Imprimir
Inicio » Noticias, Sociedad  »

A un año de la muerte de Aylan Kurdi, la situación de los migrantes no ha cambiado nada

En este artículo: Crisis, Europa, Migración, Turquía
| 3 |
Aylan muerto en una playa de Turquía.

Aylan muerto en una playa de Turquía.

En el recuerdo de todos está su cuerpo inmóvil y boca abajo en una playa de Turquía. Sus pantalones cortos azules y su camiseta roja. Su deseo de alcanzar Europa, sepultado en la arena tras el intento frustrado de llegar a Grecia en una precaria embarcación.

El 2 de septiembre se cumple un año desde que murió Aylan Kurdi, el niño kurdo de 3 años cuya foto dio la vuelta al mundo, removió conciencias y mentalizó a las sociedades europeas y a sus autoridades de que la peor crisis migratoria desde la II Guerra Mundial había ido demasiado lejos. La indiferencia de los Gobiernos estaba provocando que miles de personas murieran en sus intentos de tener una vida mejor, lejos de las penurias de la guerra primero y de los campamentos de refugiados después.

365 días desde la muerte del pequeño y las promesas de un futuro mejor para que no hubiese más Aylan han terminado quedando en nada…

Europa sigue rechazando a los refugiados con una política migratoria vergonzosa

Los líderes europeos se vieron sorprendidos por la magnitud de la crisis de refugiados. Ni tenían un plan, ni supieron hacer frente a una oleada migratoria de esa magnitud. Tras la publicación de la foto de Aylan, hubo en un primer momento buenas intenciones por parte de algunos países. Alemania por ejemplo llegó a acoger a cerca de un millón de refugiados. Sin embargo, pocos meses después Europa terminó cerrando la puerta a la acogida que hasta ese momento había dejado entreabierta.

Un acuerdo con Turquía, denunciado por las principales organizaciones de derechos humanos, permitía a los países europeos devolver a los migrantes que llegaran a sus costas. A cambio, mucho dinero y una serie de privilegios (el más destacado es que los turcos no tengan que usar visado en Europa). La UE se comprometió a reubicar a 160.000 refugiados,  pero de momento solo se ha hecho con poco más de 3.000. A este ritmo, tardarán 43 años, cuando el objetivo inicial era hacerlo en solo dos…

Hay miles de ahogados en el Mediterráneo

La travesía es muy peligrosa. Los refugiados cruzan el mar en precarias embarcaciones puestas en marcha por mafias que les cobran unos cuantos miles de dólares por el billete a la muerte. El objetivo de la UE era evitar que más personas muriesen en el camino, pero la falta de acción política y caminos seguros hace que millones de personas se sigan jugando la vida intentando llegar a Europa.

En lugar de intentar atajar la crisis, a través del establecimiento de vías legales y seguras para llegar a Europa o la persecución de los que se aprovechan de las necesidades de esta gente, la solución propuesta ha sido no permitir la entrada a Europa de nadie más. ¿Conclusión? Más muertes ante los ojos de una UE impasible y el Mediterráneo convertido en un enorme cementerio.

A finales de julio, la cifra casi superaba los 3.000 ahogados en 2016, según la Organización Internacional para las Migraciones. Si analizamos desde el año 2014, los números son aterradores: superan holgadamente las 10.000 víctimas.

(Con información de Blog de Javier Taeño)

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Nilya dijo:

    Dios mio, que triteza, se me ha oprimido el corazón con esta imagen

  • lili dijo:

    Uuuuyy no mas esa foto porfa , es fuerte esa imagen

  • Marga López González dijo:

    Es una triste realidad, pero por favor no publiquen mas esa foto, que Dios lo tenga en la gloria, que descanse en Paz.

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también