Imprimir
Inicio » Especiales, Política  »

Maduro en Cumbre ALBA: Consolidar unidos y solo unidos, la independencia de la región

| 2

Intervención de Nicolás Maduro Moros, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, en la IX Cumbre Extraordinaria del ALBA-TCP, Caracas, Venezuela, el 17 de marzo de 2015.

(Versiones Taquigráficas – Consejo de Estado)

Reunión del ALBA. Foto: Archivo

Reunión del ALBA. Foto: Archivo

Primeros ministros;
Cancilleres de nuestros hermanos y hermanas del ALBA:

La bienvenida más sentida, más amorosa que se le puede dar a un hermano que viene a visitarnos con su apoyo, con su solidaridad. Siéntanse ustedes, como siempre, aquí en su casa, en Venezuela, en esta tierra de libertadores, en esta Caracas histórica de tantas batallas por la independencia durante siglos ya.

Queridos hermanos de Bolivia, Cuba, Nicaragua, Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda, Granada, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, Ecuador, y hemos invitado de manera muy especial a nuestra hermana Haití; Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Hace apenas unos 10 días tuvimos una extraordinaria reunión en otras condiciones con la participación de 18 Estados de nuestra América caribeña, de nuestro Caribe americano se pudiera decir o de nuestra América caribeña. Ahí estuvimos en PETROCARIBE, 10 días apenas, y allí se aprobó un plan de consolidación, expansión, crecimiento de PETROCARIBE hacia programas diversos: el desarrollo energético, económico, social.

La palabra clave les decía yo a nuestros hermanos, cuando los recibí aquí en la puerta del Palacio Presidencial de Miraflores, la palabra clave es solidaridad. Es la palabra clave de la construcción de la nueva unión, de la nueva integración, de la nueva independencia de América Latina y el Caribe: la solidaridad, la hermandad verdadera, el trabajo conjunto, las relaciones en base a la igualdad, a la cooperación, a la hermandad, al respeto mutuo.
América Latina y el Caribe está escribiendo una historia gigantesca, gloriosa en las nuevas relaciones, en el marco del ALBA, de PETROCARIBE, de la UNASUR, de la CELAC. Una nueva historia se ha abierto para América y es una historia que tiene como centro salir de las cadenas de los viejos colonialismos, de los nuevos neocolonialismos que llenaron de esclavitud, atraso y pobreza a nuestra región durante 500 años y más, y es una historia que tiene como centro la felicidad de nuestros pueblos, la paz.

Siempre digo aquí en nuestra patria, a nuestros conciudadanos, a nuestros compatriotas, para nosotros siempre la gran victoria es la paz; la paz con igualdad, con educación, con salud, con trabajo, con ingresos dignos del pueblo, con distribución de las riquezas de manera justa y equitativa; la paz con justicia, la paz con derechos políticos, Poder Popular, la paz intrarregional. Ese es el centro de nuestra búsqueda.

Por eso estamos muy felices de recibirlos hoy, y, además, bueno, en medio de una batalla ineludible, inevitable. Si queremos de verdad transitar el siglo XXI y consolidar todos unidos y solo unidos, la independencia de toda una región: América Latina y el Caribe. Solo unidos podremos nosotros consolidarnos.

Si vemos la historia de 200 años de búsqueda de independencia, de república, de identidad propia, y cómo la división entre nuestros gobiernos, nuestros pueblos nos llevaron a largas décadas de dictaduras en algunos países, de regímenes neocoloniales que saqueaban nuestras riquezas en otros países, de intervenciones armadas brutales en otros países hermanos.
Son dos siglos que hemos visto pasar la historia y, por fin, como dijera nuestro amado y querido comandante Hugo Chávez: “El siglo XXI será el siglo de nuestra emancipación” —nos decía ya en el año 1992, 1993, 1994—, “el siglo XXI será nuestro siglo. Ahora sí no podemos dejar perder esta oportunidad, ahora sí será nuestro siglo.” Alguna gente lo escuchaba y decía: “Nuestro siglo”, y veíamos de pronto que se instalaba en Miami la Cumbre de las Américas y se firmaba el ALCA: “Nuestro siglo.” Alguna gente podía decir: “Bueno, es emocionante el planteamiento, pero es una utopía más.” Y él empezó a hablar de la utopía concreta, los sueños hacerlos realidad a través de proyectos políticos viables que se correspondan a la conciencia, a la identidad y a las necesidades de nuestro pueblo, y, además, a través de una voluntad política férrea.

Todos ustedes conocieron al comandante Hugo Chávez, bien lo conocieron y saben que era un hombre que salía a la defensa de las ideas justas con su cuerpo, con su pensamiento, con todo lo que tuviera. Le gustaba a él repetir mucho la frase de Bolívar: “Donde estoy yo, estoy completo”, y agregaba: “Y voy con todo.” Así estamos nosotros también: Donde estamos nosotros, queridos hermanos del Caribe, de Centroamérica, de Suramérica, donde estamos nosotros estamos completos en nuestra lucha.

Saben ustedes que Venezuela es un país que está haciendo una revolución. La Revolución Bolivariana surgió de nuestra propia raíz, no surgió de la nada; surgió de un largo proceso histórico, largo en la raíz fundacional, Bolívar, y tuvo su desenlace por allá en el agotamiento de un modelo nefasto de saqueo del país. El primer paso que se dio en nuestro país, que dio nuestro Comandante Fundador, nuestro Comandante Infinito, fue convocar la soberanía popular para construir el nuevo marco de la nueva patria que se iba a construir.
Así fue, hemos transitado diversos caminos de lucha, conspiraciones de diversos signos durante un año, el otro, el otro, y todas las adversidades inducidas o creadas por las conspiraciones lo que han hecho es fortalecer y acrecentar la conciencia de un pueblo que no ha dudado en batallar por su dignidad, por su derecho a la autodeterminación y a la independencia jamás, el pueblo de Venezuela no lo ha dudado ni un segundo. ¡Milagros se han vivido aquí!

Cuando nos tomábamos la Foto Oficial, yo les decía a nuestros hermanos del ALBA que en esa colina que ustedes ven ahí en el frente, donde tomamos la Foto Oficial, allí llegó el helicóptero a las 3:00 de la mañana el 14 de abril del año 2002 con el Comandante Chávez. El pueblo lo había rescatado, como un milagro, cuando lo tuvieron secuestrado y casi lo fusilaron.

Hemos pasado y escrito con nuestro pueblo páginas verdaderamente mágicas, para no decir heroicas, porque sí son heroicas, pero casi mágicas, y nuestro pueblo ha ganado respeto por la idea de la revolución democrática, protagónica, constitucional, bolivariana, antimperialista, anticolonialista, antirracista, socialista del siglo XXI.

El siglo XXI nos encontró en medio de esta batalla tan importante, y en medio de esas circunstancias fue naciendo, fue brotando la nueva organización del continente. El primer paso lo dieron Fidel, Cuba, y Chávez, Venezuela, por allá, por el año 2000, 2001. Soñaban. Frente al ALCA surgió un día un nombre: el ALBA, Alternativa Bolivariana de los Pueblos de la América. Y luego, el 14 de diciembre del año 2004, en La Habana nace la idea. Veníamos nosotros de una gran batalla y una gran victoria del referendo revocatorio.

Luego, en el 2005, nace PETROCARIBE con seis o siete Estados, hoy son 18 Estados los que componen PETROCARIBE, una gran alianza energética, económica, humana.

Luego, el 17 de abril de 2007 nace UNASUR en Margarita. Y luego creo que la mayoría de los jefes de Estado y de Gobierno presentes fueron protagonistas del nacimiento de la CELAC, el 2 y 3 de diciembre del año 2011, ya casi nuestro Comandante despidiéndose de esta vida. En corto tiempo de vida le tocó jugar un papel clave, estelar en la construcción de la nueva América, de Nuestra América, como dijo José Martí, el Apóstol de América, ¡Nuestra América!, en su concepto de las dos América, Nuestra América.

Venezuela en su historia —pido disculpas por hablar de esta forma, pero tengo que decirlo— jamás, nunca ha agredido a ningún pueblo ni de nuestra América, ni del Caribe ni del mundo. Jamás ni nunca ha participado en ejércitos para bombardear ni ocupar pueblos en ningún lugar del planeta. Jamás ni nunca ha aprobado invasiones ni agresiones contra pueblos. Y en la época de la Revolución Bolivariana, si algo hizo el Comandante Chávez fue reforzar la vocación que está en la Constitución de un pueblo de paz. Venezuela es un pueblo de paz, es un pueblo de guerreros. Estamos en el Salón Sol del Perú, en homenaje a la Batalla de Ayacucho. Aquí está nuestro Gran Mariscal de Ayacucho, que nació en Cumaná, en las costas del Caribe oriental venezolano. Aquí está nuestro libertador Simón Bolívar, por allá en las cumbres más altas de Sudamérica, por allá por Junín, por Bomboná, por Pichincha, por allá.

Son nuestros fundadores, y fueron desde aquí, desde las costas del Caribe marcharon los negros que eran esclavos y se liberaron en la guerra de independencia, marcharon los indios, los mestizos, los pardos, los zambos, los blancos pobres, y casi a pie y desnudos llegaron hasta las más altas cumbres a liberar pueblos, a unir ejércitos. Le correspondió a Bolívar ser el Comandante del Ejército Unido del Sur que unió a las tropas de San Martín, de O’Higins y las tropas que venían de la Nueva Granada, victoriosas en Boyacá, y venían de Carabobo, victoriosas de aquí de nuestra tierra amada. Les correspondió en su momento ir a expulsar al último soldado del imperio español de tierras americanas, a unir ejércitos y a fundar repúblicas. Jamás, jamás ha salido de esta tierra venezolana, ni de palabra, ni de acción, ni saldrá jamás, y si algo hemos ayudado a construir desde Venezuela es la unión para que nuestra región sea una zona de paz de verdad.

Por eso es desproporcionada la declaratoria del presidente Barack Obama del 9 de marzo, aquí la tengo, todos ya la conocemos, cuando declara a la República Bolivariana de Venezuela una amenaza a la seguridad nacional, a la seguridad de los Estados Unidos de Norteamérica y declara la emergencia nacional de los Estados Unidos, una desproporción vergonzosa que ha sido ya denunciada y rechazada por pueblos, gobiernos y organismos del mundo, ya ha sido rechazada.

UNASUR, de manera unánime, en la mitad del mundo, allá en Quito, los 12 gobiernos de Suramérica aprobaron una declaración histórica rechazando, denunciando este documento de amenaza a Venezuela y llamando a que se derogue este decreto, sumando voces, y nosotros nos sumamos a las voces que desde Suramérica, desde América Latina y el mundo exigen, demandan que se derogue este decreto ejecutivo, imperial, que agrede al pueblo venezolano. Es la declaratoria más grave de toda la historia de nuestro país que se haya hecho por parte de cualquier país del mundo, particularmente de una potencia, contra Venezuela; además de que es falsa, absolutamente falsa. Venezuela no tiene planes, no ha tenido ni tendrá jamás planes para agredir a Estados Unidos, para hacerle daño a nadie de Estados Unidos o en Estados Unidos. Al contrario, queridos hermanos, presidentes, primeros ministros, jefes de delegación, Venezuela tiene en Estados Unidos —no sé si ustedes lo saben completamente— un programa especial llamado Jitinoide, donde les damos combustible de calefacción a más de 200 000 familias. Más de 2 millones de personas se salvan de morir congelas en el frío por el apoyo solitario que inició el Comandante Chávez como si fuera un ALBA allá en Estados Unidos, para decir una de las iniciativas permanentes, de todos los años.

Tenemos las mejores relaciones con universidades, intelectuales, sindicatos, movimientos afroamericanos, movimientos indígenas, movimientos comunales, movimientos de lucha por los derechos civiles. Estamos, siempre lo hemos dicho, en el mejor momento de nuestras relaciones con el pueblo de Estados Unidos, y ese es el camino que nosotros tenemos y vamos a mantener.

He dicho, como jefe de Estado y de Gobierno, queridos hermanos y hermanas de los pueblos y gobiernos del ALBA, que Venezuela siempre estará dispuesta a conversar con el gobierno de Estados Unidos para entablar relaciones de respeto, de amistad, en clima franco y de igualdad. Una tras otra iniciativa he tomado desde que me tocó la responsabilidad que me dejara el Comandante Chávez y que me diera el pueblo venezolano.

Hace un año designé un embajador, licenciado Maximilien Arveláiz, ¡un año!, y no le han dado el beneplácito. Yo lo tuve que nombrar encargado de negocios de la embajada en Washington para que se fuera a trabajar, y allá está, conversando a todo nivel y llevando la verdad de Venezuela frente a las conspiraciones, la conjura, la mentira y la manipulación que hay en los pasillos del Congreso y en los medios de comunicación estadounidenses.

Hace un año decidió conformar una comisión de Estado y coloqué al presidente de la Asamblea Nacional, a Diosdado Cabello, como jefe de esa delegación para hablar con los Estados Unidos de Norteamérica donde quisieran, cuando quisieran y lo que quisieran. Y de allá para acá lo que ha habido es prepotencia, arrogancia, porque hay un plan para desestabilizar, derrumbar, derrocar y destruir la Revolución Bolivariana y recolonizar a Venezuela.

¿Las razones? Uno, una razón de carácter político, nuestra posición de dignidad antiimperial, nuestra posición de construir un mundo pluriplural, de construir el socialismo y lo que emana de este esfuerzo y, ¿por qué no decirlo?, de ese ejemplo.

Y dos, una razón poderosísima, algunos analistas en el mundo dicen que es más poderosa que la primera: Venezuela tiene las reservas de petróleo certificadas más grandes del planeta Tierra, y las élites de Estados Unidos y sus trasnacionales quieren apoderarse del petróleo venezolano para torcerle el brazo al mundo entero e imponer la dictadura económica a partir del chantaje y el control de las reservas de petróleo más grandes del planeta. Y no han logrado ni lograrán, ni lo uno ni lo otro.

Así que son temas vitales de este tiempo.

Ya hemos sostenido una conversación en privado donde amplié, y bilateralmente con diversas delegaciones, toda la información que hay sobre esta situación, sobre estas circunstancias, sobre la lucha que estamos dando.

El pueblo venezolano está crecido en fervor patriótico, millones de hombres y mujeres están en las calles todos los días ratificando nuestro carácter de patria soberana, independiente, y de patria de paz. ¡Millones! Ha crecido así, miren, la fuerza de un pueblo y su espíritu patriótico, porque es una agresión a toda Venezuela.

Hemos recibido diversas manifestaciones de solidaridad. Hoy en la madrugada nos llegó un mensaje que yo quisiera compartir con ustedes, breve y contundente, del Comandante Fidel Castro Ruz. Desde allá escribió un mensaje que ha circulado hoy por las redes sociales, publicado en la prensa de Cuba y de otras partes del mundo. Dice Fidel:

“Honorable Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro:
“Como ha publicado la prensa, mañana martes” —hoy—, “17 de marzo, tendrá lugar en Caracas la Cumbre del ALBA para analizar la insólita política del gobierno de Estados Unidos contra Venezuela y el ALBA.
“La idea de crear esa organización fue del propio Chávez, deseoso de compartir con sus hermanos caribeños los enormes recursos económicos con que la naturaleza había dotado a su Patria de nacimiento, pero sus beneficios habían ido a parar a manos de poderosas empresas norteamericanas y a unos pocos millonarios venezolanos.
“La corrupción y el despilfarro fueron el estímulo fundamental de la primera oligarquía de tendencia fascista, adicta a la violencia y al crimen. Tan intolerable para el pueblo heroico de Venezuela es la violencia y el crimen que se cometió contra él que no puede olvidarse, y jamás admitirá un regreso al pasado vergonzoso de la época prerrevolucionaria que dio origen al asalto de los centros comerciales y el asesinato de miles de personas, de las cuales nadie puede asegurar hoy la cifra”. Se refiere Fidel aquí al 27 y 28 de febrero de 1989, que fue llamado El Caracazo.
“Simón Bolívar se entregó de lleno a la colosal tarea de liberar el continente. Más de la mitad de lo mejor de su pueblo luchó y murió en largos años de ininterrumpida lucha. Con menos del 1% de la superficie del planeta, posee las mayores reservas de hidrocarburos del mundo. Durante un siglo completo fue obligada a producir todo el combustible que las potencias europeas y Estados Unidos necesitaban. Aun cuando hoy los hidrocarburos, formados en millones de años, se consumirían en no más de un siglo, y los seres humanos que hoy alcanzamos los 7 200 millones en 100 años más se duplicarán, y en 200 sumarán 21 000 millones, solo los prodigios de la más avanzada tecnología tal vez permitirían la supervivencia de la especie humana un poco más de tiempo.
“¿Por qué no se utilizan los fabulosos medios de divulgación para informar y educar sobre estas realidades, en vez de promover engaños, que cada persona en su sano juicio debe conocer?” Se pregunta Fidel. Y continúa:
“Una Cumbre del ALBA no puede transcurrir sin tomar en cuenta estas realidades que nos tocan tan de cerca.
“La República Bolivariana de Venezuela ha declarado de forma precisa que siempre ha estado dispuesta a discutir de forma pacífica y civilizada con el gobierno de Estados Unidos, pero nunca aceptará amenazas e imposiciones de ese país.
“Añado que he podido observar la actitud, no solo del pueblo heroico de Bolívar y Chávez, sino también una circunstancia especial: la disciplina ejemplar y el espíritu de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana. Haga lo que haga el imperialismo de Estados Unidos, no podrá contar jamás con ellas para hacer lo que hizo durante tantos años” en nuestro continente. “Hoy Venezuela cuenta con los soldados y oficiales mejor equipados de América Latina.
“Cuando te reuniste” —se dirige a mí— “con los oficiales en días recientes se podía apreciar que estaban listos para dar hasta la última gota de sangre por su país.
“Un abrazo fraternal para todos los venezolanos, los pueblos del ALBA, y para ti.

“Fidel Castro Ruz
“Marzo 16 de 2015
“11 y 14 p.m.”

Fidel presente y siempre consecuente en la Cumbre (Aplausos).

Bueno, queridos hermanos y hermanas, se ha venido trabajando una importante declaración. Hemos tenido algunas conversaciones en privado antes de entrar a esta sala; hay temas muy importantes como la Cumbre de las Américas, llamada así, las dos Américas, en Panamá, qué posición se va a asumir y a llevar de aquí hasta la Cumbre y en la Cumbre misma; una Cumbre que va a tener como elemento vital histórico la victoria de los pueblos de América Latina y el Caribe con la presencia de Cuba, donde siempre debió haber estado y donde siempre, a partir de hoy, va a estar Cuba, en la silla de dignidad en la Cumbre de las Américas. Gran victoria, sin lugar a dudas, de la nueva conciencia, de la nueva fuerza, del nuevo tiempo histórico.

Agradezco la presencia de todos ustedes, queridos hermanos, y doy por iniciada la Cumbre Extraordinaria de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América. Siéntanse ustedes en su casa y vamos a iniciar las deliberaciones.

¡Bienvenidos! ¡Welcome! (Aplausos).

Vamos a iniciar las intervenciones. Se está trabajando el documento central de esta importante, histórica reunión, de esta Cumbre, y me está pidiendo el derecho de palabra el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, de Cuba.

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Dinardo Suárez Rojas dijo:

    Estoy contigo y con el hermano pueblo de Venezuela.
    Chávez vive, la lucha sigue.
    Hasta la victoria siempre.
    Dinardo

  • Mario H. Curzio Rivera dijo:

    Antes de abordar el tema de la irrenunciable obligación de solidarizarse con La Hermana República Bolivariana de Venezuela , debo expresar a Cuba Debate la toral importancia de este medio para informar verazmente sobre los acontecimientos , sino también los artículos de hombre y mujeres calificados que educan política y culturalmente a los lectores. Confieso que son horas las necesarias para poder leer tanto material de un gran valor cultural , reflejo de la invencible Revolución Cubana. HASTA LA VICTORIA SIEMPRE

Se han publicado 2 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Nicolás Maduro Moros

Nicolás Maduro Moros

Político y sindicalista venezolano. Es el Presidente de su país.

Vea también