Imprimir
Inicio » Especiales  »

La única verdadera victoria es ganar la paz

| 1

Por Niko Schvarz
La República, España

El discurso de Fidel Castro el viernes pasado desde la escalinata de la Universidad donde ingresara 65 años atrás merece difundirse por doquier por todas las vías posibles como una contribución efectiva a la paz mundial, para crear conciencia universal de la necesidad de movilizarse para alertar sobre el gravísimo peligro de una guerra nuclear. Hace poco el mundo recordó los 65 años (también) del holocausto de Hiroshima y Nagasaki (el mayor y más innecesario crimen de guerra de la historia) y ahora la situación se reproduce, agravada.

Más aún: hemos entrado en la cuenta regresiva. En efecto: la fecha para comenzar a aplicar las sanciones decretadas por la mayoría del Consejo de Seguridad contra Irán (con el rechazo de Brasil y Turquía y la abstención de El Líbano) sería el 9 de setiembre, o incluso el día 7 según otra versión; y el intento de inspeccionar los barcos que lleguen a Irán, lo que este país rechaza, podría ser la chispa de un incendio nuclear de imprevisible extensión. El líder cubano, cuya voz ha adquirido resonancia universal en estos meses por su prédica persistente a favor de la paz, recordó sus orígenes en la Universidad, valoró la obra de la revolución cubana (en la cual se entrelazó la lucha por la liberación nacional con el esfuerzo tenaz de los trabajadores por su liberación social) y se concentró de lleno en el objetivo de preservar la paz mundial. En sus palabras: "La pretensión de dominio económico y militar de los primeros en utilizar esos aterradores instrumentos de destrucción y muerte (en Hiroshima y Nagasaki) condujeron a la humanidad a la posibilidad real de perecer que hoy enfrenta. El problema de los pueblos hoy día es impedir que tal tragedia suceda". Como prueba de la creciente conciencia que se va generando en torno a este tema crucial, citó uno de los cientos de mensajes por él recibidos, en que un análisis ceñido de la actual situación crítica se condensa en la frase que adopté para el título: "La única verdadera victoria está en ganar la paz". Que se complementa con esta otra, que modificando una extendida y contradictoria divisa, expresa: "Si quieres la paz, prepárate para cambiar tu conciencia". Como lo viene haciendo a lo largo de estos tres meses, Fidel Castro analiza en forma minuciosa todas las informaciones y nuevos elementos de juicio que confirman su tesis del acrecentado peligro de guerra nuclear. Entre ellos, un artículo publicado estos días por George Friedman, director ejecutivo del prestigioso centro Stradford, que cuenta con antiguos analistas de la CIA entre sus colaboradores, señala: "Una nueva ola de filtraciones sobre un ataque contra los objetivos nucleares de Irán que Israel prepara junto con Estados Unidos esta vez puede tener un fundamento real". (Recordamos por nuestra parte véase la nota del 9 de agosto "Ex oficiales de la CIA advierten que Israel planea bombardear Irán"- que ex oficiales de los servicios secretos agrupados en el "Veteran Professionals por Sanity (VPS) notificaron en un memo a Obama que el gobierno de Netanyahu proyectaba un ataque por sorpresa a Irán en fecha próxima, con idea de obligar a EEUU a proporcionar un apoyo total de su ejército a la campaña militar). Volviendo al análisis de Friedman, éste advierte que otra grave consecuencia de un ataque contra Irán sería que este país bloquearía el estrecho de Ormuz, entre los golfos de Omán y Pérsico, lo cual colapsaría el 45% de los suministros mundiales de petróleo haciendo que se disparase su precio y dificultando la recuperación de la economía mundial tras la recesión. Se cita también una opinión de Tony Blair, formulada el martes 1º en una entrevista con la BBC en ocasión de la presentación de su volumen de Memorias, en el sentido de que la comunidad internacional podría no tener otra alternativa que la opción militar si Irán desarrolla armas nucleares (de lo cual lo están acusando falsamente, pero sería el pretexto para la agresión). En tal caso, debe considerarse que hay en el mundo alrededor de 25 mil armas nucleares, sin contar las armas convencionales en enorme proporción. Un ataque de ese tipo ya se produjo en 1981 contra un centro de investigación nuclear iraquí, y lo mismo se hizo en 2007 contra un centro de investigación sirio, aunque esto último, por misteriosas razones (o no tanto) nunca se publicitó. La conclusión de Fidel es la siguiente: "No albergo la menor duda de que la capacidad de respuesta convencional de Irán provocaría una feroz guerra, cuyo control escaparía de las manos de las partes beligerantes y la misma se tornaría irremediablemente en un conflicto nuclear global". Se consigna también una reciente opinión del ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguei Lavrov, quien (a pesar de que su país votó las sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad) afirmó que las mismas no llevarán a ninguna parte y que el problema iraní no debe ser resuelto por ningún método de fuerza. La opinión de Rusia no puede ser ignorada, estima Fidel. También entra en escena China, ya que de acuerdo a un último cable examinado, la Unión Europea, a través de su responsable de política exterior Catherine Ashton, está presionando a China para que sus empresas no ocupen el lugar dejado por otras compañías que abandonaron Irán a causa de las sanciones. Lo que debe retenerse particularmente es el llamado final de Fidel Castro a intensificar la acción por la paz a medida que nos acercamos a la fecha que puede resultar fatídica. Faltan muy pocos días. Su invocación se dirige a los estudiantes universitarios, pero en realidad vale para cualquier persona honesta, como él las designa, en cualquier lugar del mundo: "Los exhorto a no dejar de batallar en esa dirección de lucha por la paz. En ésta, como en muchas luchas del pasado, es posible vencer".

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Tomás Elías Ramírez. dijo:

    Es necesario seguir buscando unidad y lograr que la conciencia de defender la vida, antes que preconizar la muerte, sea un interés común de todos lo que pueden influir en el caso. No solo está en juego si atacan a Irán, la vida de un pueblo inocente, sino de todos aquellos que a miles de kilómetros morirán por el solo interés económico de unos pocos millonarios empecinados en estrenar armas nuevas o apropiarse del petróleo o implantar lo negocios que allí se pueden implantar.
    La humanidad como dijera Fidel en una ocasión “tiene ansias de justicia" , ahora hagámosle justicia a la paz y la defensa de nuestra propia existencia, en riesgo de colapsar

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también