Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Rememoran en Santa Clara investidura del Che con el título Honoris Causa

| +

Hace seis décadas el teatro estuvo abarrotado por profesores y estudiantes que ansiaban ver al legendario guerrillero y médico argentino. Foto: Cortesía Universidad

En el mismo escenario: El Teatro de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV), una mañana casi similar a aquella de hace 60 años atrás, ligeramente invernal, y con el recuerdo imperecedero del hecho, incluidos testigos del acontecimiento, se conmemoró el acto de investidura del Comandante Ernesto Guevara de la Serna como Doctor Honoris Causa de la casa de altos estudios de Villa Clara.

Hace seis décadas el teatro estuvo abarrotado por profesores y estudiantes que ansiaban ver al legendario guerrillero y médico argentino, un Che que por atuendo llevó el uniforme verde olivo, con un solo toque de distinción: su boina, con la estrella solitaria.

Muchos de los presentes vieron con asombro aquella osadía, era entonces esta una universidad elitista y se concedía por primera vez a un luchador revolucionario tal distinción, se hacía además a un año de la victoriosa batalla de la ciudad de Santa Clara, en medio de un contexto de conmemoraciones motivadas por la efervescencia de la Revolución naciente.

Esta mañana del 2019 estuvieron presentes profesores y estudiantes de la universidad que se convirtió en las más multidisciplinaria de Cuba, que ha formado más de 110 mil 482 profesionales, incluidos 2 mil 98 estudiantes de 91 países. Un claustro comprometido con el desarrollo tecnológico, científico e investigativo de la nación.

La ceremonia fue presidida por el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, Viceministro Primero de Cuba y segundo jefe del la Columna 8 que comandó el Che, así como Osmay Miguel Colina, miembro del Buró Provincial del Partido en Villa Clara, Carlos Manuel Ruiz, primer secretario del Partido en Santa Clara, Alicia Alonso, viceministro de Educación Superior y Alberto López, presidente del Gobierno.

El Dr. Juan Virgilio López Palacios, alumno entonces de cuarto año de la carrera de Pedagogía, presente en el acontecimiento, recordó el suceso y realizó un profundo análisis de la trascendencia de las palabras del Che en aquella ceremonia. Precisó que Guevara accedió a recibir el Título solo a nombre del Ejercito Rebelde y de la columna que comandó porque, dijo, que su pedagogía era la de la guerra.

El Che, explicó López Palacios, expresó su concepción de la enseñanza universitaria en Cuba, en particular en la necesidad de convertirse en eslabón para el desarrollo del país y darle acceso al pueblo, vestirla de negro, mulato, gente humilde…

El profesor, también Héroe del Trabajo de la República de Cuba, reconoció los valores éticos, morales, humanos y revolucionarios del Guerrillero Heroico a quien elogió por haber estado unido a la Universidad desde los primeros días en que se gestó la batalla de Santa Clara y destacó que las ideas del Che se han hecho realidad en el desarrollo de la Educación Superior cubana.

Osana Moleiro, rectora de la UCLV, resumió los logros de la Universidad y la valía del pensamiento guevariano, quien comprendió el papel que le correspondía en el desarrollo de la sociedad, obligada a asumir los cambios que se generaban con el nuevo proceso social. Expuso también el compromiso del centro de seguir siendo baluarte de la Revolución, dispuesto a cumplir las tareas que se emanen en función del país. Asimismo Alexis González Campanioni, presidente de la FEU señaló que la joven generación es continuadora de sus ideas y obra, ejemplo que convoca y anima a seguir su legado.

El futuro asaltó Santa Clara

Con sonido de ametralladoras, canciones, marchas e himnos patrióticos, expresiones de vítores y júbilos, se rememoró la Batalla de Santa Clara, hecho definitorio para lograr el triunfo revolucionario del Primero de Enero, y lo hizo el futuro.

Niños vestidos de rebeldes con pañoletas azules y rojas asaltaron aquellos lugares en los que la Columna 8 Ciro Redondo, comandada por el Che, realizó acciones en la ciudad del centro del país, en diciembre de 1958.

Los pioneros rememoraron las acciones acontecidas en la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas, donde radicó la primera comandancia del Che en la ciudad y desde donde se gestó la batalla, así como el lugar en el que se instaló el hospital de sangre.

De igual manera se rindió homenaje a los primeros caídos durante las acciones en la carretera Camajuaní a la entrada de la ciudad, así como los hechos de la Loma del Capiro, el edificio de Obras Públicas, actualmente sede del Comité Provincial del Partido en la provincia, segunda comandancia, y del Tren Blindado.

Otros escenarios de la conmemoración fueron el Cuartel de los Caballitos, el Cuartel 31, la cárcel y la estación de Policía, instalaciones convertidas en escuelas. También la Audiencia, la Biblioteca Provincial Martí, el Hotel Santa Clara Libre y el Regimiento Leoncio Vidal.

Junto a la reedición de la batalla se rindió tributo al Guerrillero Heroico y a sus compañeros de lucha en el Complejo Escultórico que lleva el nombre de Guevara, además se efectuaron conversatorio con combatientes y protagonistas de aquella gesta.

(Tomado de Trabajadores)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también