Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Denuncia Argentina maniobras de interferencia en proceso electoral

| 1 |

Bandera ArgentinaUna audiencia el viernes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) constituye una clara maniobra política para interferir en el proceso electoral que define el domingo el nuevo presidente argentino, denunció el Gobierno.

La Cancillería divulgó la carta de su titular, Héctor Timerman, a la dirección de la CIDH en la que rechaza como inaceptable, inadmisible e improcedente la vista pública que ese órgano programó dos días antes de los comicios para evaluar la “Situación de la independencia judicial en Argentina”.

El ministro la califica de “burda operación político-mediática para interferir en el proceso electoral argentino orquestada por sectores vinculados a la oposición y al Grupo Clarín”.

La nota publicada por el diario Clarín con fecha 16 de octubre -remarca- “es evidencia de ello y de la explícita instrumentalización política que se está haciendo de la propia audiencia y del rol de la Comisión”.

La misiva recuerda que hace un mes la embajadora argentina ante la OEA, Nilda Garré, explicó al secretario general de la CIDH “las implicancias negativas de que esta organización trate un tema que forma parte del debate electoral a 48 horas de las elecciones nacionales”.

El ministro igualmente señala que Argentina participó en más de 300 audiencias de la CIDH desde 2003 “siendo ésta la primera vez que se ve obligada a no presentarse” al ser una clara operación político-mediática.

“Sería muy grave si la Comisión decidió a sabiendas igualmente participar de la operación mediática contra el gobierno argentino”, recalca su carta.

Timerman precisa que todos las asociaciones que solicitaron la audiencia actúan como “voceros de operadores políticos con intereses concretos en la elección del domingo 25”, pues funcionan como espacios políticos para quienes ejercen o ejercieron sus cargos ejecutivos.

Y las enumera: Poder Ciudadano, Asociación por los Derechos Civiles, Unidos por la Justicia y Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec).

Cita como ejemplo que la diputada por Propuesta Republicana (PRO), Laura Alonso, dirigió Poder Ciudadano hasta inmediatamente antes de postularse y un miembro de esa asociación, Álvaro Herrero, es asesor del candidato opositor Sergio Massa.

Igualmente acota que Nicolás Ducoté, Subsecretario de Asuntos Públicos en el gobierno porteño del candidato presidencial Mauricio Macri (PRO), es referente y miembro del Consejo de Fundadores de CIPPEC.

Con este accionar los solicitantes pretendieron, infructuosamente y con argucias, utilizar una herramienta que brinda el Sistema Interamericano de Protección de los Derechos Humanos para introducir un debate político durante la veda electoral que rige viernes y sábado.

De ese modo, dicha Comisión interfirió en un debate político interno, ostensiblemente alejada del mandato que la Carta de la OEA le confiere, denuncia el canciller.

Timerman impugnó asimismo el financiamiento de la CIDH, que acepta dinero de fuentes privadas o de países no americanos, sin que los Estados miembros de la OEA tengan el derecho de decidir el destino del mismo.

“Este sistema de financiamiento, criticado por nuestros países, convierte a la Comisión en instrumento de intereses políticos que nada tienen que ver con los Derechos Humanos y que sirven a los objetivos de naciones y grupos políticos que buscan interferir en los asuntos internos de nuestros países”, repudia el ministro.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Roberto Dante dijo:

    SOBRE LOS SÚPER HÉROES DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE LOS DERECHOS HUMANOS // roberto dante – Lanús, Argentina –

    Que (cito) “la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dio lugar a una operación político-mediática para interferir en el proceso electoral del domingo próximo en Argentina” es una operación en particular; pero, es solo una más de tantas intervenciones en Latinoamérica
    Cito: “ La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concluyó que Venezuela y Cuba deben permanecer en la lista negra debido a las permanentes violaciones que califican de “masivas, graves y sistemáticas” de los derechos humanos “

    – ¿De qué libertad y humanidad nos hablan los Profetas de la CIDH?
    De aquella que financió a los talibanes en Afganistán para detener el avance de la URSS. , Y luego los declararon “terroristas” cuando se opusieron a los intereses imperialistas de EEUU sobre su territorio nativo. Es el discurso de la doble moralidad.

    < Algunas falsedades sobre el manoseado derecho humano a la libertad de prensa

    Esta línea de pensamiento me permite confirmar como equívocos (o, ¿interesados?) los dichos del politólogo Murillo Zamora cuando, con liviandad, afirma: “En algunos países hay medios que, durante los procesos electorales, hacen manejos sesgados de la información para favorecer a determinado candidato y obstaculizar a sus rivales; como en Nicaragua, Argentina e incluso Costa Rica”.
    Sorprendente – como la CIDH -, nada dice sobre EE.UU.; porque no se puede hablar de Latinoamérica sin incorporar los planes estratégicos del imperialismo para las Naciones que la componen. Como ignorar el pacto de silencio entre los comunicadores y la Casa Blanca cuando Eisenhower aprobó la financiación de la invasión a Cuba; o los acuerdos de la CIA con los grandes medios de expresión Latinoamericanos para inducir y sostener las Dictaduras militares de los años 60 y 70; o el silencio ante la creación de varias cárceles “secretas” (para supuestos terroristas) en Medio Oriente, hasta que El Pentágono tuvo que revelar su existencia gracias a Wikileaks; sin olvidar la inhumanidad de la cárcel de Guantánamo . Creo que son demasiadas lagunas sobre hechos inducidos por el mismo Sujeto histórico.
    La libertad y la democracia son figuras retóricas literarias para los Grandes Poderes Económicos del Mundo. Esto también es silenciado por la CIDH.

    Bien sabemos que estos Medios “dicen lo que dicen”, pero “NO hacen lo que dicen”. Manipulan la palabra. Nos hablan de “libertades”, “de Derechos Humanos”, “de…”, mientras trabajan para los dueños del poder.
    – ¿Los pueblos Latinoamericanos?
    A pesar de la grisura y la impostura de los mensajes mediáticos y de “tantas” Comisiones sobre los Derechos Humanos, se rebelan (accionan); ya no se tragan las letras venenosas.

Se han publicado 1 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también