Imprimir
Inicio » Noticias  »

A un millón de familias británicas les aprieta el zapato

| 3

Bandera del Reino UnidoAlrededor de un millón de familias británicas gastan más de un tercio de sus ingresos en costos de vivienda, que los dejan muy vulnerables al endeudamiento y la pobreza, de acuerdo a un estudio divulgado hoy en Gran Bretaña.

La investigación de la Fundación Resolución concluyó que 1,3 millones de familias de ingresos medios y bajos están gastando más de lo que pueden en gastos de hipotecas, alquileres y costos de manutención, dejando a un lado costos esenciales de alimentos y servicios como el agua y la electricidad.

La mayor proporción de aquellas familias con costos de viviendas demasiado altos viven en Londres (16%), y en el sureste de Inglaterra (15%), mientras que sólo un 2% vive en Irlanda del Norte, y un 3% en el noreste de Inglaterra.

Vidhya Alakeson, subdirectora ejecutiva de la Fundación y co-autora del reporte, declaró que muchas familias en Gran Bretaña “están teniendo cada vez más problemas para encontrar casas adecuadas para sus necesidades y presupuestos”.

“Muchas veces se ven obligadas a tomar decisiones difíciles que implican no poder pagar por alimentos o servicios como el agua y la electricidad, y de esa forma hacer frente a los altos costos de alquileres o pago de hipotecas. Todo esto ocurre cuando los costos de vida están subiendo”, declaró la experta.

“Nos hemos acostumbrado a la idea que comprar una propiedad en el Reino Unido se ha vuelto un sueño imposible de concretar para millones de personas con salarios medios o bajos. En un caso típico llevaría 22 años para poder ahorrar para un depósito y así acceder a una hipoteca”, continuó.

Alakeson explicó además que las rentas privadas “también se están volviendo cada vez más caras, aunque para muchas familias sigue siendo la única opción”.

El análisis de la Fundación incluye información acerca de en qué gastan las familias británicas sus sueldos, principalmente aquellas de salarios medios y bajos.

La entidad concluyó que en muchos casos las presiones financieras son tantas, que las familias de recursos bajos se ven obligadas a dejar de gastar en muebles, vestimenta, viajes o incluso alimentos, sólo para poder pagar el alquiler o los altos costos de una hipoteca.

Todo esto ocurre cuando el gobierno británico implementó a partir del mes pasado un polémico nuevo sistema de subsidios, que tiene como objetivo principal “desincentivar la dependencia” a la subvención pública.

La nueva iniciativa fusiona muchas ayudas de vivienda, manutención, empleo y familia, como también alivios impositivos, en un único “crédito universal” mensual, que hasta ahora era aprovechado por muchas familias de escasos recursos.

El gobierno estima que 3,1 millones de familias se beneficiarán con más subsidios como resultado del crédito universal, aunque 2,8 millones de ellas podrán pedir ahora menos subvención pública, dejándolas más expuestas a la pobreza.

Grupos críticos a la iniciativa expresaron preocupaciones al indicar que el nuevo sistema dependerá enteramente de una red compleja de computación, la cual podría no estar lista para lidiar con millones de casos.

 

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • Migue dijo:

    Invito al autor del artículo a que haga una investigación sobre vivienda, costo de la vida y el salario en Cuba.

  • 1 cubano + dijo:

    Migue..contundente comentario, jamas se habla de esa parte de la realidad cubana….

  • Luis M. Teijón dijo:

    Migue, me quitaste las letras de los dedos.

    En otra ocasión también invité a un análisis crítico de nuestra propia realidad, pero entonces también hicieron caso omiso. Aquí dejo el link:

    http://www.cubadebate.cu/opinion/2012/09/01/el-estado-de-malestar/

    Saludos,

Se han publicado 3 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también