Imprimir
Inicio » Especiales  »

Locura del Royal Ballet en La Habana

| 1
20090716elpepicul_8

Erik Underwood y Laura Morera, del Royal Ballet de Londres, durante su actuación en el Gran Teatro de La Habana. (Foto: Reuters)

El Royal Ballet de Londres, con 96 bailarines y 50 técnicos y músicos, presentó en la sala García Lorca del Gran Teatro de La Habana un homenaje especial a Alicia Alonso, con un programa que incluyó Tema y variaciones, Les Lutins, los pas de deux de El corsario, Don Quijote (tercer acto) y del tercer acto de El lago de los cisnes, además de Chroma y Un mes en el campo, interpretados por primeros bailarines del Royal Ballet y el Ballet Nacional de Cuba.

En este homenaje se unieron primeras figuras del Ballet Nacional de Cuba (BNC). La razón por la que se eligió este miércoles 15 de julio para agasajar a Alicia es que un día como este, pero de 1946, ella bailó Giselle en Londres, cuando formaba parte del American Ballet Theater.

Por supuesto, el programa-tributo a Alonso incluyó el pas de deux del II acto de Giselle, versión coreográfica de Marius Petipa sobre la original de Coralli-Perrot, que interpretaron la australiana Leanne Benjamín y el danés Johan Kobborg.

Las primeras figuras del BNC Anette Delgado y Yolanda Correa se unieron al italiano Federico Bonnelli en Tema y variaciones, mientras Viengsay Valdés bailó, junto al brasileño Thiago Soares, el pas de deux del III acto de El lago de los cisnes, de Petipa, con música de Chaikovski.

Por segunda noche consecutiva la española Tamara Rojo subió a escena, esta vez con el pas de deux del III acto de Don Quijote, acompañada por el cubano Joel Carreño.

El repertorio incluye el estreno de Les lutins, de Johan Kobborg, una de las piezas recientes de la compañía británica, con la húngara Alina Cojocaru, el australiano Steven McRae y el ucraniano Sergei Polunin en los roles principales.

No es casualidad que uno de los responsables del viaje de la compañía británica a Cuba sea Carlos Acosta, nacido en una barriada humilde de la capital cubana, que desde hace años es figura invitada del Royal Ballet.

En un folleto entregado en el teatro a los asistentes, Carlos, príncipe de Gales, destaca su “alegría” porque el Royal Ballet, fundado hace 78 años, “haya podido aceptar la invitación” de Alicia Alonso “para esta histórica visita a La Habana, como parte de su gira de verano”.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Idania dijo:

    Es realmente una locura en La Habana la presencia del Royal Ballet, tuve la oportunidad de presenciarlo junto a mi pequeña hija, desde la escalinata del Capitolio y es increible la cantidad de personas que estábamos allí, gracias a Alicia Alonso por habernos enseñado tanto del ballet en estos años, gracias a toda la compañia y a nuestro Ballet Nacional, gracias en fin a todos los que de una u otra forma tuvieron la gentileza de que pudieramos apreciar tanta belleza, como dijo Carlos Acosta cuando fueron a saludar al público presente en la escalinata “Esto es historia”, no sólo nuestra sino también de los bailarines presentes, Tamara Rojo pidió que la adoptáramos como cubana, pues desde ya cuenta con mi aprobación.

    Idania, La Habana, Cuba.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también