Imprimir
Inicio » Opinión, Política  »

Sarkozy busca un nuevo mandato: ¿Cuáles serán las promesas ahora?

| +

nicolas-sarkozyHace solo horas, el presidente, Nicolás Sarkozy, anunció su candidatura a las elecciones presidenciales francesas. Si, porque en Europa los presidentes y primeros ministros se pueden postular y reelegir cuantas veces quieran sin ser tildados de dictadores o de pretender enquistarse en el poder, a diferencia de la avalancha de críticas que caen sobre un mandatario latinoamericano cuando desea extender los periodos de gobierno. Europa lo puede hacer porque dice ser una "democracia madura", aunque reprima manifestaciones, despida millones de personas y destruya las conquistas sociales logradas por los trabajadores y sindicatos obreros.

Pero bueno, ese no es el tema de nuestro comentario. Propongo concentrarnos en la gestión, en los resultados de este mandatario que asumió el poder con el objetivo de erigirse en un nuevo Napoleón, un líder europeo de primera fila, una especie de Mesías capaz de "refundar el capitalismo", como si el capitalismo pudiera refundarse.

En verdad si lo logró, al final para ser un líder europeo hoy se debe ser un aliado incondicional y obediente de los Estados Unidos y eso si lo cumplió muy bien Sarkozy, sobre todo en los temas internacionales. La máxima expresión de esta "alianza" fue la postura ante las llamadas Primaveras Árabes. Washington pudo sentarse en la última fila y ver desde allí como París y Londres, sus grandes socios, hacían el trabajo sucio en Libia e intentan hacerlo en Siria.

Para muchos analistas, la cruzada del mandatario francés en el Mundo Árabe perseguía también esconder bajo la alfombra los errores caseros, es decir, las torpezas en política interna. ¿Cómo queda Francia después del mandato de Sarkozy? En un artículo del periódico español El País, un medio para nada progresista, más bien discreto y cómplice de malas causas, aparece un resumen muy negativo de la gestión "sarkoziana". El número de desempleados supera el millón de personas, el déficit comercial se coloca por encima de los 70 mil millones, la deuda pública ronda el 87 por ciento del Producto Interno Bruto.

Hay más. Todos los años se estrenan como pobres 82 mil personas para un total actual de ocho millones de franceses, es cierto que pobres al estilo europeo, pero pobres al fin y no la pasan nada bien, 4 millones de franceses perdieron las ayudas estatales en salud, el país despidió a más 80 mil profesores y por supuesto, la calidad educativa cayó estrepitosamente en los ranking mundiales. ¡Ah, pero cuidado! mientras esto sucede con los pobres, los ricos recibieron regalos fiscales por 75 mil millones de euros, quizás a través de alivios en impuestos. ¡Claro! Francia es una democracia madura, como el resto de Europa

Pero lo más lamentable es que Sarkozy tiene posibilidades de ganar a pesar de ir al revés de sus promesas electorales hace unos años. Francia no tiene grandes alternativas, y menos, un electorado consciente y dispuesto a dar un giro al país. Los analistas muestran a los franceses desorientados, temerosos ante lo desconocido, atrapados en las ideas conservadoras, mientras, Sarkozy enarbola un discurso racista y de mano dura, al gusto de la ultraderecha.

Y pensar que allí se gritó por primera vez los deseos de libertad, igualdad y fraternidad. Destino lamentable.

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Oliver Zamora Oria

Oliver Zamora Oria

Periodista cubano. Trabaja en el Sistema Informativa de la Televisión Cubana. Es panelista frecuente del programa informativo Mesa Redonda de la Televisión cubana. Colaborador permanente de Cubadebate.

Vea también