Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Muere Adolfo Suárez, el presidente que cambió la historia de España

En este artículo: España, Francisco Franco
| 16

Adolfo Suárez

El expresidente del Gobierno español Adolfo Suárez falleció este domingo como consecuencia del empeoramiento de su enfermedad neurológica, informaron fuentes médicas de la clínica Cemtro donde estaba ingresado desde el pasado lunes.

Aunque el proceso neumológico que padecía remitió, la enfermedad neurológica siguió avanzando hasta su fallecimiento, según el comunicado.

Suárez fue jefe de Gobierno durante la llamada transición, período que siguió a la dictadura de Francisco Franco (1939-1975).

El expresidente sufría un agravamiento del Alzheimer que le diagnosticaron hace unos 10 años y desde 2005 ni siquiera recordaba el alto cargo que ocupó ni su papel desempeñado en la Historia española.

Figuras de diversas tendencias políticas reconocieron la trayectoria política en el complejo proceso de transición y en el intento de golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 que supuso un peligro para la joven democracia española.

Suárez fue líder del partido Unión de Centro Democrático. El rey Juan Carlos -quien fue nombrado Jefe de Estado por Franco- lo seleccionó como jefe de Gobierno y fue ratificado en ese cargo en las urnas en 1977.

Durante su mandato se aprobó en referendo la constitución en 1978 y se pusieron en marcha reformas del aparato estatal, se decretó una amnistía de presos políticos y se legalizó el Partido Comunista.

Al conocerse el fallecimiento el Rey de España afirmó que fue un colaborador excepcional que tuvo como guía su lealtad a la Corona, la defensa de la democracia, del Estado de Derecho, de la unidad y la diversidad de España.

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, lamentó el fallecimiento y expresó su convencimiento de que millones de españoles comparten ese sentimiento, por la grandeza histórica del primer presidente de la democracia.

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, reconoció “desde la discrepancia ideológica” el papel jugado por Suárez en la transición y el intento golpista y afirmó que dimitió para no ceder a los chantajes de volver a la dictadura.

A nombre del Partido Socialista Obrero Español, su presidente Alfredo Pérez Rubalcaba, expresó la pena de los socialistas por el deceso.

(Con información de Prensa Latina)

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Ma. del Carmen dijo:

    QUE DIOS LO ACOJA EN SU SENO, FUE UNA BUENA PERSONA Y UN BUEN PRESIDENTE, LE TOCO UN PERIODO MU DURO DE LA HISTORIA ESPAÑOLA, LA TRANSICION DE LA DICTADURA DE FRANCO HACIA LA DEMOCRACIA.
    PESAME A SU FAMILIA Y AL PUEBLO ESPAÑOL.

    • almagorstein dijo:

      Fue un traidor y un vendido incondicional al Rey de Pacotilla y de España

  • Fernando dijo:

    Cambiarlo todo para que nada cambiase. Hacer todas las revoluciones posibles menos la auténtica, la revolución social.
    Este artículo da asco, no se habla de su trayectoria con el régimen fascista de Franco que fue ejemplar llegando a ser Ministro Secretario del movimiento.
    Otro fascista travestido de demócrata se se va de rositas y lo peor es que consentido por los eurocomunistas que se vendieron y nos vendieron por unos cuantos sillones.
    Tenemos desnutrición infantil, pero a estos no les parece importar lo que sufrimos el pueblo.

  • Yussuf-Mbale dijo:

    Me parece muy hipócrita del Rey Juan Carlos I pronunciar esas palabras de afecto hacia el fallecido ex presidente. Cuando la historia deja en claro que una de las causas de su dimisión fue la presión de los militares españoles, sumadas a una mala sintonía entre él y Su Majestad, que nunca le apoyó como debía hacerlo la corana en un momento clave de la transición Española. En su dimisón dejó al desnudo el por qué de esta amarga decisión, “Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la Historia de España.” Esa frase marcó la historia: Los militares ya le habían presionado demasiado a la vista inmutable del heredero de Franco.
    Descanse en paz.

  • manuel cidoncha dijo:

    Monday, March 24, 2014
    “IN MEMORIAM” Y EN HONOR A TODAS LAS VÍCTIMAS
    DEL HERÓICO PUEBLO ESPAÑOL

    Otro Ministro del Generalísimo Franco
    que se escapó sin ser juzgado por un Tribunal Popular
    por cómplice de los crimenes de la dictadura.

    VIDEO de Gregorio Dionis del equipo Nizcor
    en el que se axiomatiza que
    EL SISTEMA DE IMPUNIDAD DE LOS CRÍMENES FASCISTAS
    EN ESPAÑA ILEGITIMIZA EL ‘ESTADO DE DERECHO’ ESPAÑOL:
    http://sisifocansado.blogspot.com/2014/03/in-memoriam-y-en-honor-todas-las.html

    • Isaias dijo:

      ¿Adolfo Suárez criminal?

      Pero si no mató una mosca en su vida.

  • manuel cidoncha dijo:

    Animaros, compañeros, publicarlo.
    Es hora de hacer justicia, ¿no creéis?

  • almagorstein dijo:

    Yo no sé quién es el autor de esta noticia descabellada. Este señor fue un aliado incondicional de Franco hasta su muerte. Fue DESIGNADO por el actual Rey para ser el Presidente de España, aunque después fue ratificado por dudoso consenso popular. Lo mismo que fue Franco, antes de morir, quien restableció la monarquía en España y puso al frente de ella a su actual Rey. Aquel proceso de transición fue una verdadera vergüenza para España. La derecha franquista logró EL PERDÓN del gobierno de Suárez por sus asesinatos, torturas y desapariciones durante más de tres décadas, con el apoyo y el visto bueno del partido comunista y los otros de izquierda que fueron las víctimas. “Borrón y cuenta nueva”, “aquí no ha pasado nada”, “todos a convivir como hermanos: asesinos y torturados; asesinos y familiares de los comunistas muertos…Se firmó un pacto entre la derecha franquista y la izquierda oportunista españolas de mutua convivencia. Todos juntos empezaron a jugar el juego de la “democracia”. No querían más sangre. Los muertos al hoyo y el vivo al bo…Así fue todo. Todavía hay muchos miles de republicanos comunistas cuyos restos aún no se sabe donde están. Incluso hay una ley que PROHIBE buscarlos y exhumarlos. Al tratar de buscarlos al Juez Garzón el Tribunal Supremo Español lo inhabilitó como juez de por vida… Esa Ley proviene de aquel “Pacto” firmado en 1978 bajo la presidencia de este señor: Adolfo Suárez. No creo que haya que llorar mucho por la muerte de Adolfo Suárez. Por quienes sí hay que llorar muchísimo es por las decenas de miles de comunistas españoles e internacionalistas (entre los cuales hay más de 1200 cubanos), que dieron sus vidas por la República Española y aún no se sabe dónde están sus huesos.

    • Pepe dijo:

      Yo no se quien es el autor de este comentario descabellado…

      • Fernando dijo:

        Pepe es el autor del anterior comentario descabellado.

  • almagorstein dijo:

    En los comentarios que leo aquí no prima ni la razón ni el raciocinio. El 99% de los que escriben aquí son gente sin criterio y sólo tienen una razón de estar: desprestigiar por desprestigiar, odiar por odiar, injuriar por injuriar, mentir por mentir contra la Revolución Cubana y la bolivariana. Todos ellos sin el más mínimo pudor y educación. Su placer es atacar al chavismo o al castrismo pero sin argumentos, sin pruebas, sin nada. Atacar por el placer de atacar. Parece una histeria colectiva. Todos están cortados por la misma tijera. Tal parece que responden a órdenes recibidas de los más recalcitrantes órganos de poder de los EEUU y de la oposición interna venezolana. Todos tocan el mismo cassette para tratar de que los ingenuos que entran de buena fe en este foro se lo crean. Música apócrifa rayada, antipatriótica. Ninguna piensa, porque han perdido la capacidad de pensar. Actúan como robots adiestrados, por impulsos irracionales. Incitan a la violencia impotente. Si no fuera esto tan serio me moriría a carcajadas. Pero lo único que voy a hacer es tirarles una soberana trompetilla a todos estos antichavistas y anticastristas perdedores, que lo único que les queda es eso: EL ODIO por el placer de ODIAR, como reflejo único que les queda de su total FRACASO. Son unos Perdedores acomplejados, IMPOTENTES E INCAPACES. Así son ustedes, antichavistas y anticastristas genuflexos misántropos y abyectos de pacotilla, por no decir de MIERDA.

    Yo no sé quién es el autor de esta noticia descabellada. Este señor fue un aliado incondicional de Franco hasta su muerte. Fue DESIGNADO por el actual Rey para ser el Presidente de España, aunque después fue ratificado por dudoso consenso popular. Lo mismo que fue Franco, antes de morir, quien restableció la monarquía en España y puso al frente de ella a su actual Rey. Aquel proceso de transición fue una verdadera vergüenza para España. La derecha franquista logró EL PERDÓN del gobierno de Suárez por sus asesinatos, torturas y desapariciones durante más de tres décadas, con el apoyo y el visto bueno del partido comunista y los otros de izquierda que fueron las víctimas. “Borrón y cuenta nueva”, “aquí no ha pasado nada”, “todos a convivir como hermanos: asesinos y torturados; asesinos y familiares de los comunistas muertos…Se firmó un pacto entre la derecha franquista y la izquierda oportunista españolas de mutua convivencia. Todos juntos empezaron a jugar el juego de la “democracia”. No querían más sangre. Los muertos al hoyo y el vivo al bo…Así fue todo. Todavía hay muchos miles de republicanos comunistas cuyos restos aún no se sabe donde están. Incluso hay una ley que PROHIBE buscarlos y exhumarlos. Al tratar de buscarlos al Juez Garzón el Tribunal Supremo Español lo inhabilitó como juez de por vida… Esa Ley proviene de aquel “Pacto” firmado en 1978 bajo la presidencia de este señor: Adolfo Suárez. No creo que haya que llorar mucho por la muerte de Adolfo Suárez. Por quienes sí hay que llorar muchísimo es por las decenas de miles de comunistas españoles e internacionalistas (entre los cuales hay más de 1200 cubanos), que dieron sus vidas por la República Española y aún no se sabe dónde están sus huesos.

  • toni121164 dijo:

    Randi y demás periodistas, por favor hagan un artículo donde se exponga sin tapujos la vida de este señor ,que si fué minstro del gobierno de Franco ….
    ayer escuché un programa especial por radio exterior de españa y parece que fué muy querido por todos ,¿cuál es la verdad?

  • del Centro dijo:

    por lo que veo son españoles los que escriben,,,, pq no publican la biografía de este hombre y uno saque sus conclusiones.

  • Pepe dijo:

    Cuando en julio de 1976 el rey Juan Carlos I le encargó la formación del segundo gobierno de su reinado y el consiguiente desmontaje de las estructuras franquistas, Suárez era un perfecto desconocido para una mayoría del pueblo español. No obstante, a sus 43 años, con no pocas dificultades, fue capaz de aglutinar a un grupo de políticos de su generación que habían llegado a las convicciones democráticas por diversos caminos. Supo reunir, junto a falangistas «conversos» como él, a socialdemócratas, liberales, democristianos, etc. y, entre 1976 y 1979, desarbolar el régimen franquista con la complicidad de las fuerzas antifranquistas como el PSOE y, especialmente, del Partido Comunista de España y su líder, Santiago Carrillo, que denominó a Suárez como un “anticomunista inteligente”. En esta tarea contó con la ayuda de Torcuato Fernández Miranda, entre otros, que logró la autoliquidación de las Cortes franquistas y sacar adelante el Proyecto de Reforma Política ante una recelosa oposición democrática y con la colaboración del Teniente General Manuel Gutiérrez Mellado, encargado de tranquilizar y controlar, en lo posible, a las altas esferas militares, compuestas en su mayor parte por militares que habían participado en la guerra civil y proclives al régimen franquista.
    El 15 de junio de 1977, por primera vez en España desde 1936, se celebraron elecciones generales libres. Adolfo Suárez se alzaba como vencedor de las mismas, al frente de un conglomerado de formaciones de centro, aglutinadas en torno a su persona, bajo las siglas UCD (Unión de Centro Democrático). Las Cortes salidas de aquellas elecciones, convertidas en constituyentes, aprobaron la Constitución, que el pueblo español refrendaba el 6 de diciembre de 1978.
    El 3 de marzo de 1979, Adolfo Suárez ganaba por segunda vez unas elecciones generales, e iniciaba su tercer mandato como presidente del Gobierno. Sin embargo, el triunfo en las elecciones generales quedó muy en segundo plano tras el acceso de la izquierda a los principales ayuntamientos del país tras las primeras elecciones municipales de abril. El acuerdo entre el PSOE y el PCE permitió que las grandes ciudades españolas fueran gobernadas por alcaldes de partidos de la oposición.
    Fue una etapa de gobierno llena de dificultades políticas, sociales y económicas.[9] En 1980, el PSOE presentó una moción de censura que, aunque derrotada de antemano, deterioró aún más la imagen de un Suárez desprovisto de apoyos en su propio partido.
    Finalmente, el 29 de enero de 1981 optó por presentar su dimisión tanto como presidente del Gobierno como de Unión de Centro Democrático.En su mensaje al país que duró doce minutos y fue emitido por Televisión Española a las 19:40, afirmó: Yo no quiero que el sistema democrático de convivencia sea, una vez más, un paréntesis en la Historia de España.
    Esto dio pie a pensar que renunciaba por la presión de los militares.[12] Esta teoría pareció confirmada por el intento de golpe de estado que tuvo lugar durante la investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo. Sin embargo, algunos autores, Javier Cercas, Javier Tusell y Charles Powell entre ellos, insisten en el cansancio y la falta de apoyo de la Corona como principales factores para su dimisión. Otros autores como Gregorio Morán refieren un episodio concreto que auna las amenazas militares con la falta de apoyo real, todo lo cual unido a la rebelión en marcha de los miembros democristianos de su partido, que habrían pactado ya con los de Alianza Popular, como las causas decisivas de la dimisión.
    En 1981, el rey le concedió el título de duque de Suárez en virtud a su papel en el proceso de transición

    • Fernando dijo:

      Se sabe usted muy bien el guión que marca el régimen borbónico, continuador del franquista.
      Un caramelito para reforzar su conducta bien adistrada.
      Si sus palabras no ocultasen al fascismo y sus crímenes ni le contestaría.

      • Pepe dijo:

        Pues hace bien, manténgase callado…

Se han publicado 16 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también