Imprimir
Inicio » Opinión, Cultura  »

Haciendo memoria con Teresita

| 16
Teresita Fernández. Foto: Kaloian

Teresita Fernández en su casa del Cerro. Foto: Kaloian

Hoy lunes, al regreso de su despedida, busqué en la computadora la palabra TERESITA. Las pantallas se sucedieron llenando el aire de informaciones, fotos, manuscritos, cariños, risas, palabras escuchadas, canciones queridas.

Testimonios inolvidables del amor.

Pruebas al canto, evidencias poéticas y poemas soñados o vividos, qué más da. La pantalla iluminada iluminaba otras verdades: qué cerca, qué juntos anduvimos desde la penumbra de El coctel, a donde íbamos a escucharla con cuatro pesos en el bolsillo y el corazón a punto de estallar cuando bajáramos después, Rampa abajo, rumbo al Malecón; hasta la claridad de las yagrumas en el patio del Centro Pablo, a donde fue tantas veces a regalar canciones y saberes, hermandades y confesiones de la niña de 7 años que nunca dejó de ser.

Por eso se multiplican estas pantallas en su búsqueda de un nombre en diminutivo, así sin apellido en este momento, un nombre devolviendo la memoria de sus conciertos en los que no puede haber soledad, en los que Martí, hombrecito frágil y sabio y cojonudo y divino, vuelve a vivir entre nosotros, en la edad de oro de la voz de Teresita.

Por eso crecen indetenibles las pantallas buscadoras, revelando nombres y títulos y músicas y aparece su letra en la portada del cuaderno Memoria del 2001:

La Habana, 14 de febrero de 2001

Víctor y María,

Gracias por la memoria, por la generosidad de acordarse de que fuimos jóvenes y soñamos con echar a volar los sueños y hacerlos realidad como palomas. Gracias a nombre de los jóvenes, de todos los trovadores y juglares. Ese hermoso proyecto está creciendo y puede alcanzar un Universo de Amor.

Cuenten conmigo para esa entrega total.

Siempre,

Teresita

Por eso ahora, casi al borde de que A guitarra limpia, ese universo de amor, cumpla sus quince años, traigo aquí las palabras con las que bienvenimos a Teresita por primera vez al patio de las yagrumas. Para cantar. Y para quedarse.

Dos años a Guitarra Limpia

El espacio A guitarra limpia, creado en nuestro Centro para difundir la obra de los trovadores y las trovadoras, llega a su segundo año de existencia con el concierto No puede haber soledad, de Teresita Fernández.

Para llegar hasta aquí hemos contado con el apoyo imprescindible de los cantautores de todas las generaciones y tendencias. Los mayores, los fundadores, aportaron su presencia y sus canciones ya históricas a este espacio que apuesta por la continuidad creadora de esta forma de expresión y de amor que es la trova cubana. Los que llegan, los más jóvenes, aportaron su confianza en este espacio creado para ellos y trajeron su pasión, su palabra, sus criterios. No hay otro modo de construir un espacio cultural vivo y rico, actuante y transformador, que llame al disfrute de la belleza y a la necesidad de la reflexión.

Durante estos dos años A guitarra limpia se ha convertido, para nuestra felicidad, en un espacio necesario, alentado por la solidaridad y el deseo de crear. Los conciertos que ocuparon el patio de nuestro Centro cada último sábado de mes se han continuado en los quince casetes producidos con las voces de casi todos los trovadores que nos acompañaron a guitarra limpia. Nos satisface especialmente que junto a los autores mayores (Augusto Blanca, Vicente Feliú, Sara González) alternaran las voces ya imprescindibles de la generación siguiente (Gerardo Alfonso, Carlos Varela, Santiago Feliú) y empezaran a encontrar el espacio que merecen las voces más jóvenes que, en algunos casos, vieron recogidas por primera vez sus canciones en los casetes A guitarra limpia (Rita del Prado, Diego Cano, Heidi Igualada, Samuel Águila).

Por todo ello es particularmente hermoso y significativo que en este concierto del segundo aniversario de A guitarra limpia nos acompañe Teresita Fernández, trovadora de los niños y de los mayores que se resisten a dejar de ser niños; conversadora incansable e incansable globalizadora de la ternura, martiana y cristiana, contemporánea nuestra e indagadora en los misterios del futuro que también, de alguna forma, nos pertenecerá.

Teresita ha llenado, llena, un espacio insustituible en el panorama de la canción cubana: lo ha hecho con perseverancia y con amor, con poesía y con humildad. Y al mismo tiempo llenó, ha llenado, los pequeños, enormes espacios de nuestras vidas personales (si las hay): ahí está en las noches del Coctel, en los sesenta, y en los días del Parque Lenin después, y en los discos de Martí y en la Ronda de Gabriela, y en tanta melodía que nos ha ayudado a vivir, a ser y a estar, como precisaría el Bola que una vez dijo el más hermoso piropo a esta trovadora indetenible: “Usted no necesita más adorno que la canción”.

Setenta años en la vida de esta gran artista nuestra. Dos años en la existencia de A guitarra limpia, este pequeño espacio para la inmensa trova cubana. Motivos diversos y únicos para repetir: aquí estamos y seguimos.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • mayra dijo:

    Siempre la recordaremos con amor

  • uno del montón dijo:

    Gracias al Centro Pablo que, en nombre de todos, cuidó y amó a Teresita. Gracias a ella. Suya es la ronda, suyo el tiempo y la eternidad.

  • INDUSTRIALISTA dijo:

    Tengo sus discos para que mi nieta la conozca como la conocio mi hija con sus hermosas canciones infantiles inigualables.

  • Maria dijo:

    Siempre tuve la imagen del velorio de Teresita tal cual ella cantaba: alitas de cucarachas llevadas hasta el hormiguero, así quiero que en mi muerte me lleven al cementerio. Pensaba, me imaginaba siempre una procesión de pueblo camino al cementerio detrás del féretro de tan excelentísima cantautora de canciones infantiles, con las cuales mi madre me dormía a mí y yo a mis hijos. Descansa en paz Teresita, nosotros sentimos tu ausencia, lamentamos tu pérdida.

  • INDUSTRIALISTA dijo:

    Tengo todos sus dicos para que mi nieta la conozca como la conocio mi hija por sus canciones inigualables.

  • Luis Paver dijo:

    Teresita Fernández siempre vivirá en los corazones de todas las generaciones de cubanos. Todos cantamos y recordamos sus canciones.

  • hector dijo:

    teresita quedara por siempre en la memoria de los cubanos por toda la hermosa musica que nos regalo, ojala y se distribuyera y emitiera más la obra de esta genuina representante de la verdadera musica infantil, por mucho prefiero a mi hijo pequeño cantando acerca de un gatico que destrozando su cerebro a golpe de regueton..
    sensible perdida para todos los que amamos la musica..

  • NPG dijo:

    QUE DESCANSE EN PAZ: UNA GRAN PERSONA, IRREPETIBLE EN ESTOS TIEMPOS QUE NOS DEJA UN LEGADO MUY HERMOSO, COMO HERMOSA ERA SU ALMA, EJEMPLO DE SENCILLEZ, BONDAD Y AMOR.
    HOY MAS QUE NUNCA SE NECESITA DE ESA TERESITA CON SUS CANCIONES PARA NIÑOS Y NO TAN NIÑOS.

  • Eloy dijo:

    Crecimos con las canciones de Teresita, con ella lo feo se hizo bello, gracias por existir

  • Fe dijo:

    En una palangana vieja sembraré violetas para Teresita

  • loli dijo:

    Adios Teresita,siempre estaras en nuestros corazones,unica e irrepetible

  • MTH dijo:

    Sin adios Teresita, porque te quedas en nuestros corazones por siempre, sería mejor si difundieran sus canciones para contagiar a nuestra juventud con esas alegrias y amores que emanan de su poesía inigualable, un beso y todo el respeto a su obra.

  • sergio luis dijo:

    En una entrevista en TV dijo una vez que quería que su entierro fuera una fiesta, donde reparieran limonada y dulces, para que los niños luego dijeran: ¿Te acuerdas del entierro de Teresita? ¡Qué bien la pasamos!
    Ojalá pueda encontrar y guardar sus canciones, de letras sencillas, geniales, para que las disfruten los niños de mi familia.

  • sergio luis dijo:

    Fe de errata: escribí “reparieran”, debió decir “repartieran”.
    Disculpen.

  • lachy dijo:

    Dios te tenga en la gloria y luchemos todos para q toda su gran obra no sea remplasada por ninguna cancion de regeton, gracias por haber llenado nuestra infancia de sencilles, dulsura y mucho amor

  • Mislenis dijo:

    No digo adios a Teresita porque formó parte de mi infancia y es parte de la de mis hijas,doy gracias por haberla tenido y sus canciones habernos acompañado siempre para alegrarnos el corazón, creo además que no se ha ido porque sigue cada día entre nosotros que siempre la recordamos porque nos enseño que hasta en lo feo hay cosas bellas, eso debemos enseñar también a nuestros hijos.

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Víctor Casaus

Víctor Casaus

Poeta, cineasta, narrador y periodista cubano. Es el director del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau en La Habana.

Vea también