadas por decreto por el Presidente Obama al respecto del bloqueo. No creo que nadie quiera mantener en Cuba “el plato de comida no lleno”.

      • Jose R Oro dijo:

        Estimado Pedro. Sin duda alguna, lo que usted dice es correcto. El cruel y anacrónico embargo debe terminar, y ya mismo. Por defenderlo a capa y espada, mucha gente de la ultraderecha cubano-americana para decirlo finamente, no me quiere (ni que yo desee que me quieran). El territorio de la base naval de Guantánamo debe ser devuelto a la brevedad a su legítimo dueño, la república de Cuba. La infame ley del Ajuste cubano y las trasmisiones radiales contra Cuba deben ser abolidas. Lo más pronto mejor, tanto para Cuba como para EE.UU.
        Lo que no me gusta es que se considere a cada estadounidense o saqueador o malvado o que quiere venir con las cañoneras, y que este sea el leitmotiv de cada artículo. Ninguno de estos articulistas suponía (ni yo tampoco) el día 16 de diciembre del 2014, que el día julio 20 del 2015, Cuba iba a izar su bandera en Washington y el 14 de agosto EE.UU. la suya en La Habana. Pero en vez de hablar de esos extraordinarios éxitos (Cuba fuera de infames listas a las que nunca debió pertenecer, restablecimiento de la Embajadas, relaciones bancarias incipientes, más libertad de viajar a Cuba, y muchas otras cosas), en un completo desbalance solo se señala y se regodean con lo malo y predicen solo calamidades. Cuba va a triunfar, va a producirse un desarrollo acelerado y sostenible de la economía socialista cubana. Creo firmemente que el principal enemigo de Cuba (y de cualquier país) es el atraso económico prolongado. Dijo Einstein: “Triste época la nuestra. Es más fácil desintegrar un átomo que superar un prejuicio”.
        Para usted, a quien percibo como una persona sincera, le reitero que estoy muy de acuerdo con su opinión, le pido excusas por la perorata, y le envío un fuerte abrazo cubano.

  • Manuel Mercado dijo:

    Yo con todo el respeto que merece esta periodista, le tengo una pregunta, y es con relacion a su opinion de que los gringos fueron benevolentes con los diplomaticos cubanos cuando decidieron autorizar que los mismo utilizasen los cajeros para el servicio de la embajada en EEUU. Que nosotros sepamos es una obligacion del pais donde radica la representacion diplomatica de Cuba, GARANTIZAR QUE TODOS LOS SERVICIOS QUE REQUIERAN LOS DIPLOMATICOS ENLOS ESTADOS UNIDOS PARA PODER DESEMPENAR SUS CARGOS Y RESPONSABILIDAD, ESTA GARANTIZADO POR LOS ACUERDOS INTERNACIONALES DE VIENA, ENTRE OTROS por tanto los gringos nunca han sido, son ni seran benevolentes con nosotros los cubanos, pues su principal tarea de inteligencia, de desestabilizacion, de operaciones especiales, de reclutamiento de agentes encubiertos y no encubiertos y la creacion ficticia y maquiavelica de una supuesta oposicion politica, es DESTRUIRNOS COMO SEA, COMO SE PUEDA, CON O SIN RELACIONES DIPLOMATICAS.

    POR TANTO LOS GRINGOS NO HAN SIDO NUNCA BENEVOLENTES CON LOS CUBANOS, ESO ESTA MAS QUE RECONOCIDO Y PROBADO A LOS LARGO DE CASI DOS SIGLOS DE POLITICAS AGRESIVAS DE LOS GOBIERNOS GRINGOS CONTRA CUBA.

    Gracias por permitirme esta aclaracion, puesto que nose puede dejar cabos sueltos en esto de relaciones diplomatica o no con los gringos.

    • mirey dijo:

      Para M Mercado. menos mal que está ud para atar los cabos sueltos que pudieran quedar; Donde estudió diplomacia? en el ISRI?

  • Juan dijo:

    Cuando se va a abrir un Conculado en Florida para hacer tramites?

    • Pedro dijo:

      Juan, pienso que próximamente se abrirá, pero debe ser en Tampa, donde tradicionalmente ha habido buenas relaciones con Cuba. Allí está el Círculo Martiano, con la esfigie de nuestro Apostol, e incluso un alcalde de allí visitó Cuba no hace tanto, lo que le hubiese costado el cargo a su homólogo de Miami.

      • Jose R Oro dijo:

        He escuchado lo mismo, que el consulado va a estar en Tampa.

  • Albert dijo:

    Excelente por Tatiana. Es ciierto que Cuba no está pidiendo ningún favor, es solo su derecho. Gracias.

  • Rolando dijo:

    Aunque cambien la política sobre las relaciones con cuba y vengan con las maletas repletas de dólares, jamás será con buenas intensiones, al contrario mientras más dólares gasten, más querrán después…, y así nos alertaba José Martí, primero apoderarse de cuba para después caer con más fuerza sobre america… Y puedo asegurar que más tarde ó más temprano, sacarán sus garras contra Cuba…, ya sea el próximo presidente u otro posterior…, pero siempre estar alertas y ojo con ellos…

  • Lennon dijo:

    La historia de los consulados cubanos en Estados Unidos (1902-1961). Breve aproximación.

    Por Lic. María Silvia Fernández y Dra. Denia Bada González

    El Buró del Censo de los Estados Unidos fijó en 2000 la cifra de ciudadanos cubanos y descendientes que residen en aquel país en un total cercano a los 1.2 millones de personas. Para ofrecer servicios consulares a aquellos que lo requieran, dentro de esa cifra general, Cuba cuenta sólo con una oficina adscrita a la Sección de Intereses radicada en Washington.

    Debido a la no existencia de relaciones diplomáticas, ni consulares, entre ambos países (Washington las rompió el 3 de enero de 1961), en 1977 se firmó un acuerdo para la apertura de las respectivas secciones de intereses en ambas capitales.

    Poca bibliografía se refiere al tema de la presencia de oficinas consulares cubanas en territorio norteamericano, antes del rompimiento de las relaciones. Sin embargo, una investigación realizada por las autoras del presente trabajo, utilizando como fuente los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, muestra que en el período de 1902 a 1961, existieron en territorio norteamericano 48 representaciones consulares cubanas, de las cuales casi 30 permanecían abiertas el primero de enero de 1959.

    Diez de aquellas oficinas tuvieron el rango de Consulado General: Nueva York, Miami, Tampa, Los Angeles, San Francisco, Boston, Filadelfia, Nueva Orleáns, Washington D.C. y San Juan de Puerto Rico.

    Con el rango de consulados se registraban quince; y veintidós agencias eran honorarias.

    Una buena parte de esos consulados se establecieron desde los mismos inicios del siglo, como fueron los casos de: Tampa (1902), Mobile, Alabama (1902), Nueva York (1902), Norfolk, Virginia (1903), Nueva Orleáns (1903), Brunswick, Georgia (1904), Chicago (1904), Filadelfia (1904), Louisville, Kentucky (1904), Pensacola, la Florida (1904), Savanah, Georgia (1904), Pórtland, Oregón (1905), San Luis, Misuri (1905), Galveston, Tejas (1905), Arecibo, Puerto Rico (1905), Fernandina, la Florida (1906), Cincinati, Ohio (1906) y Los Angeles (1906).

    La Florida fue el estado donde más consulados se abrieron. Existieron nueve en las siguientes ciudades: Fernandina, Cayo Hueso, Fort Lauderdale, Palm Beach, West Palm Beach, Pensacola, Jacksonville, Tampa y Miami.

    El comercio constituyó uno de los principales motivos para la apertura de algunas de estas representaciones. A modo de ejemplo, se abre un consulado en Chatanuga, Tenneesee, donde a propuesta de un representante de ese Estado ante el Congreso federal, del Secretario de la Guerra, Elihu Root y del presidente de la Asociación de Manufactureros de la ciudad de Chatanuga se solicitó al gobierno cubano la apertura del consulado, argumentándose el volumen de exportaciones de esa ciudad a la Isla.

    Otro caso similar ocurrió en la ciudad de Milwaukee, Wisconsin, donde el banco First National, propuso al gobierno de la Isla la instalación de un consulado debido al incremento del comercio con Cuba, y en 1956 el gobierno cubano decidió establecer una agencia consular honoraria

    En 1942, el Subsecretario de Estado de EE.UU., Benjamín Sumner Welles, solicitó la apertura de un consulado en la ciudad de Fort Lauderdale, la Florida, debido al monto de comercio naval entre el puerto de esa ciudad, Port Everglades, y Cuba, y ese año el gobierno cubano accedió a la petición. Dicho consulado fue cerrado siete años después en 1949.

    El 4 de febrero de 1923, la Cámara de Comercio de la ciudad de Houston, Tejas, solicitó al gobierno cubano la creación de una agencia consular en dicha ciudad en vista del desarrollo que habían alcanzado los negocios con la Isla, en ese entonces, exportaciones de harina de trigo, arroz, maderas y aceite

    Al establecerse algunas de estas oficinas se nombraron cónsules honorarios de nacionalidad estadounidense, los cuales fueron siendo sustituidos por ciudadanos cubanos a medida que se incrementaba las responsabilidades de las mismas, y por ende, las recaudaciones.

    Según las informaciones de archivo, el consulado en Nueva York, que tenía jurisdicción sobre los Estados de Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut en 1957 atendía a una población estimada de treinta mil ciudadanos cubanos emigrados, aunque sólo tenía inscritos a unos seis mil quinientos. En la opinión de algunos funcionarios cubanos que trabajaron en dichas oficinas en esos años, estimaban que en la población cubana emigrada en esa región pudo ser hasta de cien mil personas.

    El consulado de la capital federal norteamericana, Washington D.C., en su memoria anual de 1957, estimaba en cuatrocientos el número de cubanos que vivían en su jurisdicción.

    El consulado de la ciudad de Detroit, Michigan, el cual fue instalado en 1909, en su memoria anual de 1951, estimaba que en su jurisdicción vivían doscientos cubanos. El cónsul en esa ciudad era honorario y de nacionalidad estadounidense.

    De acuerdo a los registros oficiales dos agencias consulares eran en las que menos cubanos se habían inscrito, la de la ciudad de Louisville, Kentucky, abierta en 1904, en la que sólo aparecían inscritos nueve personas, ocho hombres y una mujer y la de la ciudad de San Luis, Misuri, donde sólo estaban inscritas ocho individuos.

    Es interesante observar en las oficinas consulares establecidas en la Florida, cómo en algunas de estas decreció enormemente el número de cubanos inscritos en ellas desde los comienzos del siglo XX hasta la década de los cincuenta del siglo pasado. Por ejemplo, en la memoria de 1953 del consulado de la ciudad de Jacksonville, sólo aparecían inscritos diecisiete cubanos, mientras en la memoria de 1949 del consulado de la ciudad de Cayo Hueso aparecían inscritos veinticuatro cubanos.

    Es ejemplo del estado de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, que hasta 1961, año en el que el gobierno del presidente Eisenhower rompió las relaciones diplomáticas con el gobierno revolucionario cubano, Cuba contaba con un servicio consular relativamente extenso para la época y para su población emigrada en aquel país, mientras hoy con una población emigrada muchísimo mayor cuenta con sólo una oficina consular.

    A continuación una lista de todas las ciudades en Estados Unidos donde existieron consulados cubanos, en algún momento entre 1902 y 1961, según se ha podido precisar en los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba:

    CONSULADOS GENERALES APERTURA CIERRE

    Nueva York, Nueva York 1902 1961

    Tampa, la Florida 1902 1960

    Boston, Massachussetts 1902 1961

    Nueva Orleáns, Luisiana 1903 1961

    Filadelfia, Pensilvania 1904 1961

    Los Angeles, California 1906 1961

    San Juan, Puerto Rico 1913 1960

    San Francisco, California 1914 1961

    Miami, la Florida 1920 1961

    Washington, D.C. 1929 1961

    CONSULADOS APERTURA CIERRE

    Mobile, Alabama 1902 1961

    Galveston, Tejas 1903 1960

    Cayo Hueso, la Florida 1903 1961

    Norfolk, Virginia 1904 1961

    Chicago, Illinois 1904 1961

    Savannah, Georgia 1904 1961

    San Luis, Misuri 1905 1960

    Cincinnati, Ohio 1906 1957

    Jacksonville, la Florida 1908 1960

    Kansas City, Misuri 1908 1957

    Detroit, Michigan 1909 1958

    Baltimore, Maryland 1919 1961

    Honolulu, Hawai 1919 1932

    Cleveland, Ohio 1920 1921

    Houston, Tejas 1923 1960

  • sachiel dijo:

    Muy buena la informacion de Lennon, yo decia que unos cuantos diplomaticos cubanos y familiares, amen de otro personal, deben prepararse muy requetebien para permanecer allí, si se dieran tales aperturas de consulados necesarios.

    José R. Oro, usted está demostrando ser una persona sensata y moderada en sus comentarios, pero ¿por qué tambien acogerse ahora a la filosofia del gato y el neumatico? No veo que se acuse al 100% de los ciudadanos norteamericanos(tanto nacionalizados como genuinos, según su pasaporte) de venir como ” o saqueador o malvado o que quiere venir con las cañoneras” , ni tampoco que ” este sea el leitmotiv de cada artículo”, más bien de algunos foristas de ambas orillas.
    Pero, la prudencia no está reñida con la sabiduria, y si sólo se tratara de “llenar el plato de la familia cubana”, que si parece ser el leitmotiv de muchos de los que aqui y en otras páginas escriben, bueno, a sentarse a esperar las ventas y créditos de los comerciantes norteños, mexicanos, europeos y demas. La cosa va más allá de todo eso, de como desarrollarnos más sin caer en lo que ya estan todos los demas paises de este mundo mundial.

Se han publicado 12 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también