Imprimir
Inicio » Especiales, Medio Ambiente  »

La Tierra en el año 2052

| 11

Por Evan Romero-Castillo

¿En qué estado estará nuestro planeta en cuarenta años? Los expertos del Club de Roma acaban de publicar un informe que le da a la sobrepoblación y al cambio climático un aura aún más amenazante que la que ya tienen.

A estas alturas, cualquiera puede vaticinar que la segunda mitad del siglo XXI estará marcada por sequías más pronunciadas, inundaciones más frecuentes, condiciones meteorológicas más extremas y difíciles de predecir. Después de todo, muy pocas actividades humanas descritas como catalizadoras del calentamiento global han sido modificadas; ni los países industrializados ni aquellos en vías de estarlo se han
comprometido a sacrificar su crecimiento económico y a reformar sus sistemas de producción para frenar el deterioro del ecosistema.

Pero cuando es el Club de Roma el que hace esas predicciones, como lo hizo ahora al presentar su informe 2052: pronóstico global para los próximos cuarenta años en la ciudad neerlandesa de Róterdam, todos prestan oídos. Fundada en 1968, esta organización formada por alrededor de cien expertos de treinta países, activos en los ámbitos de la ciencia, la cultura, la economía y la política, ya atizó intensos debates en 1972, cuando salió a la luz su reporte sobre Los límites del crecimiento.

Entonces, los especialistas liderados por la biofísica Donella Meadows, advirtieron que si no se ralentizaban los procesos de industrialización, la contaminación ambiental, el crecimiento demográfico, la producción de alimentos y la explotación de las materias primas, la capacidad de crecimiento en el planeta se agotaría por completo en el siglo XXI. En el informe presentado ahora, su autor principal, el economista Jorgen Randers, pareciera anunciar que es demasiado tarde para echar marcha atrás.

LOS LÍMITES DEL CRECIMIENTO

“La humanidad ha agotado los recursos que la Tierra le ha ofrecido y, antes del año 2052, seremos testigos de grandes colapsos en algunos puntos del planeta”, dijo Randers al dar a conocer el informe del Club de Roma. “Cada año generamos dos veces más emisiones contaminantes que las que los bosques y los mares pueden absorber”, agregó el investigador de tendencias futuras para luego ilustrar escenarios que parecen sacados de películas de ciencia ficción: “El nivel del mar subirá medio metro y el hielo del Ártico se derretirá en verano”.

En 2030, las emisiones de gases contaminantes habrán alcanzado su punto más alto y será muy tarde para evitar que la temperatura global supere la marca de los dos grados, el límite descrito como “aceptable” por quienes promueven la firma de un acuerdo internacional que sustituya al Protocolo de Kioto. Randers, quien siendo un veinteañero participó en la elaboración de Los límites del crecimiento, no titubeó al atribuir los daños infligidos a la naturaleza y sus efectos a ciertos dogmas económicos, como el empeño en crecer sin pausa.

El informe 2052 incluye treinta y cinco capítulos en los que se augura que, de aquí a esa fecha, el Producto Interno Bruto global sólo será 2,2 por ciento mayor que el de hoy porque tanto los índices demográficos como los de productividad tenderán a bajar: la población mundial alcanzará las 8.100 millones de personas hacia 2040, para luego comenzar a decrecer. En 2052 habrá menos pobreza y desigualdades socioeconómicas en los países en vías de industrialización y más en los ya industrializados, asegura uno de los autores del informe.

RECALCULANDO EL PIB

El gerente de inversiones argentino Carlos Joly responsabilizó al “triunfo del capitalismo financiero” por la futura caída de Occidente y el economista malayo Chandran Nair, a su “fe casi religiosa en el libre mercado”. El texto del Club de Roma señala que en el cálculo del Producto Interno Bruto se ha omitido el valor patrimonial de las aguas, la fertilidad de los suelos y la estabilidad del clima, entre otros factores.

En resumen: la estimación de las ganancias debe cambiarse. El austríaco Karl Wagner va más lejos y pronostica una revolución hacia el año 2020. Los más jóvenes no soportarán la idea de pagar por los pecados ambientales de las generaciones que los precedieron, dice Wagner, comparando el levantamiento del futuro con el que tuvo lugar en 1848 contra el sistema feudal. Según este miembro del Club de Roma, la revolución consistirá en la transformación de la cultura del consumo y allanará el camino para una economía sustentable. Por su parte, Randers no cree que la humanidad esté a tiempo de cambiar sus maneras y evitar que los escenarios más ominosos se vuelvan realidad.

A sus ojos, la lentitud con que se toman las decisiones en las democracias sería un obstáculo adicional. Y, sin embargo, la declaración con que el noruego cerró la presentación del reporte 2052 demuestra que él no ha perdido del todo la esperanza: “Por favor, ayuden a que mis pronósticos no se cumplan”, pidió Randers. Se dice que el informe del Club de Roma de 1972 fue el germen de la ecología política, el ecofeminismo y el ambientalismo. Está por verse qué reacciones despierta la publicación de “2052”.

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Susana Fría dijo:

    Lo que debemos de hacer todos los que vivimos en este mundo es terminar
    ya con toda esta ambición para poder conservar un poco más el planeta donde vivimos,pero ya nos damos cuenta que aunque Cuba,Venezuela y otros países del ALBA quieran contriobuir con el cuidado y conservación del medio que nos rodea no podemos porque necesitamos más apoyo de los demás pueblos del mundo,es muy triste ver como aún en Haití se encuentran familias sin hogares por el horroroso terremoto que hubo.Es por esta razón que tenemos que unir todas nuestras fuerzas para evitar todos estos desastres y poder seguir viviendo en este bello planeta,yo ahora es que tengo 17 añitos y me gustaría poder llegar a una edad en la cual pueda disfrutar todas las maravillas de la naturaleza,así que debemos de poner ya manos a la obra y contribuir al cuidado y protección del medio ambiente.

  • daniel dijo:

    NO SE PORQUE BORRARON MI COMENTARIO ANTERIOR. SOLO PREGUNTABA QUIEN TENIA AUTORIDAD PARA DECIR EN QUE MOMENTO SE LLEGA A LA SOBREPOBLACION QUE SE MENCIONA EN EL ARTICULO.ESPEREMOS QUE PARA ESAS FECHAS LA TIERRA TODAVIA EXISTA.

  • Libardo García Gallego dijo:

    Estos cálculos deberían hacerse igualmente por parte de los movimientos alternativos al Capitalismo y por Naciones Unidas. Importante saber cómo se comportarán para el 2052 los Índices de Desarrollo Humano.
    Lo que queda muy claro después de conocer la visión de los gurúes del Club de Roma es que por la vía capitalista nuestro planeta cae por el despeñadero de la ambición desmedida de su puñado de “propietarios” aferrados al desarrollismo. En realidad hace falta un alto con el fin de evaluar el pasado y corregir los errores, frenar el crecimiento como ya lo han propuesto mentes lúcidas con racionalidad humanística.
    Solo que la burguesía se la juega toda porque “Dios proveerá”, no le interesa para nada el futuro de sus descendientes, seguramente confía en que dentro de 40 años ya habrá descubierto otro planeta habitable adonde trasladarse después de dejar la tierra convertida en un desierto habitado por mendigos

  • Letrita dijo:

    El problema que agobia al mundo es el egoísmo. ¿No se dan cuenta que nuestro planeta se encuentra sumido en todo este alarmante deterioro por los deseos desmedidos de enriquecimiento? Pienso que todo se acabaría si entendiéramos que este mundo nos fue prestado, que como tal debemos cuidarlo pues cuando comiencen a materializarse todos estas amenazas que se pronostican, todos, sin excepción de ninguno sufriremos sus consecuencias. La injusticia social es uno de los elementos que más a influido en la situación actual en la que se encuentra nuestro planeta, si fuéramos capaces de darnos cuenta de que la responsabilidad individual es el elemento primario en esta lucha. Me parece que hemos llegado al límite, en nosotros está continuar o retroceder……

  • LUIS dijo:

    Increíble.
    Un tema tan complejo y que nos depara una triste realizad para los contemporáneos y nuestros seguidores, cuenta hoy con un solo comentario.

    Acaso nuestros científicos, defensores todos del ½ ambiente, personas responsables con nu8estro planeta. Prefieren callar y dejar las cosas tal como andan.

    Acaso piensan que estamos bien. Les comento.

    El día 22/05 es día de la diversidad biológica; ese mismo día llovió torrencialmente en toda La Habana y crecieron los ríos. Al pasar el puente del Río Almendares, precisamente por el puente estrecho que conduce la mencionada carretera Husillo me alarme pues había tanta basura debajo del puente y luchando por encaminarse hacia la costa que apenas se podía divisar la superficie del agua. En lo fundamental frascos y jabas plásticas

    Mas tarde me puse a observar como los vecinos aprovechando la crecida del rio se desasían de cuanta cosa inservible e inimaginable vertían al río, por citar algunas. Decenas de carretillas de escombros de la construcción, baterías inservibles, hierro de todo tipo, frascos plásticos y jabas por cientos. Pude atreverme a calcular en una sola cuadra. Mas de 5t de desechos que fueron arrojados al rio, los cuales; los que no flotaban están en el lecho del rio, el resto, es de suponer donde están a lo largo de toda la costa.

    Propongo.
    Que el tema sea retomado nuevamente siempre que sea posible y por su vigencia se haga un llamado a una participación activa de los panelistas interesados, proponiendo ideas, denunciando hechos que ponen en peligro nuestra diversidad

    Increíble también es que no exista un comentario del CITMA en este artículo el cual debía habérselo tomado como una herramienta para la toma de conciencia y sanciones para aquellos que mas allá de la conciencia deterioran constantemente nuestro ½ ambiente

  • LUIS dijo:

    estimada Susana Fría
    en 2052 Ud tendra 57 años. no es capaz de imaginar lo que le depara la vida en el 1/2 ambiente en que le tocara vivir.

    el articulo no describe la totalidad de las cosas (que no son suoposiciones. seran realidad)que debera carecer. piense en el agua (mas del 83% contaminada, las fuentes de abasto de agua 83% menos productivas por lo que habra cada vez menos agua, los rios contaminados solo contaran con un habitante indeseable y tambien contaminado (las clarias que llegaron para quedarse solas pues son depreradoras por exelencia y cada dia mas)

    la lista de cosas malas seria inetrminable y nada polemica, pues dudo que quien sea capaz de ver nuestra realidad hoy y todos los esfuerzos fallidos para conservar no solo nuestro 1/2 si no los del planeta en sentido genaral. NDA BUENO ESPEREMOS.

    POR FAVOR LUCHA TODO LO QUE PUEDAS PARA CONSERVAR TU 1/2 AMBIENTE, AL MENOS TE QUEDA LA FUERZA MORAL QUE HICISTES TODO LO QUE ESTUBO A TU ALCANCE

  • J. L dijo:

    NO ME ARRIESGO A DECIR NADA SOBRE LA TIERRA EN EL 2052, NO SABEMOS AÚN COMO VA A SER EL AÑO QUE VIENE,PARA ESE AÑO LOS QUE NAZCAN HOY TENDRÁN 40 AÑOS, LOS QUE VIVIMOS HOY Y TENEMOS 40,NO SE SABE SI EXISTIREMOS Y LOS QUE HOY NOS ACONSEJAN YA NO ESTARÁN CON NOSOTROS.

  • rubisoy dijo:

    La obsesión delirante
    por José Manuel Henriquez Parada

    La obsesión por reducir el gas carbónico ha llegado a ser simplemente delirante. Y con el nuevo Mesías demagogo instalado en la Casa Blanca, esta histeria colectiva tiene para cuatro años más. El delirio paranoico ha logrado que el mundo eche al olvido materias que la ciencia y el sentido común ya tenían bien establecidas.

    El dióxido de carbono (CO2) es, antes que nada, el gas esencial para toda forma de vida orgánica terrestre, ya que todo el carbono de la materia viva proviene de el.

    Sin embargo su proporción en la mezcla atmosférica es ínfima, (entre 0,03% y 0,04%), tan ínfima que constituye efectivamente una limitante para el desarrollo de la vegetación verde (la ley del mínimo, tan conocida en Ecología), y con ello de toda la biosfera.

    El agregar dióxido de carbono a la atmósfera tiene un efecto fertilizante fantástico sobre la vegetación, (sobre todo en el nivel arbóreo), porque se acelera la tasa de fotosíntesis. Todos los experimentos hechos hasta la fecha, tanto en invernaderos como en campo libre, llevan a la misma conclusión: los cultivos responden a la fertilización con CO2, aunque los mejores resultados los tienen los árboles; adquieren mejor resistencia a la sequía y aprovechan mejor los nutrientes del suelo, y el efecto fertilizante se mantiene con proporciones doble y triple de la actual. La proporción de CO2 en la atmósfera podría llegar a 1000 ppm (o 0,1%), triple de la actual, y el efecto sobre la biósfera será espectacular.
    De la misma manera, la biodiversidad, se favorece netamente con dos factores: temperatura y disponibilidad de alimentos. Un hipotético aumento de las temperaturas con incremento del CO2 atmosférico será netamente favorable para la “biodiversidad”, como lo demuestra el hecho de que los ecosistemas más complejos están el los trópicos (que son cálidos) y no en los polos. Los monjes de la iglesia ecologista deberían estar contentos, porque temperatura y CO2 son dos factores altamente favorables para “Gaia”.
    Lo que nadie menciona, y está en todos los libros, es que la mayor emisión, a nivel planetario de CO2 proviene del océano y los suelos, sobre todo los forestales, y ante eso, las emisiones industriales apenas pasan del 2 o 3 por ciento.

    El dióxido de carbono es imprescindible para nuestra vida, y el verdadero peligro sería su disminución.

    Por si alguien no se ha dado cuenta, toda esta mitología del “calentamiento global”, o ahora “cambio climático”, se basa en una ideología perversa de origen malthusiano, en boga en los países desarrollados, cuyas premisas son: “somos demasiados para este planeta”, y “si todos ustedes quisieran vivir como nosotros, el planeta revienta”.

    Por consecuencia, los pobres deben mantenerse pobres, aunque ahora con ciertos suministros básicos, lo que han llamado “desarrollo con sustentabilidad”.

    Esta mitología, convertida ya casi en religión, se retroalimenta con la ignorancia de los políticos, el sensacionalismo de la prensa, y la complicidad verdaderamente criminal de algunos científicos ideologizados y remunerados (“expertos”), cuyo número -afortunadamente,- ya está mermando ante la evidencia del fraude.

    Con toda seguridad podríamos vaticinar que en sólo 10 años más el mundo se habrá olvidado del presunto “calentamiento”

  • Jose Borinquen dijo:

    Entiendo que seria juicioso diseminar lo mas ampliamente posible las instrucciones para construir 1) purificadores de agua a peque~a escala y 2) generadores de energia electrica a peque~a escala que no requieran combustibles fosiles.

  • Nerey de la Cruz dijo:

    Con respecto al comentario “La obsesión delirante
    por José Manuel Henriquez Parada”, quisiera tener su misma forma de pensar, un alto grado de optimismo. Para que el mundo en los próximos diez años haya olvidado el “presunto calentamiento”, deberían cesar de inmediato algunas cosas, entre ellas para no ser extenso:
    * La cosntante deforestación, tala indiscriminada, a favor del desarrollo, la industria y la urbanización. Baste señalar los territorios que anualmente va cediendo la amazonia (pulmones dela tierra).
    * Las guerras locales, con tendencias cada vez menos locales.
    * La explotación indiscriminada de recursos no regenerables.
    * La contaminación creciente del medio ambiente.
    Estos cuatro aspectos son solo una ínfima parte de todo lo que debemos eliminar para lograr que la tierra que legaron nuestros ancestros pueda ser habitada por los bisnietos de nuestros nietos.

  • Miguel dijo:

    100 % de acuerdo con rubisoy. ya leyeron el articulo sobre las lluvias en la zona central? creo que usan el cambio climatico como chivo expiatorio, el toti que causa todas las desgracias. ademas quien se ha puesto a pensar que la naturaleza estuvo alli sin nosotros durante millones de años cambiando bruscamente de clima y condiciones para la vida, que pasaria si hubiese un gran asteroide como el de hace 65 millones de años, ¿importaria algo si el capitalismo es mejor que el comunismo o que hubiera guerra o paz?

Se han publicado 11 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también