Imprimir
Inicio » Opinión, Sociedad  »

Extraño conversar en G (una crónica ecuatoriana)

| 9

eloy-alfaro-en-gPor Ana Cristina Herrería

Mientras mi sueño era interrumpido por la piloto del avión que mencionaba que en 10 minutos comenzaría el plan de aterrizaje, regrese mi mirada hasta la ventana y ahí empezó mi encuentro con la historia revolucionaria…

Había llegado a mi destino, país que sería mi hogar por treinta días, país con el cual mis padres soñaron, país que demuestra al mundo lo capaces que somos de surgir cuando tenemos en nuestro corazón el fuego de ser libres… Mientras dejaba el aeropuerto ya embarcada en un taxi que me llevaría hasta la dirección que aprendí de memoria, empecé a buscar entre mis cosas mi cámara fotográfica, porque todo tenía que quedar documentado, porque todas las fotos demostrarían que los medios de comunicación siempre nos entregan mentiras sobre Cuba, y ahora lo hacen también con mi país y con nuestro proceso de cambio, ¿será que les preocupa que los pueblos unidos por ideologías de izquierda que buscan luchar por causas nobles y responsables para el beneficio de los menos protegidos; empecemos a despertar…?

Si… “el despertar del Sur”…el despertar de todo un continente que busca el ideal de libertad, solidaridad e igualdad de los pueblos, esa es la brisa que suspira el gran sillón de la Habana (malecón de la ciudad), brisa lista a contarnos las historias de sueños, resistencia y cambios que llevan a la revolución.

Mientras camino de prisa mi atención se dirige a una brillante luz y en ese momento escucho los pasos de una marcha…a paso redoblado… derecha e izquierda….que de pronto se detienen junto a mi…; mi cabeza gira angustiosa a los dos lados y encuentro a dos personas, quienes inmediatamente me hacen compañía y detienen mi rápido caminar para empezar un diálogo, como si yo fuera mera espectadora de una discusión de ideales, de propuestas y advenir de vientos mejores para América latina. La conversa continúa, me siento asustada pero uno de ellos me dirige su mirada y sonríe, como invitándome a ser parte de la tertulia…el otro con su barba larga y blanca, de baja estatura deja caer su brazo tenuemente sobre mi hombro como dándome afecto y confianza para ser parte del diálogo.

Los dos caballeros son muy diferentes, los dos son parte de algún recuerdo de libros leídos; el uno, con su aspecto militar era el más familiar para mi realidad, el otro de bigote negro con gruesas cejas era el anfitrión, y se manifestaba por su finura en elegir las palabras, en cambio el señor de blanca barba, tenía su acento como de estar en algunas batallas, con botas hasta las rodillas y una espada ceñida a su cintura, que resplandecía como lo hace la luz de la libertad de los pueblos montubios, cholos, mestizos, indios, negros que él dirigió, en la mitad del mundo. El viejo contaba que fue un joven rebelde influenciado por las ideas de la Revolución Francesa: “libertad, igualdad y fraternidad”, dedicó su vida a luchar contra el abuso, la corrupción, el fanatismo y las injusticias de los gobiernos conservadores que dominaban a su país en aquella época. Después de esta descripción yo no tenía duda, él era VIEJO LUCHADOR, el Alfaro… el que ejerció el poder con honestidad y desinterés; en ese mismo instante me miró fijo a mis ojos…pensé que se había enojado conmigo, no sonrió…su frente se lleno de arrugas; cortante y frío, dijo: NADA PARA NOSTROS TODO PARA LA PATRIA, al mismo tiempo me daba dos palmadas en mi espalda, acto que fue interrumpido por el otro caballero, con la frase POR CUBA Y PARA CUBA… en ese momento erigí mi cabeza hacia el hombre de gruesas cejas, conocido como conspirador, desterrado varias veces de su Patria a la que amó tanto como a su esposa; la pincelada de versos que emitió me paralizó mi cuerpo, atónita y con rubor en mis mejillas me atreví a preguntarle ¿Es usted feliz aquí?….se volteó, caminó en círculos por dos ocasiones, con su mano derecha en su barbilla me exclamó: ¡CON EL AMOR RENACE LA ESPERANZA….EL AMOR LLENARÁ AL CABO EL PECHO DE LOS HOMBRES!

La respuesta fue más corta de lo que esperaba, pero fue la necesaria porque la semilla de distintas generaciones de hombres y mujeres como: José Martí, Eloy Alfaro, Fidel Castro, Ernesto Guevara, Tránsito Amaguaña, Dolores Cacuango, entre otros nombres muchísimos más, marcaron la ruta de una América Libre y Unida, sin manoseos, intromisiones, solidarios y sobre todo más libres…En ese momento sentí que un frío recorrió mi cuerpo y entre cerrar y abrir mis ojos, los dos personajes se esfumaron, yo había avanzado mi recorrido y sin darme cuenta estaba parada frente a la figura del Viejo Luchador, ubicada en la Habana, en la Avenida de los Presidentes más conocida como la calle G. Ahora desde el Sur puedo decir que la extraño, extraño mucho conversar en G.

(Tomado de Letra Joven)

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • jose angel dijo:

    Muy bueno el articulo y lo mas importante contada por una persona que solo conocia a nuesro país por las malas influencia de los medios de noticias internacionales en manos de los estados unidos…

  • Enrique dijo:

    LINDO Y EMOTIVO, GRACIAS.

  • Jorge Alpizar dijo:

    Desde Ecuador

    Un diálogo digno de los que visitan mi país en busca de una visión abarcadora de sus esencias; así se respira en Cuba cuando libre de prejuicios trata uno de encontrarse con la historia.

    Ojalá y pueda extender su diálogo a la actualidad y repasar todos los matices, anhelos, contradicciones y encontrar a un pueblo que justo a partir de su historia, lucha en esta hora tan compleja que vive nuestro continente y el mundo entero, por hacer viable un proyecto social basado en las ideas de esos grandes hombres de su primer diálogo; en un contexto muy diferente, pero no menos inspirador.

  • jose dijo:

    Cuando yo vaya a Ecuador, honrare a los martires de ese pais amigo..pero ¿cuando podre ir??????????????????????

  • Hatuey Espartaco dijo:

    Narraciones como la suya ,apuntalan el viejo ideal de union latinoamericanista,maxime si nosotros los cubanos ostracizados por muchas cobardias historicas,comenzamos a ser vistos como lo que realmente somos;seres humanos con la capacidad de amar al ser con esencia humana y respeto por nuestra especificidad societal.Personas como usted desmitificadoras de nuestra realidad imperfecta pasan el mensaje necesario para canalizar nuestra pequena sabiduria de resistencia y como correa trasmisora educar a nuestros hermanos del continente por tanto tiempo enajenados por superficialidades nihilistas o por una animadversion anti-cubana,alimentada por la manipulacion de la historia y el instinto hegemonico de las elites a las cuales les causan sobresalto los pueblos que piensan y disciernen,a los cuales les inventan escenarios de confrontaciones para dividir y mejor robar las oportunidades de empatias historico-culturales.Conocernos mejor es una obligacion y una condicion insoslayable para aunarnos y crecer juntos como region!

  • Agustín Dimas López Guevara dijo:

    Décimas Para Eloy Alfaro

    La historia del Ecuador,
    tiene en José Eloy Alfaro
    el resplandor de su faro
    justiciero y de valor.
    Incansable luchador
    por la dignidad humana,
    se reveló con la diana
    contra García Moreno,
    para extirpar el veneno
    de su tierra americana.

    II
    Desde una edad tan temprana,
    sufrió el exilio que aterra,
    con la fe puesta en su tierra
    Panamá le dio su abrigo.
    Juan Montalvo fue el amigo
    generoso en su defensa.
    Cuando la angustia lo tensa,
    el amor llega con Ana
    amándose de tal gana
    con una pasión inmensa.

    III
    Como luchador se tensa,
    no hay descanso, pues se afana
    denuncia en “Deuda Gordiana”
    la deuda externa, pues piensa
    que la batalla comienza
    denunciando cada entuerto
    y viaja de puerto en puerto
    Perú, Chile, Venezuela
    atizando la candela
    apagada de sus muertos.

    IV

    Con Ecuador casi yerto,
    de odios, casi febril
    llegó la guerra civil
    a cobrar su precio en muerto.
    Alfaro, partió del puerto
    para Esmeraldas la tierra
    como Jefe de la guerra
    contra el traidor Veintemilla,
    dictador desde la silla
    con su odio lo destierra.

    V

    Siempre a la razón se aferra,
    no puede voltear la espalda.,
    nace su hija Esmeralda
    de nuevo vuelve a la guerra.
    En combates por la sierra
    se fue acercando al redil,
    triunfal entró a Guayaquil
    con grados de General
    pero todo andaba mal,
    con un gobierno tan vil.

    VI

    En esa lucha cerril,
    para un cambio diferente
    viajó por el continente
    con una pasión febril,
    su amistad se hace servil
    a la causa de Martí
    Alfaro, el de Manabí
    es electo Presidente,
    jura cumplir con su gente
    y empieza otra lucha ahí.

    VII

    Alfaro de Presidente
    dignifica a la mujer,
    dándole honor para ser
    respetada por la gente.
    El indio alza la frente
    para defender su tierra
    La República se aferra
    con leyes que Alfaro crea
    para que Ecuador no sea
    el horror que dió la guerra.

    VIII

    Cada puerta que se cierra
    Alfaro con Leyes abre,
    para que el padre y la madre
    de la ciudad o la sierra
    puedan criar en la tierra
    de Ecuador, hijos mas sanos,
    y desatando las manos
    del indio y de la mujer
    Alfaro, parece ser
    el sol para sus hermanos.

    IX
    En la lucha contra el Clero,
    lo separa del estado,
    y la igualdad ha ganado
    espacio en el pueblo entero.
    Pero el odio, el hervidero
    de los traidores serviles
    van cocinando en sus viles
    instintos de mala fe,
    matar al hombre que fue
    multiplicado por miles.

    X

    El odio de los fusiles,
    y la llama de la hoguera
    fue el redil, la madriguera
    de los traidores cerriles,
    que embriagados por las viles
    obsesiones de traición
    mataron la educación,
    la cultura, el progreso,
    al Presidente, hasta el beso
    del alma de la Nación.

    XI

    La historia con su lección
    une a los hombres en fecha:
    enero como una flecha ,
    veinte y ocho, corazón
    donde nace la pasión
    de Martí acá en La Habana
    y en la cintura lejana
    de Ecuador meridional
    Alfaro se hace un fanal,
    luz para ver el mañana.

    Agustín Dimas López Guevara

  • Juan dijo:

    Para Jose:
    No hace falta estar en ecuador para rendirle honor a los proceres, basta con estudiar, no hacer el juego al imperio y no creerse la victima del mundo por que no está garantizado el derecho burgues del que tenga $ pueda viajar…
    Menos llanto y mas accion
    Menor ridiculez y mayor conciencia.
    Basta de dejarse envenenar y envenenar a los demás.
    Viva Cuba
    Viva Ecuador
    Abajo el imperio burgues
    Abajo el burgues que muchos revolucionarios llevan adentro
    Hasta la victoria siempre
    VENCEREMOS

  • Mary dijo:

    Juan, lo que dijo José seguro que no pasa de ser una broma, pero aunque todo lo que dijiste es la pura verdad, no se puede quitar la ilusión de viajar a el ecuador.

  • K1000Lo dijo:

    Jose si deseas viajar al Ecuador solo necesitas tener un pasaporte que te cuesta 55 CUC, una carta de invitacion de cualquier residente en Ecuador y un recibo de pago de 150 CUC y por supuesto pagar su pasaje por cualquier agencia aerea que viaje a ese pais. No necesita visado. Hoy dia muchas personas cubanas realizan ese tipo de viaje. Espero haberlo complacido. Lastima no pueda pagarle el viaje.
    Un abrazo
    K1000Lo.

Se han publicado 9 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también