Imprimir
Inicio » Noticias  »

La banca española dejó sin casa a 50.000 familias en 2013

| 5 |
Banco de España en su sede de Madrid. Foto: Archivo

Banco de España en su sede de Madrid. Foto: Archivo

Más de 49.600 familias, en concreto 49.694, perdieron su casa en 2013, un 11 % más que un año antes, principalmente por decisión judicial pues hubo 28.173 desahucios, un 18,5% más que en 2012, según los datos publicados por el Banco de España.

A pesar de este aumento de los desahucios, en el 92,7% de los casos se trató de inmuebles que estaban vacíos, 26.113, frente al 7,3% restante, 2.060 viviendas, que estaban ocupadas y fueron desalojadas por orden de un juez, un 36,3% menos que en 2012. Esto explica que la entrega de viviendas con intervención de las fuerzas del orden cayera un 57% en 2013, hasta 147 casos.

Al margen de los desahucios, las familias también perdieron su casa en 2013, tras llegar a un acuerdo con el banco para entregarla, lo que se produjo en 21.521 ocasiones, un 2,6% más que en 2012.

Pese a la presión social, las entidades han reducido menos de un 10% la entrega de primeras viviendas, hasta 17.907. Hubo un total 16.173 daciones en pago, sólo un 1,3% más que un año antes, con una reducción del 13,15% en el caso de viviendas habituales, hasta 13.178, y un aumento de 3,7 veces en otras viviendas, hasta 2.995.

En total, teniendo en cuenta desahucios y entregas voluntarias, casi el 80% de las 49.694 viviendas cedidas por las familias el pasado año, exactamente 38.961 propiedades, eran el domicilio habitual, un 0,23% menos, y las 10.733 restantes eran otro tipo de viviendas, por ejemplo, segundas residencias, un 88,5% más.

De estas 10.733 viviendas que no eran el domicilio habitual, 7.119 cambiaron de mano por decisión judicial, un 60,4 % más, si bien 6.727 propiedades estaban vacías, un 65 % más que un año antes. En el caso sólo de primeras viviendas, la mayoría, unas 21.054, fueron entregadas al banco por decisión del juez, un 8,9 % más; mientras que en 17.907 casos las familias accedieron de forma voluntaria, un 6,6 % menos.

A pesar de lo dramático de las cifras, si se tiene en cuenta el número total de viviendas en España con hipotecas, que ascienden a 6,46 millones, los 49.694 inmuebles entregados apenas representan un 0,77 % del total. De forma general se puede considerar que cada vivienda entregada corresponde exactamente con una familia, aunque no debe obviarse que en algunos casos puntuales, que el Banco de España no detalla, una misma familia ha podido perder más de una vivienda.

El Banco de España publicó por primera vez en mayo de 2013 datos relativos a procedimientos judiciales hipotecarios respecto a viviendas basándose en una encuesta a un conjunto representativo de entidades, si bien manifestó que iba a solicitar regularmente esta información a todas las entidades cada seis meses. A principios de 2014 afinó los datos del conjunto de 2012 y publicó los de la primera mitad de 2013, que ya no se trataban de una encuesta sino de datos de todas las entidades procedentes de un requerimiento mediante circular del supervisor.

(Tomado de LibreRed)

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Facundo dijo:

    No creo que sean muchas mas familias que las que tenemos aqui a causa de los derrumbes. Y por favor moderador, no hagan como siempre y publiquen este comentario.

    • Fernando dijo:

      ¿Se ha quedado bien agusto con su comentario? Nos ha faltado el respeto a los españoles que denunciamos estas prácticas injustas por parte del estado y los bancos.
      No le voy a pedir que se excuse porque parece que ha perdido el respeto por los suyos también.

  • Isaias dijo:

    Detrás de un mar de números no se explica lo más importante.

    Cuando se adquiere un préstamo hipotecario la familia está obligada a devolver el préstamo con unos intereses que en estos momentos en España son aproximadamente del 1,5%. Normalmente la devolución hay que hacerla en unos 20 años. Si la familia no es capaz de afrontar los pagos de la hipoteca, es posible negociar con el banco para prolongar el periodo de devolución y pagar menos cada vez. Los bancos suelen aceptar porque lo que quieren no son viviendas, sino dinero.

    Si aún así la familia no puede pagar, puede optar por vender la vivienda y pagar la deuda con el dinero de la venta. Normalmente la venta de la vivienda supone más dinero que la deuda, con lo que la familia suele quedarse con algo de dinero extra. Esto sucede porque normalmente la familia ya ha pagado parte del valor de la vivienda. Sin embargo, a veces no sucede porque el precio de las viviendas en España está bajando, con lo que por ejemplo, puede darse que la familia pidiese 200.000 euros al banco y haya pagado ya 30.000 euros, pero solo sea capaz de vender la vivienda por 150.000 euros, con lo que no solo se quedará sin casa, sino que mantendrá una deuda de 20.000 euros.

    Aquí hay una variante: en ocasiones en el contrato con el banco se especifica una cláusula de dación de pago, que quiere decir que la deuda con el banco se salda con la entrega de la vivienda, sea cual sea el valor de mercado de la vivienda. Esa es la cláusula que miles de familias españolas se están arrepintiendo de no haber incluido en sus contratos de hipotecas. ¿Por qué no lo hicieron?: a veces por desconocimiento y otras veces porque la inclusión de esa cláusula se traduce en pagar unos intereses mayores al banco. Esa cláusula no se tenía en cuenta porque históricamente el precio de la vivienda en España no dejaba de aumentar, con lo que las hipotecas eran bastante seguras: si no eras capaz de pagarlas siempre podías vender la vivienda y sacarte un dinero extra por el aumento de precio. El problema es que ahora el precio de la vivienda en España ha bajado un 30% desde su pico en el 2008, con lo que muchas familias se encuentran con que no solo pierden la vivienda, sino que después de perderla siguen teniendo una deuda con el banco.

    Por eso muchos defienden que la cláusula de dación de pago sea obligatoria, lo cual plantea el problema legal de que las leyes no se pueden modificar de forma retroactiva.

  • Abel dijo:

    Es desafortunado ver como estas cosas siguen pasando en el mundo y como muchas personas se quedan sin casa, las casas que han habitado su vida entera, de la noche a la mañana.
    ¿Qué hacer para frenar este tipo de cosas inhumanas que retrasa la evolución del hombre y lo desacredita como un ser social?

    • Isaias dijo:

      Abel, creo que no sabes como funcionan las hipotecas en España.

      Nadie se queda sin casa después de vivir en ella “toda la vida”. Las hipotecas se firman para devolver el dinero como mucho en 20 años. Debido a las matemáticas no compensa devolver el dinero en más de 20 años ya que las cuotas mensuales son casi iguales a 20 años y a 30. El motivo es técnico y me aburre tener que explicarlo.

      Esto quiere decir que si alguien lleva viviendo “toda su vida” en su casa, casi con total seguridad la hipoteca la habrá pagado y nadie le puede echar de la casa porque la casa es suya. Y te puedo asegurar que en España, como país capitalista que es, el derecho de propiedad se respeta.

Se han publicado 5 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también