Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Cuba actualiza su política de inversión extranjera

En este artículo: Cuba, Inversión extranjera, Política
| 26 |

Foto de Proyecto de Ley de Inversión ExtranjeraPor René Tamayo

Ofrecer mayores incentivos a la inversión extranjera y asegurar que la atracción del capital foráneo contribuya eficazmente al desarrollo económico del país son premisas del Proyecto de la nueva Ley de la Inversión Extranjera, que será discutido por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Representan, a la vez, principios que tienen como pilares —como ha de ser aquí en Cuba— la protección y el uso racional de nuestros recursos humanos y naturales, y el respeto irrestricto a la soberanía e independencia de la República.

El próximo sábado, cuando el Parlamento se reúna en sesión extraordinaria, convocada por el Consejo de Estado para debatir esta norma jurídica, se habrá recorrido un largo camino cuyo más reciente capítulo fue su análisis «en campaña» por el 92 por ciento de los diputados del máximo órgano de poder del Estado.

José Luis Toledo Santander, presidente de la comisión de Asuntos constitucionales y jurídicos de la Asamblea Nacional, informó en un encuentro con la prensa que la propuesta de Ley fue preliminarmente debatida —según las prácticas cotidianas del legislativo— en cinco encuentros regionales, en los cuales coincidieron 565 diputados de todas las provincias del país, y varias decenas de invitados.

En las reuniones de trabajo de los legisladores nacionales se emitieron 47 planteamientos, la mayoría dirigidos a esclarecer dudas y preocupaciones, mientras que siete cuestiones fueron recogidas e incluidas en el proyecto.

Antes de llegar al plenario, el documento será nuevamente sometido a examen este viernes, en una reunión conjunta de la comisión de Asuntos económicos y la de Asuntos constitucionales y jurídicos, en la cual los diputados habrán de concertar los dictámenes que ambas presentarán a la Asamblea en pleno.

Toledo Santander comentó durante el «tope» informativo de la víspera con reporteros de medios nacionales y provinciales, que el viernes todos los parlamentarios tendrán también una reunión en la que se explicará «uno a uno» el destino de cada planteamiento hecho por ellos en los eventos regionales.

No importa que quienes los hicieran quedaran satisfechos en los encuentros realizados. Se volverán a comentar, señaló el Presidente de la comisión, poniendo en claro de esa forma el talante democrático del Parlamento, y las largas jornadas que los legisladores dedican a su trabajo, aunque en apariencia se piense que solo se reúnen algunos pocos días del año.

Alto valor científico-técnico

Al evaluar el Proyecto de la nueva Ley de la Inversión Extranjera, Toledo Santander expuso que este tiene un alto valor científico-técnico. En él participaron más de una veintena de organismos y entidades, incluidas universidades.

En el encuentro, promovido por la Asamblea Nacional y el círculo Jurídico-Parlamentario de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), participó también —entre otros especialistas— Déborah Rivas, directora general de Inversión del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex).

La experta reiteró que como bien se señala en el Proyecto —adelantado a los reporteros para su información con vista a la sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional de este sábado—, la nueva Ley responde a los «cambios que tienen lugar en la economía nacional como consecuencia de la actualización del modelo económico».

La propuesta de Ley —enfatizó Rivas— se rige por los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución, en especial por los apartados del 96 al 106, dedicados al sector externo, y otros 40 lineamientos que tocan de alguna manera la inversión extranjera.

El proyecto fue antecedido por el estudio de la actual norma legal —Ley 77, de noviembre de 1995—, las leyes al respecto de otros países y un diagnóstico de las inversiones extranjeras en el país.

Explicó la Directora General de Inversión del Mincex que esto generó un diagnóstico, una estrategia y una política que ahora ganará cuerpo legislativo, tras lo cual finalmente deberá ser aprobada por los diputados.

La política para la Ley de Inversión Extranjera incluye 34 principios generales y 11 principios sectoriales. Esto último elimina un vacío —señaló Rivas—, pues antes no existía claridad sobre qué se quería hacer por sectores. Ahora se ponen en pie firme las políticas sectoriales para atraer capital.

La nueva norma que resulte aprobada estará acompañada, además, de su Reglamento, un instrumento del que careció la vigente Ley 77 de la Inversión Extranjera, explicó la especialista. «El Reglamento explica al inversionista extranjero todo lo que debe hacer» para concretar sus objetivos, enfatizó.

Bien para todos

Según el proyecto que debatirán los legisladores, Cuba puede, por medio de la inversión extranjera, acceder a financiamiento externo, tecnologías y nuevos mercados. También, insertar productos y servicios criollos en cadenas internacionales de valor, y generar otros efectos positivos hacia la industria doméstica, contribuyendo así al crecimiento de la nación.

Subraya, además, que la inversión extranjera en el país se orientará a la diversificación y ampliación de los mercados de exportación, el acceso a tecnologías de avanzada y la sustitución de importaciones, priorizando la de alimentos.

También se dirige a la «obtención de financiamiento externo, la creación de nuevas fuentes de empleo, la captación de métodos gerenciales y la vinculación de la misma con el desarrollo de encadenamientos productivos, así como al cambio de matriz energética mediante el aprovechamiento de energías renovables.

El proyecto que se expondrá en la Asamblea Nacional busca proveer a los inversionistas extranjeros de plena protección y seguridad jurídica. Sus inversiones, por ejemplo, no podrán ser expropiadas, salvo motivos de utilidad pública o interés social previamente declarados por el Consejo de Ministros.

Esta última situación se realizaría, no obstante, en concordancia con la Constitución y los tratados internacionales suscritos al respecto por el país, y con la debida indemnización, establecida por mutuo acuerdo, pagadera en moneda libremente convertible, y con un árbitro que satisfaga a ambas partes.

Pocas excepciones

Según explicaron José Luis Toledo Santander y Déborah Rivas, la inversión foránea podría ser autorizada en todos los sectores, excepto en los servicios de salud y educación a la población y todas las instituciones armadas, salvo en sus sistemas empresariales.

Sobre las modalidades de inversión extranjera que se aplicarán, aclararon que el Proyecto de Ley propone que sean realizadas en calidad de empresa mixta, contrato de asociación económica internacional o empresa de capital totalmente extranjero.

Los «contratos de asociación económica internacional» clasificarían en las modalidades de contratos a riesgo para la exploración de recursos naturales no renovables, la construcción, producción agrícola, administración hotelera, producción o servicios y para los contratos de prestación de servicios profesionales.

Protección al trabajador

Sobre el régimen laboral en las actividades de la inversión extranjera, el Proyecto de Ley establece que en estas ha de cumplirse la legislación laboral y de seguridad social vigente en el país, según las adecuaciones que se establezcan en la propia normativa y su reglamento.

Se propone, por ejemplo, que los trabajadores que laboren en estas actividades serán, por lo general, cubanos o extranjeros residentes permanentes en Cuba, mientras que las personas no residentes permanentes que se contraten estarían sujetas a las disposiciones de inmigración y extranjería vigentes.

También se propondrá a los parlamentarios —quienes decidirán en definitiva la letra «grande y chiquita» de esta Ley, el venidero sábado— que el personal cubano o extranjero residente permanente en el archipiélago que preste servicios en las empresas mixtas, sea contratado por una entidad empleadora propuesta por el Mincex y autorizada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Solo se exceptuarán de este régimen los integrantes de los órganos de dirección y administración de la empresa mixta. Al respecto Déborah Rivas señaló que el objetivo de estas entidades empleadoras no tendrá un fin recaudatorio.

El pago, además, se realizará en moneda nacional y por mutuo acuerdo entre la empresa mixta y la entidad empleadora, sin mediaciones de terceros, como hasta ahora ha sido.

Aligerando carga

El Proyecto sometido a consideración de los legisladores prevé para los inversionistas foráneos un régimen especial de tributación que es realmente ventajoso.

Tal es el caso de la exención del pago del impuesto sobre los ingresos personales a los inversionistas extranjeros socios en empresas mixtas, o partes en contratos de asociación económica internacional, por los ingresos obtenidos a partir de los dividendos o beneficios del negocio.

También se les aplicaría a estos y a los inversionistas nacionales (que siempre serán personas jurídicas, dentro de lo que se incluye a las cooperativas —al parecer tanto agropecuarias como no agropecuarias) un tipo impositivo del 15 por ciento sobre la utilidad neta imponible.

Se eximiría del pago de impuesto sobre utilidades a las empresas mixtas y partes en los contratos de asociación económica, por un período de ocho años a partir de su constitución —y el Consejo de Ministros podrá extender el período—, entre otros beneficios sobre el tema.

No obstante, según consta en el proyecto facilitado a la prensa, cuando «concurra la explotación de recursos naturales, renovables o no, puede aumentarse el tipo impositivo sobre utilidades, por decisión del Consejo de Ministros. En este caso puede elevarse hasta un 50 por ciento».

Las empresas mixtas y los inversionistas nacionales y extranjeros partes en contratos de asociación económica internacional, o las empresas mixtas, también podrían ser beneficiadas con bonificaciones de hasta el 50 por ciento en varios impuestos, según sea el caso.

Expediente verde

El Proyecto de Ley que se discutirá definitivamente el próximo 29 de marzo busca ofrecer —como señalamos al inicio— mayores incentivos a la inversión extranjera y asegurar que la atracción del capital foráneo contribuya eficazmente al desarrollo económico del país. No obstante, esto ocurre en el contexto del desarrollo sostenible del país, lo cual implicará —según la Ley a debate— una atención acuciosa a la introducción de tecnología, la conservación del medio ambiente y el uso racional de nuestros recursos naturales.

Así el caso, el Mincex someterá las propuestas de inversión que reciba al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), que evaluará su conveniencia desde el punto de vista ambiental y las decisiones respectivas.

En caso de daño o perjuicio, el responsable estará obligado al restablecimiento de la situación ambiental anterior y a la correspondiente reparación o indemnización, según sea el caso.

Otra tarea del Citma será proteger y gestionar la propiedad intelectual necesaria para garantizar la soberanía tecnológica del país. No puede olvidarse que nuestro mayor patrimonio es la capacidad e inteligencia de nuestras mujeres y hombres.

Estamos, como se puede ver, ante una propuesta de Ley necesaria y demandada. Lo que decidan los diputados cubanos este sábado marcará parte de la economía futura: esa próspera y sostenible que queremos. La «bandeja» está servida. Pero no nos hagamos ilusiones. No será fácil. La nueva Ley de la Inversión Extranjera no será una varita mágica. Y si lo fuera, más de un enemigo preferirá perder un ojo, un brazo, y hasta dos, por tal de romper el hechizo, o denigrarlo.

(Tomado de Juventud Rebelde)

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Yumisisleidys Soto dijo:

    Debe quedar muy claro algo, y ojalá sobre eso se hable:
    ¿Podremos los cubanos invertir libremente en Cuba como lo podrá hacer un chino, un venezolano o un español?

  • coyote dijo:

    Buena noticia, esperaré la ley para dar un comentario, no me gusta comentar lo que “dicen que dice”, es mejor comentar lo que vi.

  • Roman dijo:

    Me parece muy interesante y necesaria actualizar la ley de inversion extranjera, pienso que debe ser abierta a todo el que quiera invertir en cuba sin ponerle trabas porque es la via mas factible para que el pais reciba financiamiento fresco y tecnologia avanzada. No me gusta la idea de poner una entidad empleadora para la contratacion a trabajadores para las diferentes empresas que se creen porque siempre que ponen alguien en el medio que sea el que apruebe ya comienza la posibilidad de corrupcion y trabas burocraticas. Debia ser por libre contratacion y que el mismo inversionista elija con quien quiere que su empresa trabaje y no por el que la agencia le mande. Lo demas esta por ver, lo que si hace falta es que sea una ley totalmente flexible y que de entrada al capital lo mas rapido posible porque la economia lo necesita de inmediato para empezar a avanzar en todos los sectores ya que la prioridad es general, tanto en la indusria como en los servicios. Ojala y de los resultados que necesita la economia cubana y no se convierta en engranaje burocratico que lejos de atraer capital lo aleje aun mas. Hace falta que sea debatido con la profundidad necesaria y no se convierta en levantar la mano y aprobarla sin tener en cuenta la importancia que esta reviste para el desarrollo que esta por ver hace muchos años.

  • almagorstein dijo:

    Muy bonita la carátula, pero POR QUE NO PUBLICAN EL DOCUMENTO COMPLETO?

    • GERARDO dijo:

      Espera un poco a que la Asamblea la discute y apruebe. Después compra la Gaceta Oficial y la tendrás completica y no solo la carátula.

  • ALEJANDRO GONZÁLEZ dijo:

    DEBE SER REALIZADA CON MUCHA CONCIENCIA, PREOCUPACIÓN Y OCUPACIÓN YA QUE AQUÍ SE ABORDAN LAS INVERSIONES QUE REALIZAN OTROS ESTADOS EN NUESTRO TERRITORIO NACIONAL EN DIFERENTES ESFERAS DE VIDA ECONÓMICA POR LO CUAL SI LA LEY NO CONTIENE TODOS LOS PRINCIPIOS DEL SISTEMA SOCIALISTA PUEDE SER UN MURO DE CONTENCIÓN PARA NUESTRA SOBERANÍA

  • almagorstein dijo:

    No voy a seguir perdiendo mi tiempo en Cubadebate mientras no cambien a todos los moderadores y arreglen el acceso. Es un desastre publicar un simple comentario en este foro.

  • yarbrax dijo:

    “También se propondrá a los parlamentarios —quienes decidirán en definitiva la letra «grande y chiquita» de esta Ley, el venidero sábado— que el personal cubano o extranjero residente permanente en el archipiélago que preste servicios en las empresas mixtas, sea contratado por una entidad empleadora propuesta por el Mincex y autorizada por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.”

    Ya por ahí nos embarcamos. Es el mismo sistema de bolsa que existe en el sector emergente estatal desde los ’90. El Estado se queda con el 100% del ingreso en divisas del cubano, le paga algo así como el 10% del salario pactado (y estoy siendo ultraoptimista con esta estimación) y después le cobra el 35% de la remuneración extra que se le hace al empleado de las mixtas.

    Lo que hay que hacer es dejar que el empleador contrate directo al empleado, que el estado se quede con un por ciento decente (no me atrevo a sugerir un valor, pero echarse el 100% en el bolsillo es, cuando menos, una desvergüenza).

    De otra forma forma pueden hacer 39 Leyes de Inversión Extranjera Directa más y nada. Le sugiero que revisen lo que hicieron los chinos con sus zonas francas y sus leyes de inversiones y después ya veremos.

    ¡Ay, como me gustaría ser una mosca para ver cómo van a llevar a cabo esta discusión nuestros queridos representantes!

  • Patriota dijo:

    revisen esa foto de nuestra bandera por favor

  • vox (ppCARLITOS) dijo:

    ¿Quién y quiénes pueden invertir?

  • Pedro Antonio dijo:

    Si hubieran publicado al menos algunos artículos del Anteproyecto diríamos que la prensa esta a tono con los nuevos tiempos, por favor periodistas, editores para llevar a cabo todos los grandes retos que tenemos por delante para tener un Socialismo prospero y sostenible necesitamos de una prensa mas abierta, revolucionaria y con iniciativas, sin secretismo, al parecer es difícil que nuestros responsables de los medios lo entiendan.La ley de la Inversión Extranjera va a revolucionar la economía cubana de eso estoy seguro.

  • Yami dijo:

    Todo muy bien , pero eso de que sea una entidad empleadora.
    Ya el pasado nos demostró que en no pocas ocasiones estas se prestan para contratar al mejor postor, al mejor amigo, al familiar y no precisamenet al mejor trabajador.Hay que ser muy cuidadosos con este tema.

  • no_name dijo:

    No pense decir esto nunca, pero la inversion extranjera es necesaria, asi que actualizar la ley es correcto, solo dos cosas:

    1. No se debe permitir empresas 100% foraneas, eso es una muy mala idea, y atenta contra los principios de nuestro sistema.

    2. Mientras sea una entidad del MINCEX la que contrate a la mano de obra y no la empresa directamente estaremos condenados, los beneficios del trabajo se lo repartira el inversor y la empresa del MINCEX y para el obrero, bueno un poco de MN y nada mas… No creo que sea una buena idea…

    Gracias por este espacio.

  • Juan C dijo:

    Aunque no se ha publicado el proyecto de Ley, me atrevo a anticipar que la Ley no será lo suficientemente flexible y profunda que se requiere, como siempre tendrá limitaciones, prohibiciones y trabas burocráticas, como las empresas empleadoras, la prohibición de importar vehículos, la prohibición de importar y exportar directamente, la prohibición de que los cubanos residentes en el exterior puedan invertir en su país, entre otras más. Estas trabas se mantendrán y sencillamente no le hacemos más feliz el trabajo a los inversionistas extranjeros y a los empresarios que laboran en las sucursales que hay en el país y que apuestan por el desarrollo que necesita la nación.

  • Rene dijo:

    LLevan meses para no decir año en el “””amaga y no das”””” que acaben ya de soltar la ley o decir que no abra ley, estan anunciandoce mas que para unos quice….
    Una pregunta ¿¿¿¿¿sera ley para inversion como en todo el mundo donde los nacionales tambien participan o incluso en muchos lugares tienen prioridad, o seguimos con la discriminacion del estado hacia los nacionales???????

  • Evelia Ramirez dijo:

    Podrían cambiar la bandera parece raída y triste. Cuando debería estar nueva, llena de brios y con colores brillantes.

  • Lisandra dijo:

    Disculpen pero no entiendo por qué la bandera de la foto de portada parece sucia… Creo que si tiene una intención artística está muy dificil de encontrar, más bien puede interpretrase como un contrasentido al titular que le antecede….

  • medico 100% dijo:

    Muy muy bueno,ya era hora q se pensara en cambios en nuestra economia…..tenemos q cambiarla q hasta ahora no ha llegado muy lejos,muy muy bueno mantener nuestras obras sociales….salud,educacion,etc etc etce,he tenido la posibilidad de estar en dos aises por algun tiempo…en temas de seguridad,salud,educacion y varias cosas mas (funeraria,tramites legales con abogados,etc) me quedo con mi pais cuba al 100%,ahora con economia,posibilidades de invercion,q el estado respete y lleve seriamente un negocio o un combenio con una persona,posibilidades de prosperar en el sentido de empresario,invercionista,ganadera,muchos dirigentes bajos q estan ganado un buen salario a costilla de los q trabajan,demasiados diria yo( sabemos q el pais para tener esos logros alcanzados tiene q estar controlado,pero creanme hay demasiados q no resuelven nada) etc.,ahi en verdad no quiero ami pais,se q ningun sistema es perfecto,pero los cambios son necesarios….asi q tenemos q mantener esta nueva y buena idea,no crear burocratismo,buscar los mejores calificados para dirigir estas empresas q se crearandar derecho al pueblo a que ponga y quite a los malos empresarios,y sobre todo a respetar y llevar mucha mucha seriedad en cada negocio q se haga y en cada invercionq se realice…….viva la invercion extranjera,tampoco tenemos q dejarnos robar……necesitamos tambien mas derecho y mas seriedad con la invercion nacional,…por favor somos muchos cubanos q queremos hacer inverciones en el pais y q se nos tenga en cuenta….a lo mejor no tenemos para hacer una fabrica ,,per si para ganaderia,agricultura,textileria,dejennos invertir y adquirir recursos a nosotros tambien

  • juan dijo:

    hummm inversión extranjera, capital extranjero, es decir, para que sea posible esa inversión tiene que haber lucro. Liberalización del empleo privado y libre creación de empresas privada. Adelgazamiento del estado, sacando empleados públicos y aumento del cuentapropismo. Liberalización venta de carros e inmuebles. Hacia qué tipo de economía va Cuba? Muy buena dirección. Muy bien. Por fin.

  • Sonia dijo:

    Podran los cubanos que viven en el exterior venir a invertir en su país ? Ojalá se pueda.

  • El Liebre dijo:

    Sí, creo que es el momento y ante la apertura que se ha venido haciendo en nuestra economía, de permitir la inversión del cubano-cubano o sea ese que vive o ha vivido siempre aquí adentro y que se abra una bolsa de valores, etc donde ese cubano pueda obtener y participar en cualquier proyecto inversionista; de lo contrario serán oportunidades para los grandes foráneos y Cuba se irá repartiendo en pedazos al mundo exterior…… Ya veremos.

    • Eutelio dijo:

      pIENSO QUE no es que se descubrió el agua tibia,las inversiones es el desarrollo de un país lo que pasa que nunca entendíamos esa palabras del vocabulario económico y nos resulta bien raro en estos días ,ahora dicen que es un proceso de experimentos,que a mi entender no se debe de seguir improvisando mucho ni haciende de tanto teque y ni guateque por favor aterricemos y actuemos más dejemeos la era cretácica yaaa

Se han publicado 26 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también