Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Los romances de Bill Clinton entran en la campaña presidencial de 2016

| 6 |

Bill+Clinton+barbara streisand

Hillary Clinton aparece como la favorita para la candidatura demócrata a la presidencia de Estados Unidos; sin embargo, sus enemigos políticos comienzan a echarle manos a los trapos sucios de la familia. Primero fueron las inesperadas declaraciones públicas de Monica Lewinsky, y ahora son varios los libros que apuntan a los romances pasados y actuales del marido de la posible candidata y ex presidente, Bill Clinton.

El periodista Daniel Halper, editor de la revista conservadora The Weekly Standard, lanzó el libro Clinton INC: The Audacious Rebuilding of a Political Machine, donde repasa la vida amorosa de Clinton antes y durante su gestión en la Casa Blanca (1993-2001). Además, revela que su mediática relación con la becaria Monica Lewinsky fue utilizada por gobiernos extranjeros para chantajear al entonces presidente.

Según Halper, antes de la relación de Clinton con Lewinsky -que hizo tambalear el gobierno del presidente-, el marido de Hillary tuvo otros romances, algunos relacionados con la industria cinematográfica, según cita el diario El Mundo.

Entre las ex amantes de Bill Clinton, el periodista mención a la actriz Barbra Streisand, que era una de sus mayores contribuyentes para su campaña política, y la británica Elizabeth Hurley.

También para demostrar el “poder de seducción” del ex jefe de Estado, el libro también asegura que Clinton conquistó a Lencola Sullivan, quien supo ser Miss Arkansas, representando al estado donde nació el ex jefe de Estado y donde fue gobernador.

Halper fue más allá y contó que, antes de ser presidente, Clinton salió con una estudiante en California, a quien en una salida habría intentado forzarla a tener sexo, aunque la mujer nunca presentó cargos en su contra.

Chantaje

El libro de Halper también relaciona la vida sexual de Clinton con su gestión como presidente. Es que, según reveló, las “conversaciones eróticas” entre Lewinsky y él fueron interceptadas por autoridades de Israel, Rusia y Gran Bretaña, y usados como arma de extorsión.

El periodista cuenta el caso concreto de un pedido de Benjamin Netanyahu , en ese momento en su primer mandato como primer ministro de Israel, que utilizó esos audios para exigir la liberación de un espía norteamericano que había trabajado para ellos, Jonathan Pollard. Sin embargo, el presidente americano no pudo satisfacer ese pedido por presiones de la CIA.

Clinton llegó incluso a saber de la filtración de sus llamadas y le advirtió a Lewinsky sobre ello. “Puede que nos hayan escuchado”, le dijo a la joven becaria en ese momento, y le aconsejó que si alguien le preguntaba al respecto, ella debía decir que se trataba de bromas inocentes, según una extensa investigación de un equipo de abogados que trabajó para Lewinsky durante la etapa del escándalo, y que ahora han visto la luz.

Según esos documentos, Lewinsky les dijo a sus abogados que Clinton sabía que lo estaban escuchando, pero que las conversaciones de corte sexual eran para él una forma de excitación.

Conversaciones de este tipo pero con otras mujeres, como una con quien charló “amigablemente” durante un viaje a las Islas Seychelles, fueron registradas también por el gobierno británico.

La nueva amante

Mientras Halper se centró en el pasado, el periodista Ronald Kessler habla sobre el presente de las infidelidades de Bill Clinton. En su próximo libro, The First Family Detail: Secret Service Agents Reveal the Hidden Lives of Presidents, el autor cuenta que el ex presidente, y hoy referente del Partido Demócrata, tiene una relación casual con “una rubia pechugona” a la que el Servicio Secreto denominó extraoficialmente como “Energizer”.

Kessler, reconocido por cubrir temas relacionados al mundo de los servicios secretos (como el escándalo de los agentes que custodiaban a Barack Obama y contrataron prostitutas en Colombia) ,revela en su libro que ninguna de las normas de protocolo son respetadas cuando Energizer llega a la casa del ex mandatario a bordo de su vehículo SUV, muchas veces minutos después que Hillary deja la casa Westchester.

“No la detengan, no se acerquen a ella, sólo déjenla que ingrese”, es la orden que tienen los agentes, según el informante de Kessler.

Energizer, quien es descripta como una “rubia pechugona y voluptuosa”, es además “simpática y agradable, y a veces lleva galletas a los agentes”.

Según Kessler, los agentes están preparados además para avisarle al ex presidente, de 67 años, cuando su esposa está por regresar a su casa. El libro revela que una vez la advertencia llegó demasiado tarde, y “los agentes tuvieron que sacar a Energizer” como pudieron.

El libro le va a caer mal a la mujer de Bill no sólo por esta nueva revelación sino además porque, según Kessler, los agentes la consideran “desagradable” y “hostil”.

Hillary, de 66 años, que se encuentra en éste momento de gira por el país para presentar su nuevo libro, continúa sin definir si se presentará como candidata a la presidencia en las elecciones del 2016, aunque sugirió que le gustaría tener una oficina “con pocos ángulos”, en alusión al Salón Oval de la Casa Blanca.

(Tomados de La Nación)

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Critickall dijo:

    Un poco “amarillista” el artículo.
    Realmente me importa un bledo la vida amorosa y sexual del Sr. Clinton.

  • Corona dijo:

    Hay que ver que la política es ” cochina”. Ahora comienzan a sacar los ” trapos sucios” a Bill Clinton para desprestigiar la carrera política de Hillary hacia su elección como candidata por el Partido Demócrata. Creo que Clinton fue uno de los presidentes ” menos malos” en cuanto a su política exterior. No creo que su esposa haga un mejor papel que él en la presidencia de EE. UU.

  • Máximo dijo:

    que tiene que ver esto con la línea editorial de Cubadebate. Da asco.

  • Braulio dijo:

    Nos estamos convirtiendo en unos chismosos…

  • El amarillo dijo:

    Bueno, cual es temor, qué ha hecho Clinton que no hayan hecho otros.

  • Emilio dijo:

    Podemos o no enterarnos de la vida íntima de los políticos de esta talla, simplemente no la leemos. Lo que es indiscutible es la influencia que tienen para el devenir de las campañas, como ha sucedido con múltiples mandatarios. El giro de la nota no es enterarnos de los chismes sino su impacto en la campaña del 2016.

Se han publicado 6 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también