Imprimir
Inicio » Noticias, Política  »

Siria desmiente acusaciones de EE.UU. y confirma asistencia a Ginebra 2

En este artículo: Estados Unidos, Ginebra, Siria
| +

Siria confirmó este viernes la decisión de participar sin condiciones previas en la conferencia de diálogo de Ginebra para resolver el conflicto armado, al tiempo que acusó a Estados Unidos de emitir falsas imputaciones al respecto.

Una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores y Emigrantes alertó que el Departamento de Estado norteamericano miente cuando aduce una supuesta negativa de Damasco a tomar parte en las negociaciones pactadas para la ciudad suiza, en una fecha imprecisa aún.

La administración del presidente Barack Obama sigue mintiendo y engañando para ocultar su negativa a un diálogo pacífico entre los propios sirios en la llamada conferencia Ginebra 2, criticó la nota.

Argumentó que Washington ofrece equipamiento bélico a los terroristas del Frente al-Nusra, vinculados a la red Al Qaeda en esta nación mesoriental, con el objetivo de aplicar una política basada en la perpetuación de la violencia y el terrorismo al servicio de los intereses de Israel.

El 12 de agosto, un portavoz del Departamento de Estado alegó en una rueda de prensa que las dificultades para convocar al foro ginebrino se debían supuestamente a la indisposición del Gobierno sirio a participar sin condiciones previas.

Este viernes, el portavoz de la Cancillería rusa, Alexandr Lukashévich, afirmó que tal aseveración tergiversa la realidad y ha traído una gran confusión, mientras recordó que, al contrario de lo afirmado por Washington, es la oposición externa siria la que exige condiciones previas y, con ello, obstaculiza la celebración del encuentro.

El problema para organizar y convocar la conferencia está en que es precisamente la oposición siria la que sigue reacia a participar en el foro y plantea condiciones inaceptables para las autoridades, alertó Lukashévich.

Al mismo tiempo, instó a la Casa Blanca a cumplir su compromiso de convencer a los opositores sirios de participar en la reunión sin imposiciones.

El diplomático recordó que tanto el Gobierno sirio como el presidente Bashar al-Assad reiteraron su disposición a participar, así como respaldaron la declaración de la primera conferencia internacional sobre Siria en junio de 2012.

Los acuerdos derivados de dicha reunión que buscaban decretar el fin de las hostilidades y la conformación de un gobierno de transición integrado por todas las fuerzas políticas que preparara nuevas elecciones, entre otros aspectos, permanecen sin aplicación.

El aumento en el envío de mercenarios y fundamentalistas asociados a Al Qaeda, así como la entrega de pertrechos bélicos, recursos financieros y entrenamiento a los grupos opositores por parte de Washington y sus aliados regionales, derivaron hacia una agudización del contencioso y la exacerbación de la violencia, según reiteradas denuncias.

Tanto Estados Unidos como algunas administraciones occidentales y árabes, junto con la oposición externa siria, añaden, insisten en la dimisión del gobernante como condición previa para efectuar negociaciones que conduzcan al fin del conflicto armado.

La primera conferencia de Ginebra evitó pronunciarse sobre el papel que desempeñaría el mandatario en el propuesto Gobierno de transición.

Lukashévich también reiteró el llamamiento de Moscú a que la lucha contra el terrorismo en Siria sea uno de los asuntos clave del nuevo encuentro en Ginebra.

El Gobierno y la oposición siria deben acordar los métodos de la lucha conjunta contra el terrorismo. Los terroristas deben ser expulsados de Siria, tal como se acordó en la reciente cumbre del G-8 en Irlanda del Norte, subrayó.

(Con información de Prensa Latina)

Haga un comentario



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también