Imprimir
Inicio » Noticias, Economía  »

El Fondo Monetario ve un futuro sombrío, pero sin crisis

| 1 |
Maurice Obstfeld, economista-jefe del Fondo Monetario Internacional.  Foto: Bloomberg

Maurice Obstfeld, economista-jefe del Fondo Monetario Internacional. Foto: Bloomberg

El Fondo Monetario Internacional alertó sobre riesgos para la economía mundial, como una mayor desaceleración en China y en las economías emergentes, pero dijo que “no contempla” una nueva crisis en el futuro inmediato. Revisó a la baja su previsión de crecimiento global para 2016 a 3,4 por ciento y sostuvo que la economía de América Latina y el Caribe retrocederá 0,3 por ciento arrastrada por el mal desempeño de Brasil.

La economía global alcanzaría un crecimiento de 3,6 por ciento recién en 2017, señaló el FMI en la actualización de las perspectivas mundiales. “Se proyecta que el repunte de la actividad mundial sea más gradual” que lo previsto en octubre pasado, “especialmente en el caso de las economías de mercados emergentes y en desarrollo”, apuntó la entidad financiera internacional.

Para los técnicos del FMI, la desaceleración de la economía china, la caída de los precios de las materias primas y las tensiones a las que se encuentran sometidas algunas de las principales economías de mercados emergentes “continuarán lastrando las perspectivas de crecimiento en 2016-17”.

“Afrontamos sobresaltos este año, particularmente en el mundo emergente y en desarrollo”, dijo el economista-jefe del FMI, Maurice Obstfeld, en una conferencia de prensa en Londres.

Para la economía de América Latina y el Caribe, el Fondo auguró un retroceso del 0,3 por ciento en 2016, arrastrada por el mal desempeño de Brasil. Esta previsión representa una revisión en fuerte baja de 1,1 punto porcentual con relación a las proyecciones del FMI en octubre pasado, cuando señalaba una recuperación de 0,8 por ciento. Para 2017, el FMI espera para la región un crecimiento de 1,6 por ciento.

Según los técnicos del FMI, la economía brasileña terminará el año 2016 con una marcada caída de 3,5 por ciento, después de haber exhibido en 2015 un retroceso de 3,8 por ciento. Recién en 2017, el gigante sudamericano podrá terminar estable, con crecimiento cero. En esta nueva revisión Brasil pasó a tener la más severa revisión a la baja entre las economías emergentes y las latinoamericanas, con una reducción de 2,5 puntos porcentuales.

El peso específico de Brasil en ese escenario contribuye a lastrar las expectativas de crecimiento en toda la región, señaló el FMI. “La proyección actual apunta a que el PIB agregado de América Latina y el Caribe se contraerá también en 2016, aunque a una tasa más baja que en 2015, a pesar del crecimiento positivo en la mayoría de los países de la región. Esto refleja la recesión de Brasil y otros países en dificultades económicas”, apuntó el Fondo.

(Con información de Página 12)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Grisell dijo:

    Qué feo está

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también