Inicio » Noticias, Salud  »

Desvelarse aumenta el riesgo de padecer diabetes y otras enfermedades

19 abril 2012 | 4

desvelarse-arruina-la-saludCada vez hay más personas que trabajan por la noche. Muchos adolescentes se desvelan hasta muy tarde y luego se mueren de sueño en clase porque se tienen que levantar muy temprano.

Cabecear cuando uno maneja no es el único riesgo de desvelarse. Existe una creciente evidencia de que la gente que por lo general duerme muy poco y a la hora indebida sufre consecuencias duraderas que una siesta no puede curar: Un creciente riesgo de diabetes, males cardíacos y otros problemas de salud.

“Tenemos una conspiración social para quedarnos sin dormir”, comentó Russell Sanna de la división de medicina del sueño, de la Escuela de Medicina de Harvard, quien asistió a una conferencia de TEDMED la semana pasada donde los científicos calificaron la pérdida del sueño como uno de los principales retos del cuidado de la salud.

¿Qué tan perjudicial es? Tengamos en cuenta el papel que el dormir pueda tener en la epidemia de diabetes del país.

Los estudios han demostrado que las personas que duermen menos de cinco horas cada noche tiene un creciente riesgo de desarrollar diabetes del Tipo 2, el tipo que suele afectar más tarde en la vida.

La rotación de turnos de trabajo, tres o más turnos de noche al mes intercalados con el día o al anochecer, provoca riesgos también, dice un reporte reciente preparado por investigadores que analizaron años de historiales médicos del amplio Estudio de Salud de Enfermería.

La dieta y la actividad física son factores importantes en la diabetes de Tipo 2. Con toda certeza es muy difícil elegir entre una fruta y un dulce cuando uno está cansado, especialmente a las 3 de la mañana cuando tu reloj biológico sabe que deberías estar durmiendo.

Sin embargo un estudio publicado la semana pasada demuestra que el sueño desempeña una función más compleja que esa. Al reducirse el dormir y perturbar el ritmo biológico normal, el organismo sufre cambios físicos de manera que puede sentar el escenario para la diabetes, reporta el neurocientífico Orfeu Buxton, del Hospital Brigham y de Mujeres, de Boston.

El equipo de Buxton cuenta con 21 voluntarios saludables que pasaron casi seis semanas viviendo en un laboratorio donde su dieta, actividad física, sueño e incluso la luz estaba estrictamente controlada.

Los voluntarios comenzaron descansando bien. Pero durante tres de esas semanas, sólo se les permitió dormir unas cinco horas y media de cada 24 horas, variando las horas del día o la noche, imitando una mala rotación de turnos o un vuelo prolongado de cambio de hora. Eso perturbó el ritmo de su cuerpo conocido como el “ritmo circadiano”, un reloj biológico maestro que regula patrones tales como el momento en que uno tiene sueño y cómo la temperatura del cuerpo sube y baja.

Lo que sucedió fue sorprendente: el nivel de azúcar de la sangre aumentó después de las comidas, algunas veces a niveles prediabéticos, debido a que el páncreas dejó de segregar suficiente insulina, informó Buxton en la revista Science Translational Medicine.

Al mismo tiempo, el ritmo metabólico de los voluntarios se redujo en un 8%. Los investigadores los sometieron a dieta a fin de que no ganaran peso, pero Buxton dijo que típicamente un descenso metabólico de ese tipo puede significar ganar de 4,54 kilogramos (10 libras) a 5,44 kilogramos (12 libras) durante un año.

Los resultados tienen sentido, señaló el doctor Michael Thorpy, director del centro del sueño del Centro Médico Montefiore de Nueva York y catedrático de neurología en la Escuela de Medicina Albert Einstein.

“Si vamos a pasar un tercio de nuestra día durmiendo, tiene que haber una buena razón para ello”, comentó Thorpy, quien señala que la diabetes no es el único mal que debe preocuparnos.

Se calcula que más de 70 millones de estadounidenses padecen de problemas crónicos para dormir, desde insomnio hasta apnea del sueño. La falta de sueño ha sido relacionada a la presión alta, males cardíacos, obesidad, depresión, falta de memoria y un débil sistema inmunológico. Aún existe otra preocupación: la Organización Mundial de la Salud ha clasificado el turno laboral de medianoche como un probable carcinógeno, porque demasiada luz de noche puede trabar una hormona que participa tanto en el sueño como en la supresión de células de tumores.

¿No es que la gente se acostumbra al turno de noche si se quedan en éste suficiente tiempo? Buxton dice que probablemente la rotación de turnos es lo más preocupante. En su estudio, los organismos de los voluntarios volvieron a la normalidad después de nueve noches de dormir lo suficiente a la hora debida. Nadie sabe por cuánto tiempo necesitan presentarse la falta de sueño y la alteración del reloj biológico para que puedan causar daño permanente.

Thorpy, de Montefiore, dijo que los noctámbulos naturales parecen adaptarse mejor a los turnos nocturnos, pero esas personas nunca se adaptan perfectamente si regresan a horarios diurnos en sus días de descanso.

Asimismo, 30% de las personas que trabajan en la noche de manera regular tienen problemas para dormir en sus descansos o sufren particularmente de fatiga, señaló el experto, quien dijo que esta situación tiene el nombre de “desorden por los turnos de trabajo”.

Recomendaciones:

- El organismo Institutos Nacionales de Salud afirma que los adultos necesitan dormir entre siete y nueve horas diarias para tener una buena salud.

- Si trabaja en la noche, vaya directo a la cama cuando regrese a casa, recomienda Buxton. Evite demasiada luz en el camino. Thorpy asegura que la utilización de gafas amarillas o naranja durante la conducción puede bloquear la “luz azul” de onda corta que estimula a las personas a mantenerse despiertas.

- Permita que la luz natural le mantenga a tiempo su reloj biológico para el sueño, se recomienda en el portal de Harvard sobre cultura para dormir. La luz matutina del Sol es crucial para la mayoría de las personas. Para las personas que trabajan por la noche, un aumento en la luz brillante al atardecer antes del anochecer les modificará el reloj interno, explicó Buxton.

- Para cualquiera, una habitación debe tener color oscuro, sin ruido y estar fresca para que invite al sueño. Evite la cafeína, el alcohol y situaciones de tensión emocional cerca de la hora de dormir. No encienda aparatos electrónicos. Es muy útil acostarse y levantarse a la misma hora todos los días.

(Con información de AP)

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

  • DGM dijo:

    Estoy embarcado, jejeje, por el camino que voy no duro mucho.

  • Dilan dijo:

    Bueno cada día se descubre mas sobre las causas de las enfermedades y la muerte, pero…..¿cuándo nosotros, los mortales de zapatos duros, cucharas en el bolsillo y tiempo recortado, tendremos una buena lista de recomendaciones para que, a pesar de no soltar el tipo de zapato, que con orgullo calzamos, la cuchara en el bolsillo, puesto que aprendimos a alimentarnos mientras estamos en las ergonómicas trincheras y la escases de tiempo, pues, nada de fórmula para estirarlo, recuperarlo,almacenarlo, etc, etc, podamos ver opciones atractivas que nos permitan mantener un nivel de salud física y mental para seguir en nuestra persistencia de hacer felices a quienes amamos y protegemos, buena falta haría porque no somos pocos, juraría que somos millones en el mundo, me gustaría encontrar ese consejero que con fuertes evidencias nos explicara ese método que más que curativo debe ser adaptativo, pues los tiempos que nos esperan no parecen ayudarnos a soltar tan arraigado calzado y tan oportunas costumbres con la cuchara, y del tiempo ni hablar, entonces; venga la respuesta que con anhelo esperamos.

  • José De Jesús Tejada Maury dijo:

    Por: José de Jesús Tejada Maury
    Miembro CNP

    LA DIABETES: UNA ENFERMEDAD METABÓLICA INDUCIDA

    Desde el año 1879 se descubre el primer endulzante artificial.
    A partir del año 1980 se inicia la elaboración de la hormona insulina con biotecnología a través de ingeniería genética con inversión de más de 700 millones de dólares, la cual se empieza a comercializar en el año de 1982,coincidencialmente en este período se implementa el uso de los edulcolorantes artificiales por autorización de la FDA y la OMS-tan es así que entre los años 1980 y 2011 se triplicó el porcentaje de afectados por esta “enfermedad incurable y de causas desconocidas”, manejando la falacia de causas autoinmunes o de un “mecanismo complejo que no se ha podido establecer”.
    La diabetes comercial se produce, cuando en el mundo existen más de 1,5 millones de productos alimenticios, medicamentos y refrescos que contienen edulcolorantes artificiales, los cuales al llegar al organismo, engañan al cerebro y al páncreas, que desencadena una producción de insulina destinada a regular el aporte de azúcar y como consecuencia de esto se produce un estado de hipoglucemia. Después que el organismo identifica que no se trata de azúcar natural, cuando se ingiere nuevamente los edulcolorantes artificiales, se reducen las secreciones de insulina, el problema surge cuando se vuelve a ingerir azúcar natural, ya que el organismo quedó preparado para los edulcolorantes artificiales, y continuará provocando así que se incrementen los valores de glucosa en la sangre, con estas variaciones de hipoglucemia y de hiperglucemia, se provoca “caos dentro del funcionamiento pancreático”. Lo curioso de esto es que los endulzantes artificiales vienen mezclados con azúcares naturales, ¿será para mantener el negocio de la insulina y similares? Pero hay otro detallito: los endulzantes artificiales son elaborados con metanol (veneno: daños a órganos), y otros derivados del alquitrán de hulla (bencenos, toluenos: cancerígenos). Eso estamos consumiendo,por ello tenemos niños obesos, diabéticos, con artritis juvenil, con “enfermedades raras”. Llamadas “degenerativas” con el sofisma de “genéticas” o “autoinmunes”.Es decir, la diabetes se presenta cuando el organismo no reconoce los endulzantes naturales,ya que el pancreas y el cerebro han sido engañados y desinformados para que repondan sólo a los endulzantes artificiales Para mi concepto.la diabetes es una sola,la comercialización de la salud ha hecho varias clasificacines de acuerdo a sus interes de mercado, es un caso anómalo que se haya triplicado el porcentaje de diabétcos, justamente desde el mismo año en que se empieza a comercializar la insulina fabricada con ingeniería genética y que justamente se haya nombrado en la FDA a un personaje que tiene mucha relación con las industrias de los edulcolorantes y con la industria faramacéutica.Es más lamentable que prestigiosos endocrinólogos sugieran el consumo de endulzantes artificiales y se imponga su consumo a través del Código de alimentos autorizado por la ONU a través de la OMS.
    Ninguna autoridad de salud o académica se pronuncia al respecto, sino que andan en el limbo buscando la etiología de la diabetes en dónde no deben.Sin embargo el tratamiento debe seguir una pauta de reencauzar al organismo a que que reconozca nuevamente los endulzantes naturales mediante lo que he denominado reseteo pancréaticoneurocerebral ,el cual se trata de un proceso de desintoxicación e ir empezando a introducir gradualmente los endulzantes naturales con miel de abejas(no trasgénica),melasa, panela(que no contenga aditivos químicos,menos con azúcares elaboradas con cereales y tubérculos transgénicos). Les aconsejo seguir consumiendo bebidas con endulzantes naturales(miel,melasa,panela),para que el páncreas no se vuelva perezoso y responda a éstos endulzantes naturales, lo mismo que el cerebro vuelva a recuperar su actividad neurotrasnmisora para reconocer los endulzantes naturales, para que se restablezca el suministro de insulina por parte del páncreas y el hígado pase a alamacenar la glucosa y el metabolismo redirija los excesos hacia el tejido adiposo,el cual quedará disponible como reservas de energía para desempeñarnos en nuestras actividades, o si tenemos muy poca actividad tratar de consumirla en forma de ejercicios físicos.
    Además debemos consumir productos que contengan aminoácidos esenciales como la valina que ayuda a mantener en equilibrio los niveles de azúcar en la sangre pero que Infortunadamente han venido desapareciendo de nuestras dietas(ahora comprenderán los lectores el porqué muchas trasnacionales apoyan a los alimentos transgénicos) también ir evitando el consumo de productos que contienen endulzantes artificiales(consultar listado en internet: recuerden que son más de 1,5 millones de productos),de allí la campaña de la Liga de Dabéticos(irónicamente subsidiada por los fabricantes de edulcolorantes artificiales) y especialistas de recomendar los endulzantes artificiales y los productos Light.
    Se ha desinformado a la comumidad al decirle que el exceso de azúcar(no especifican cuál y en qué productos se encuentran), produce diabetes, cuando los excesos de glucosa en el organismo se almacenan en el hígado como reserva de energía bajo la forma de glucógeno y el resto pasa a formar parte del tejido adiposo.Más preocupante si en alimentos de consumo masivo se adicionan “excipientes” que inhiben los precursores y síntesis de algunas proteínas.
    Si nuestros gobernates tuvieran la más remota idea de éstos procesos metabólicos, estrategias comerciales y de guerra aplicadas al organismo humano,serían más sensatos al sentarse a negociar Tratados de Libre Comercio.(TLC) con paises que precisamente propugnan estrategias al servicio de intereses comerciales y no al servicio del ser humano,conllevando al deterioro en la calidad de vida de nuestros pueblos,poniendo en juego nuestra salud,regalando nuestra soberanía alimentaria,

    Email:jotema044@gmail.com

  • odalis dijo:

    El comentario de José de Jesús, me confirma lo que siempre crei de toda la gama de comida chatarra que venden para diabeticos es que tienen el mismo sabor que los que no son etiquetados para diabeticos,el azucrin que se usa mucho para endulzar café, etc.,es pura química dulce y el sabor es horrible, las galleticas dulces, los refrescos con gas, etc.,saben a medicamento. Siempre he sido renuente a los edulcorantes artificiales, y amiga de lo natural, en mi familia hay unos cuantos diabeticos y siempre les digo que el consumo de los azucares naturales les va a hacer mejor efecto que eso, pero no me hacen caso,y resulta que la unica que no es diabetica soy yo.

Se han publicado 4 comentarios



Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Vea también